Espacio publicitario

Rafael Quintero López: embajador de Ecuador en Venezuela

"El socialismo se construye dentro del capitalismo"

Sostuvo que en Ecuador "no decimos que estamos construyendo el socialismo. Para nosotros el socialismo puede ser un proyecto que puede estar enmarcado  en un movimiento político, como en efecto ha estado presente en nuestras sociedades".

  • FRANCISCO OLIVARES

19 de marzo de 2017 09:00 AM

Actualizado el 20 de marzo de 2017 13:41 PM

PARA COMPARTIR

"El socialismo se construye dentro del capitalismo"

Rafael Quintero López, actual embajador de Ecuador en Venezuela antes que político es un académico. Pero desde esa posición y siendo un hombre de izquierda, muy activo en el acontecer nacional, promovió en su país a comienzos de este siglo una alianza política para producir cambios profundos en las políticas públicas. Así nació la Alianza País que agrupó a las principales fuerzas de la izquierda socialista y que llevó al poder en 2006 a Rafael Correa. Ese proceso que se enmarcó en el llamado Socialismo del Siglo XXI, a diferencia de Venezuela, ha logrado indicadores favorables en el campo económico, en la producción agrícola, en la educación, permitiendo así una importante estabilidad política. Sin embargo enfrenta por primera vez un proceso electoral que en una segunda vuelta pudiera perder el apoyo popular del que disfrutó durante diez años. 

-¿El éxito electoral de ese  movimiento de unidad de los socialistas tuvo para los ecuatorianos alguna inspiración o influencia en el socialismo promovido por el venezolano Hugo Chávez?

-Sí, indudablemente hay un vínculo entre la Revolución Bolivariana y esta propuesta de la búsqueda de un nuevo tipo de modelo para pensar y crear una sociedad más justa en varios lugares de América. Nosotros en el Ecuador,  luego del  derrumbe del socialismo real,  el colapso del socialismo europeo,  vimos que  mucha gente de izquierda también se derrumbó espiritualmente. Pero hubo  núcleos de trabajadores, de campesinos, de intelectuales, entre los cuales me incluyo, en los que no nos ocurrió eso, sino que veíamos que claramente había  orientaciones equivocadas sobre las cuales nos habíamos distanciado, como lo fue la tesis leninista de la dictadura del proletariado, esa fue una tesis sobre la cual habíamos adquirido una distancia, afincando nuestro pensamiento  en la  experiencia allendista.

Salvador Allende fue 4 veces candidato a la presidencia de Chile y siempre lanzó la tesis de la vía electoral al socialismo, que significaba ir a crear un consenso  para tener una mayoría, llegar al Gobierno y desde el Gobierno, que es una parte del Estado, hacer una reforma del Estado en un proyecto socialista de larga duración.

Entonces nosotros un grupo de intelectuales a principios del siglo XXI nos reuníamos y quisimos hacer una propuesta que llamamos “Una vía alternativa hacia un modelo alternativo de desarrollo histórico”.  Publicamos un libro con ese título.  Participaron 46 autores de distintas especialidades, entre ellos estaba el economista Rafael Correa.

-Ecuador y Venezuela, a pesar  de su cercanía ideológica, han transitado y vivido experiencias muy diferentes con resultados muy diferentes. A su juicio qué los acerca y qué los diferencia del socialismo impuesto por Hugo Chávez y que ahora continúa Nicolás Maduro en Venezuela.

- Nosotros en El Ecuador no decimos que estamos construyendo el socialismo. Para nosotros el socialismo puede ser un proyecto que puede estar enmarcado  en un   movimiento político, como en efecto ha estado presente en nuestras sociedades.  Ahora  la tesis del socialismo del siglo XXI fue popularizada  por el presidente Chávez, fue difundida por el presidente Chávez.  Eso indudablemente también influyó en el pensamiento de muchos ecuatorianos socialistas. Pero en el sentido que yo lo he visto, la tesis del Socialismo del Siglo XXI es un planteamiento para el debate: socialismo versus liberalismo. No es un modelo de sociedad que se ha construido sino algo que se debe construir todavía. Las sociedades no se desarrollan de acuerdo a un modelo que ya existe antes  sino que una nueva sociedad debe justamente alimentarse de lo que  tiene la sociedad presente. El socialismo necesita del capitalismo para justamente transformar el capitalismo y superar al capitalismo pero esto es justamente un proceso que puede durar varios siglos.

Entonces una de las cosas que si nos diferencia a ambos, a Venezuela, al Ecuador y a Bolivia o Nicaragua, de los socialismos europeos es que los socialistas europeos pensaban que podían construir el socialismo en 20 o 30 años. Y lo que nosotros estamos planteando, los latinoamericanos  es que el socialismo existe como proyecto. El poder se adquiere por la vía electoral, la vía allendista, la vía chilena. Pero ese proceso de transformar el Estado y la sociedad de manera evolutiva con reformas.

