Espacio publicitario

Desenlace Electoral (I)

Primeras elecciones tras la caída de Marcos Pérez Jiménez

  • PILAR DÍAZ

12 de noviembre de 2017 09:00 AM

Actualizado el 20 de noviembre de 2017 10:46 AM

PARA COMPARTIR

Once meses después de la caída de Pérez Jiménez se realizaron las elecciones presidenciales.

Militares y civiles de la Junta de Gobierno Transitorio decidieron apostar por la democracia

El siete de diciembre de 1958, 11 meses después del derrocamiento de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez –el 23 de enero de 1958– se dan las elecciones presidenciales. 


En esos primeros comicios de la era democrática venezolana del siglo XX participaron tres candidatos: Rómulo Betancourt por Acción Democrática; Rafael Caldera por el partido socialcristiano Copei y Wolfgang Larrazábal, apoyado por Unión Republicana Democrática (URD); militar y político; quien fuera además presidente de la Junta Provisional de Gobierno ese año. 


En esa primera elección presidencial ganó Betancourt, pero Larrazábal quedó como un referente político.
Sin ninguna sospecha


“Primero hay que explicar cómo se producen las cosas en  1957 con Marcos Pérez Jiménez al frente del régimen”, indica Manuel Felipe Sierra, analista político. “En ese año se tenían que realizar elecciones presidenciales en diciembre pues se vencía el período. En medio de ese contexto autoritario deciden cambiar y realizar un plebiscito para preguntarle al pueblo si está de acuerdo en continuar con el Gobierno o cambiarlo, algo que o estaba contemplado en la Constitución”.


Una parte muy importante, se podría decir que mayoritaria del país, no acude al plebiscito, insiste Sierra, pero a pesar de eso Pérez Jiménez se da como ganador. Nadie podría afirmar –y en eso coinciden todos los actores de la época– que apenas un mes y una semana después se daría la caída de la dictadura, explicó el analista político.
Para Sierra el plebiscito puso en evidencia la debilidad de ese régimen, y a partir de ese evento se va a desarrollar de una manera apresurada una serie de manifestaciones con la participación de todos los gremios profesionales y estudiantiles. El Primero de Enero de 1958 se da una incursión aérea contra el Palacio de Miraflores, el 21 de enero una huelga general y el 23 de enero la caída de la dictadura. No se puede negar la lucha que desarrollaron partidos y sectores sociales desde la clandestinidad y desde el exilio, acotó Sierra.


Para el politólogo Carlos Romero después de formarse la Junta de Gobierno que se definió asimismo transitoria comenzó a desarrollarse un proceso muy bien ordenado y muy bien consensuado para realizar las elecciones ese mismo año.


COMPROMISO DEMOCRÁTICO

Hay un elemento que Sierra y Romero resaltan como clave en el proceso de transición que se vivió en Venezuela entre el 23 de enero de 1958 y el 7 de diciembre de ese mismo año; y es el compromiso con la democracia de los actores que formaron la Junta de Gobierno de Transición, tanto del sector militar como del civil. “En ese período de transición, a pesar de ser muy corto, se gestó el sistema político venezolano que conocimos entre 1958 hasta 1999”, resalta Romero.


Romero indicó que cuatro elementos fueron fundamentales para que se diera la transición de forma rápida: la misma Junta de Gobierno que se formó tras la caída de Pérez Jiménez se consideró de transición hacia la democracia.


Se logró un consenso entre los principales líderes políticos que regresaban del exilio para reconocer al ganador. Ese Pacto todos los conocemos como el Pacto de Punto Fijo. También se consideró  girar la política exterior hacia la defensa de la democracia.


Las Fuerzas Armadas también se volcaron en respaldar el pacto formado por los civiles; que tuvo un punto culminante cuando el propio jefe de la Junta de Gobierno, Wolfgang Larrazábal, dejó ese cargo para lanzarse como candidato presidencial apoyado por sectores democráticos del país.


“La mayor contribución que pudo hacer ese Pacto de Punto Fijo es que se pudieron establecer las bases democráticas del país, inclusive con la anuencia del Partido Comunista, que aun cuando no firmó por estar inmerso en la Guerra Fría, lo apoyó entre 1958-1959, luego vino la lucha armada, pero ese es producto de otro escenario”, dijo.
Sierra hace hincapié en los factores democráticos que existían tanto en el lado opositor –partidos, sociedad civil– como entre los que estaban en la acera que apoyaban al régimen. 


“El papel que jugaron los militares que formaron la Junta de Gobierno de Transición fue importante, en particular el de Larrazábal, un militar que tenía un espíritu democrático indiscutible”, indicó Sierra.


VOTO SACA DICTADURA

“Los procesos electorales son procesos únicos para salir de los regímenes autoritarios, por eso puedo decir que esa conseja popular que dice que dictaduras no salen con votos es completamente falso”, acota Sierra. “Ese ejemplo lo vimos también en Chile con el plebiscito de Pinochet, éste lo perdió y tuvo que salir, el voto sacó a la dictadura”, agrega.


El punto decisivo, coinciden los analistas políticos, es cuando la parte autoritaria del país se fractura y se une a la parte democrática de la sociedad.  “Es importante recalcar que en esos procesos de ruptura del autoritarismo, puede ser de derecha o de izquierda, el encuentro de la mayoría para lograr el cambio; y esa mayoría está formada por los factores que están en la oposición y los que están dentro del mismo régimen, insiste Sierra.


Para Sierra el proceso de transición de dictadura a democracia no puede ser preparado, no es escrito con anticipación; son circunstancia que se van sumando y luego son contadas, luego viene la narrativa histórica. “Son hechos políticos que se concatenan y van desarrollando todo un ambiente. Es sin duda una alianza entre lo que estaba y lo que llega”, dice.


Esos procesos no están planificados, son hechos que van sumando y el resultado sin duda es un proceso de transición en donde el que está en el lado del Gobierno saliente se une a los sectores que quieren un cambio, no es fácil diseñar y decir que queremos un período de transición de tal o cual manera, coinciden.


El fin de los regímenes autoritarios está plagado de detalles que van avanzando en una salida. Siempre está presente un componente que buscar la identificación con el lado democrático de la sociedad, concluyen.

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

ENCUESTA

Espacio publicitario

Una de vaqueros

  • ALIRIO PÉREZ LO PRESTI
16/01/2018 05:02 AM

Antes de montarse en el avión, Clint Eastwood compró una caja de puritos. Cuando Sergio...

Riqueza no petrolera

  • FRANCISCO J. ARIAS CÁRDENAS
16/01/2018 05:01 AM

Esta es la tarea que nos corresponde concretar de urgencia: producir riqueza no petrolera. Tenemos...

Espacio publicitario