Espacio publicitario

"Fracasar aquí simplemente no era una opción"

Victoria de la reforma fiscal de Trump es opacada por la trama rusa

La primera gran propuesta legislativa que logra sacar adelante en casi un año en la Casa Blanca

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, atiende a los medios de comunicación en la Casa Blanca

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, atiende a los medios de comunicación en la Casa Blanca 

EFE

  • DPA

02 de diciembre de 2017 17:00 PM

PARA COMPARTIR

Trump lográ que el Congreso apruebe por primera vez una de sus reformas

Congreso estadounidense da luz verde a la reforma fiscal de Trump

Washington.- El presidente estadounidense, Donald Trump, está a punto de conseguirlo: su reforma fiscal está muy cerca de hacerse realidad, pero igual de cerca están los investigadores que le acechan por el escándalo de la presunta injerencia rusa en las elecciones de 2016 que le auparon a la presidencia. 

Eran casi las 3:00 de la madrugada del sábado cuando Trump volvía a tuitear tras una poco común larga pausa: tras un "viernes negro" relacionado con las investigaciones por el escándalo ruso, los republicanos en el Senado le proporcionaban una victoria que necesitaba con urgencia, reseñó DPA.

Con su aprobación en el Cámara, la anunciada rebaja fiscal de Trump se convertía en la primera gran propuesta legislativa que logra sacar adelante en casi un año en la Casa Blanca en el que prácticamente ha gobernado por decreto

Lo desesperadamente que Trump y su partido necesitaban esta victoria quedó en evidencia en la forma en que se logró sacar adelante este borrador de ley, cargado de reformas de amplio alcance tanto para los ciudadanos como para las finanzas públicas del país. 

Los republicanos se despidieron también definitivamente de una de sus reglas de oro, la disciplina presupuestaria, a cambio de beneficios para empresas y para ricos

Fue necesario hacer cambios casi hasta el último minuto para poder convencer a los senadores reticentes a la reforma dentro de las propias filas republicanas.  

Al final, un montón de papel con regulaciones confusas que prácticamente nadie leyó entero: una concesión para la senadora Susan Collins de Maine, otra para Ron Johnson de Wisconsin y otra más Steve Daines de Montana. 

Y complejas reglas de aritmética para poder recaudar el billón de dólares que se espera aumente el déficit público en la próxima década. Porque con ello, los republicanos se despidieron también definitivamente de una de sus reglas de oro, la disciplina presupuestaria, a cambio de beneficios para empresas y para ricos. 

Al final quedó claro que lo único importante era aprobar la reforma fiscal, cualquiera que ésta fuera. "Fracasar aquí simplemente no era una opción", resumía el senador republicano Lindsey Graham. Tras el fracaso de los esfuerzos de acabar con el "Obamacare", la reforma sanitaria deñBarack Obama, no lograr sacar adelante el proyecto fiscal habría sido "nuestro fin como partido", aseguraba. 

Y así pareció constatarlo también Trump, que volvió a echar mano de Twitter para alabar los "mayores recortes de impuestos de la historia de Estados Unidos". "Algo bonito" crecerá de esta reforma, prometía después ante los periodistas antes de partir a Nueva York. 

Sin embargo, sus declaraciones siguieron a horas de silencio en la red, en los que probablemente contenía la respiración sobre lo que ocurría en el Senado. Y también tras un día de horror para el partido después de que su ex asesor de seguridad nacional Michael Flynn admitiera que mintió al FBI sobre sus contactos con Rusia durante la campaña electoral. 

Porque aunque el presidente se esforzara hoy por restar importancia a las declaraciones de Flynn y asegurara no estar preocupado, sino "muy, muy feliz", lo cierto es que las declaraciones tienen amplia repercusión para su más estrecho entorno. 

Porque todo parece indicar que Flynn habría dejado en evidencia la implicación directa de Jared Kushner, yerno de Trump, en los contactos con Rusia antes de su llegada al poder. Y de confirmarse, el fiscal especial que investiga el escándalo, Robert Mueller, estaría prácticamente a las puertas de la Casa Blanca. 

Esa es una de las muchas razones que ponen un interrogante sobre la medida en que Trump y los republicanos podrán beneficiarse de su reforma fiscal. Porque tras las declaraciones de Flynn todo parece indicar que el escándalo ruso va a continuar un tiempo, acompañando a Trump y a la Casa Blanca probablemente hasta las elecciones al Congreso de noviembre de 2018. 

Hoy es quizá el primer día de un nuevo Partido Republicano, uno que sube los impuestos a las clases medias", dijo el demócrata Chuck Schumer tras la votación nocturna. 

Se esperan nuevos titulares y revelaciones que podrían ir más allá, pues el nombre de Donald Trump Junior suena también cada vez más fuerte en el escándalo. 

Y si el escándalo ruso amenaza con crecer, los eventuales logros de la reforma fiscal podrían explotar: porque aunque en las próximas elecciones de medio término Trump podría atraer a donantes ricos con la medida, los expertos recuerdan que históricamente las bajadas de impuestos se han tenido poco en consideración a la hora de votar. 

También ocurrió con Obama, que vinculó su programa económico en 2009 a rebajas fiscales. "En la Casa Blanca tenemos la impresión de que nadie lo registró", cuenta el ex asesor económico de Obama Jason Furman. 

Más podría disgustar a los votantes que en los próximos años resulte que deben pagar más impuestos en lugar de menos, como alegan los demócratas en la oposición.  

Ya está claro con qué eslogan podrían concurrir a las elecciones al Congreso: la reforma fiscal, un regalo para los ricos. "Hoy es quizá el primer día de un nuevo Partido Republicano, uno que sube los impuestos a las clases medias", dijo el demócrata Chuck Schumer tras la votación nocturna. 

¿Podría ser la reforma fiscal una mera victoria pírrica para Trump? Nadie se atreve a hacer pronósticos. Al menos Trump consigue cerrar el año con una victoria en el Congreso, pero en medio del clima político envenenado que impera en estos momentos en Washington, sus críticos se alegran de que las declaraciones de Flynn le aguaran la celebración. De hecho, esta mañana los noticieros hablaban más de Flynn que de la reforma impositiva. 

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

ENCUESTA

Espacio publicitario

Espacio publicitario