-Pero en las corrientes del socialismo del Siglo XXI hay posturas mucho más radicales que en Ecuador y otros miembros del ALBA.

-Los radicales de izquierda los que hablan siempre de revolución, revolución,  y quieren radicalizar los procesos, es peligroso porque enardecen a la derecha que se vuelve violenta contra el proyecto socialista evolutivo. Los que tenemos estas experiencias progresistas la reforma es también algo que complementa los procesos revolucionarios de cambios profundos. Pero el socialismo se construirá en varios siglos. Si nosotros estamos planteando una sociedad superior porque redistribuye la riqueza, socializa la cultura, humaniza las relaciones sociales,  eso tampoco se puede hacer a patadas o con violencia,  hay que hacerlo consustanciando todos los elementos que el capitalismo tiene para convertirlos en elementos que favorezcan  el socialismo.

-Ecuador vivió períodos de inestabilidad, hubo dictaduras militares, crisis económicas y financieras, períodos presidenciales que fueron interrumpidos por errores y desaciertos en quienes ostentaban el poder, pero en los últimos diez años han logrado estabilidad y crecimiento económico ¿Cuáles son esos errores evitados que jugaron a favor de esa estabilidad?

-Ecuador, a diferencia de los países del cono sur, no tuvo largas dictaduras del tipo clásico como las que hubo en Paraguay, Chile o Argentina y Bolivia.  Tuvimos un golpe de Estado en 1972, encabezado por Rodríguez Lara que era un reformista, no participó en la Operación Condor en la que estaban comprometidos otros países. Él  sale en 1975  y lo sustituyen militares que sí fueron parte del plan Condor, pero tuvieron que plantear muy pronto el retorno a la democracia y llamaron a lecciones. Aunque tardaron un año en llamar a la segunda vuelta por el triunfo que era inminente del candidato de izquierda, Jaime Rondón Aguilera.

Pero tuvimos luego un período de mucha inestabilidad política porque los liderazgos políticos que asumían el poder no tenían programas de acuerdo a las necesidades de la población, eran programas impuestos por el Fondo Monetario Internacional. 

Ahora la estabilidad se logra porque hubo un programa que respondía a un diagnóstico objetivo de la realidad  de la Alianza País que concertaba a nueve organizaciones políticas. Lo que se planteó en la campaña se aplicó de manera fiel y Correa  tuvo un consenso con el que termina su segundo mandato.  Y eso indudablemente que la sociedad tiene un reconocimiento de que el Gobierno la representa. Desde luego son diez años, se cometen errores, los gobernantes son  humanos y no se puede gobernar en el paraíso.

-Revisando las estadísticas  se observan grandes  inversiones en infraestructura, en la industria, energía, agricultura y en especial en educación. A diferencia en Venezuela tenemos cifras adversas en los más importantes índices económicos, libertades y calidad de vida ¿Qué hizo diferente Ecuador para obtener mejores resultados? ¿Cuál es el secreto?

-No hay secreto. Si usted gobierna  transformando lo que se puede transformar  y si opta por una vía de transformación de lo posible como se hizo en Ecuador se puede ir avanzando.  Por ejemplo no hicimos redistribución de tierras al iniciar el proceso de la  revolución ciudadana. Se han  redistribuido tierras en el pasado pero en el Ecuador no se ha hecho una “revolución agraria”. El Gobierno postergó este tema tan delicado  de la tierra,  y optó más, en una sociedad que era ya bastante  urbanista,  por hacer  una redistribución de la riqueza  por la  vía del ingreso personal.  Para dar  servicios en educación en  el congelamiento de los servicios públicos, agua, alcantarillado, educación gratuita, vivienda. En lo agrario se modificaron muy pocas estructuras porque se piensa que esa es una tarea  pendiente para más adelante pero lo que si se hizo fue un cambio muy profundo en el sistema educativo. Nosotros teníamos 73 universidades que fueron examinadas  y las que no valían porque tenían pésima calidad fueron eliminadas. Se eliminaron 20 universidades porque eran realmente deplorables en términos  de reputación. Pero se extendió la posibilidad del acceso a la primaria a la secundaria, se incrementó el número de becas para incluso estudiar afuera. La educación fue tomada como un eje fundamental.

-Sin embargo, como usted embajador ha precisado, en el gobierno de Correa  fueron  visionarios al ver el proyecto a largo plazo, se apoyaron en la propiedad privada, hay libertad económica y han logrado manejarse, incluso con los sectores liberales y de derecha, pero a diferencia el proceso venezolano ha sido más radical con un  control más estricto sobre la economía y las instituciones del Estado.

