Espacio publicitario

En congreso de tres días

Partido Socialdemócrata alemán decidirá si reedita coalición con Merkel

Con una militancia renuente a sellar una nueva alianza Angela Merkel, el encuentro promete intensos debates, sobre todo entre la juventud socialdemócrata, que se opone de forma categórica a repetir la constelación de Gobierno de los últimos cuatro años

El segundo partido más grande de Alemania, los socialdemócratas, planea decidir el 7 de diciembre de 2017 y durante tres días, si puede ayudar a la canciller Angela Merkel a poner fin a meses de parálisis política en la principal economía de Europa. El líder del partido, Martin Schulz, le pidió a su SPD, profundamente dividido, que le dé luz verde para conversaciones exploratorias abiertas sobre cómo unirse a Merkel en otro gobierno de coalición desde principios de 2018.  AFP / Tobias SCHWARZ

AFP / Tobias SCHWARZ

  • DPA

06 de diciembre de 2017 09:25 AM

Actualizado el 06 de diciembre de 2017 10:13 AM

PARA COMPARTIR

En las filas del SPD hay resistencia a formar una coalición que les deparó un gran revés en los últimos comicios 

También Martin Schulz, se someterá a la reelección durante el congreso que durará tres días de delibaraciones  

Berlín.- Alemania despejará la incógnita sobre su futuro gobierno a partir de mañana, día en que arranca en Berlín el congreso federal de tres días del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) en el que las bases decidirán si dan luz verde al inicio de conversaciones con la canciller, Angela Merkel, para reeditar una coalición de Gobierno. 

Con una militancia renuente a sellar una nueva alianza con el bloque conservador de la mandataria, el encuentro promete intensos debates, sobre todo entre la juventud socialdemócrata, que se opone de forma categórica a repetir la constelación de Gobierno de los últimos cuatro años, informó DPA. 

"No hay nada predeterminado ni ningún automatismo", repite a modo de mantra el líder socialdemócrata, Martin Schulz, quien durante el congreso también se someterá a reelección.  El ex presidente del Parlamento Europeo tiene ante sí una tarea complicada, obligado a conjugar los intereses de su partido con la responsabilidad de poner fin a la crisis política sin precedentes que afronta la potencia europea, incapaz de vislumbrar un Ejecutivo dos meses y medio después de las elecciones generales.  

En las filas del SPD hay mucha resistencia contra el hecho de formar una coalición, que les deparó en las elecciones generales de septiembre un revés histórico.  Los socialdemócratas anunciaron la misma noche de los comicios que pasarían a la bancada de la oposición y reiteraron el "No", dos semanas atrás, sin descartar la convocatoria de nuevas elecciones.  

La presión ha ido en aumento en los últimos días, después de que se confirmara el fracaso de las conversaciones para formar Gobierno del bloque conservador de Merkel con el partido liberal y Los Verdes. El presidente federal, el socialdemócrata Frank-Walter Steinmeier, sentó el jueves pasado a la mesa a Schulz, Merkel, y a Seehofer, y apeló a la responsabilidad de velar por la estabilidad de Alemania y de Europa.  

También desde el extranjero se alzaron voces pidiendo una nueva coalición, entre ellas, la del presidente francés Emmanuel Macron. Con este panorama, el SPD decidió dejar atrás su negativa categórica para solicitar a su militancia que autorice entablar una primera ronda de contactos con Merkel. 

Se trataría de iniciar conversaciones abiertas con la formación conservadora en aras de ver qué posibilidades hay de formar un Gobierno estable en el país bien a través de una gran coalición o en forma de un Gobierno en minoría de Merkel pero tolerado por el SPD.  

A pesar que en Alemania es un secreto a voces que los socialdemócratas constituyen el socio menor más cómodo para la eterna canciller, en el SPD son conscientes de que deben marcar distancias para no volver a ser duramente castigados en las urnas.  

De ahí que, días antes de comenzar el congreso federal, Schulz bosqueje varias líneas rojas más allá de las cuales no está dispuesto a volver a fungir como socio menor de la canciller, una condición que le valió el 20,5% de los votos en las elecciones generales, el peor resultado desde 1949. 

Schulz señaló que el SPD quiere imponer la mayor cantidad de postulados de su plataforma electoral en pos de Alemania y una Europa más equitativas.  Entre los puntos que calificó de esenciales figuran la creación de un seguro de salud igualitario, la reagrupación familiar de refugiados con estatus temporal, objetivos ambiciosos de protección climática, una jubilación contra la pobreza en la tercera edad y el derecho a volver del empleo de medio tiempo al de tiempo completo. 

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

ENCUESTA

Espacio publicitario

Espacio publicitario