Espacio publicitario

Turquía y EEUU más unidos contra ISIS pero difieren por las milicias kurdas

Washington seguirá manteniendo la misma posición con respecto al YPG, según lo adelantó Biden ayer en Estambul en una entrevista con diputados de tres partidos turcos, cuyo contenido ha sido recogido por el diario Milliyet.

Turquía y EEUU más unidos contra ISIS pero difieren por las milicias kurdas

Vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden junto al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.(AP)

AP |

23 de enero de 2016 15:48 PM

Estambul, Turquía.- La visita oficial del vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, a Turquía para estrechar la colaboración en la lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI o ISIS) concluyó este sábado con gestos de amistad, si bien las dos partes no parecen haber superado sus discrepancias respecto a Siria.

La actitud hacia las milicias kurdosirias YPG, dependientes del Partido de la Unión Democrática (PYD), estaba en el centro del debate, dado que Ankara critica el respaldo que este grupo, cercano a la guerrilla kurda de Turquía, el PKK, recibe de Estados Unidos en el marco de la lucha contra el ISIS, destacó Efe.

Washington seguirá manteniendo la misma posición con respecto al YPG, según lo adelantó Biden ayer en Estambul en una entrevista con diputados de tres partidos turcos, cuyo contenido ha sido recogido por el diario Milliyet.

La discrepancia de EEUU y Turquía respecto a las milicias kurdas en Siria fue destacada en las noticias aparecidas hoy en la prensa turca e internacional, no confirmadas por la Casa Blanca, según las cuales militares estadounidenses colaboran con las YPG en la ampliación de un aeródromo en territorio kurdo en el noreste de Siria.

"Consideramos las YPG como una organización que lucha contra el ISIS. No nos parece correcto interpretar nuestra colaboración con el PYD como si fuera una colaboración con el PKK. El PYD para nosotros no es equiparable con el PKK", dijo Biden en la mencionada reunión.

En cambio, Ankara sí equipara al PKK con el PYD, como reiteró hoy el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, en comparecencia de prensa conjunta con Biden, con quien previamente mantuvo una reunión de tres horas a puerta cerrada que calificó de franca y sincera.

Davutoglu insistió dos veces durante su intervención ante la prensa en que el PYD es indudablemente parte del PKK, del que recibe "abiertamente apoyo".

"Tres elementos constituyen una amenaza para Siria y Turquía: primero el régimen (del presidente sirio, Bachar Al Asad), cuya opresión bárbara causa oleadas de refugiados; en segundo lugar, desde luego, el Dáesh (ISIS), cuyo terror bárbaro es un crimen contra la humanidad", dijo Davutoglu.

Entre esas amenazas, Davutoglu mencionó también a la YPG, de la que dijo que "realiza actos de limpieza étnica contra los árabes y turcomanos en las regiones que controla y apoya el terrorismo en Turquía".

Biden mantuvo la sonrisa y subrayó la buena sintonía con Turquía en la lucha contra el Estado Islámico pero optó por no entrar en la polémica respecto a las milicias kurdosirias delante de su anfitrión.

"Pensamos igual en lo referente al Estado Islámico, Frente Al Nusra y PKK", se limitó a decir el vicepresidente estadounidense.

Acto seguido expresó su respaldo a la lucha militar de Ankara contra el PKK, señalando que la ruptura de las negociaciones con la guerrilla "no dejaba otra opción".

"Estoy seguro de que la gran mayoría de los kurdos quiere vivir en paz, pero el PKK no ha mostrado voluntad ni inclinación alguna para ello. Espero que ustedes no abandonen los intentos de promover una solución política, pero mientras tanto deben hacer lo que hacen para proteger a la población", manifestó Biden.

También en el conflicto entre Bagdad y Ankara por la presencia de tropas turcas en Bashika, un campo de entrenamiento de iraquíes cercano a Mosul, Biden se mostró cercano a las posiciones de Turquía, de la que alabó su "contribución" en la lucha contra los yihadistas.

Davutoglu subrayó que el envío de instructores militares a la zona de Mosul se había hecho precisamente porque en noviembre de 2014, Biden pidió un apoyo "más activo", y que su único fin es expulsar al grupo terrorista de Mosul y alejarlo de las fronteras turcas.

Según el diario turco Sabah, que cita fuentes de la oficina del primer ministro turco, Biden y Davutoglu incluso se comprometieron durante su entrevista a lanzar nuevas iniciativas conjuntas en torno al campo de Bashika para avanzar en la lucha contra el ISIS.

El vicepresidente de Estados Unidos llegó a Turquía después de entrevistarse el viernes en la localidad suiza de Davos (donde acudió al Foro Económico Mundial) con el primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, a quien parece que no llegó a convencer para que acepte la presencia de tropas turcas ante Mosul.

Ayer mismo, Abadi volvió a exigir que Ankara retire sus militares, asegurando que desconocía las intenciones turcas al entrenar a voluntarios iraquíes locales en Bashika, campo situado entre Mosul y la región autónoma del Kurdistán iraquí.

Joe Biden se reunió ayer con diputados de tres partidos turcos - el cuarto, el nacionalista MHP, declinó la invitación - así como con representantes de la sociedad civil percibidos como opositores, algo que anoche también suscitó críticas de Davutoglu.

Tras su entrevista con el primer ministro, Biden fue recibido por el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y esta noche volverá a Washington. EFE

Espacio publicitario

Nombre:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Espacio publicitario

Espacio publicitario

ENCUESTA

DESDE TWITTER

Espacio publicitario