-Claro hay diferencias. Por ejemplo el origen del movimiento liderado por Hugo Chávez tuvo su origen en una rebelión cívico militar y nuestro movimiento comienza con un triunfo electoral. Pero el presidente Chávez reflexionó y durante dos años persuadió a sus compañeros de ir a un proceso electoral renunciando a cualquier otra vía de acceso al poder como la rebelión o militar.

Pero hay algo que nosotros no hemos tenido, las agresiones que Venezuela ha vivido. Venezuela  tiene un acoso en todos los planos. Yo he estado  acá  dos años y en el informe de labores que yo presento  a la Cancillería yo  hago un recuento de lo que he visto y que llamo la encrucijada neoliberal en contra  de Venezuela en el 2016. Y la arremetida de la MUD luego del 6 de diciembre del año 2015 me ha parecido de no diálogo sino vamos con todo. Se llega al Congreso y se dice que se termina el Gobierno  el 5 de junio, donde Venezuela ha tenido una injerencia de organismos internacionales, del secretario general de la OEA.

-Entonces aprendieron de la experiencia venezolana

-Hay una diferencia  que pudo haber  provocado percepciones sobre los hechos políticos  distintos a  los que tuvimos nosotros. Tuvimos el beneficio  de enmendar  en cabeza ajena, por decir algo. Porque fue un proceso que vino luego. Aprendimos viendo los errores de otros.  Ese es un beneficio de la  historia que quizás está allí presente en nosotros.  Pero la mayor diferencia  es que nosotros no hemos tenido esta envestida brutal violenta de la derecha como la que ha tenido Venezuela en el año 2016.

-Pero Ecuador sigue siendo una economía abierta

Sí, somos una economía abierta pero es que el socialismo se construye dentro del capitalismo y con el capitalismo. La tesis del socialismo del siglo XXI propone la existencia de diversos tipos de propiedad y la propiedad privada. Cuando el Presidente Maduro habla de la nueva política económica en su informe de 2016, él está planteando un nuevo marco social con una alianza con el empresariado. El nuevo Consejo de Economía Nacional es eso. Es una invitación a que los empresarios  concurran, y si él propone un pacto de largo aliento, esos empresarios se van a sentir convocados y van a apoyar un proceso que es de cambio reformador. Yo no noto que en el año 2017 haya una recurrencia muy frecuente a la tesis del socialismo en Venezuela, que se mencione la tesis del Socialismo del siglo XXI en el discurso oficial del año 2016. Lo que se ha enfatizado es la necesidad de un nuevo pacto social que debe surgir en comitente con el diálogo, obviamente para que no haya el ataque a la economía que no haya acaparamiento, que  no haya  bachaqueo, contrabando de extracción. 

“Un cambio político en Ecuador no es el fin del mundo”

-Cómo observa el proceso electoral en Ecuador que ahora podría producirse un cambio político en la segunda vuelta ¿Afectaría ello el proyecto socialista a largo plazo?

-A lago plazo no. La segunda vuelta ha polarizado al país porque son dos contendores con propuestas distintas. La oposición lleva a un candidato que es un banquero que tuvo responsabilidad en una tragedia  humana que afectó a cientos de miles de  familias porque se congelaron las cuentas bancarias en 1999. Ocurrió lo que los argentinos llamaron un corralito bancario. En esa tragedia hubo suicidios porque afectó a miles de personas, trabajadores, sectores medios. En esos años hubo gran emigración a Europa y a Estados Unidos.

-De producirse un resultado adverso en la segunda vuelta electoral, cómo afrontaría la Alianza País una pérdida del poder.

-No creo que se produzca un resultado adverso. La Alianza País cuanta con el consentimiento de los ecuatorianos. Ganó la primera vuelta  y estoy seguro que la Revolución Ciudadana va a ganar la segunda vuelta. Pero tampoco es el fin del mundo. Cuando se han interrumpido procesos como el de  Chile  a partir del golpe de Estado de Pinochet, después de 17 años volvió  la concertación y hoy es una socialista la que dirige Chile. Violeta Chamorro, financiada por el Departamento de Estado desde Washington, después de 16 años volvió el Frente  Sandinista y retomó el proceso de darle continuidad al cambio. Esa es una de las propuestas que hace el Socialismo de Siglo XXI y así tiene que ser, una tesis que se puede ganar y se puede perder, en la que la institución electoral es fundamental para estos procesos. En todas estas victorias se demuestra que los medios de comunicación  en manos de la transnacionales imperiales no determinan la realidad, la gente tiene una acumulación histórica en su memoria, en como luchar para avanzar que ve incluso ante las campañas más multimillonarias que pueden venir de CNN  y otras transnacionales de la comunicación y no doblegan la voluntad de los pueblos. Los pueblos han adquirido mucha conciencia.

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

ENCUESTA

Espacio publicitario

Espacio publicitario