Espacio publicitario

Feliz Año Nuevo 2018

El mundo se prepara con sus tradiciones para recibir el Año Nuevo

La última noche del año siempre provoca celebraciones impregnadas de supersticiones y tradiciones, muchas de ellas vinculadas a costumbres antiquísimas. Casi siempre relacionadas con la renovación y el deseo de buena fortuna

La esfera de Año Nuevo en Times Square fue probada ayer para corroborar su funcionamiento para esta noche. (Eduardo Munoz/Reuters)

La esfera de Año Nuevo en Times Square fue probada ayer para corroborar su funcionamiento para esta noche. (Eduardo Munoz/Reuters)

Reuters

31 de diciembre de 2017 12:30 PM

PARA COMPARTIR

Casi siempre, todas las tradiciones de fin de año están  relacionadas con la renovación y el deseo de buena fortuna

La última noche del año siempre provoca celebraciones impregnadas de supersticiones y tradiciones, muchas de ellas vinculadas a costumbres antiguas

El mundo entero se prepara para recibir el 2018, atendiendo a sus costumbres que con el tiempo, lejos de desaparecer, tienen matore arraigo en sus pobladores. Cada país cuenta con sus propias tradiciones y costumbres a la hora de despedir el año que se va y recibir de la mejor manera el que llega. 

La última noche del año siempre provoca celebraciones impregnadas de supersticiones y tradiciones, muchas de ellas vinculadas a costumbres antiquísimas. Casi siempre relacionadas con la renovación y el deseo de buena fortuna. Renovación muy vinculada a menudo con ritos ancestrales, según reseña la revista Absolut Viajes.


En Noruega por ejemplo, en la ultima noche no puede faltar beber de su aguardiente típico, acompañado con los deliciosos platos de pescado, y las ganchas de arroz en las que curiosamente esconden una almendra que traerá éxito al afortunado que se la encuentre.

En Españael postre debe coincidir cuando el reloj marque las 12 de la media noche, siendo ahí, cuando los medios de comunicación se posan en la puerta del Sol de Madrid, con el objetivo de escuchar las 12 campanadas recibiendo el año nuevo y con cada campanazo, se comen una uva hasta ingerir toda la docena, acompañadas de una copita de cava, tradiciones éstas muy parecidas a algunas de Portugal. En España, comer las uvas uvas al son de las campanadas es la tradición más arraigada para la noche de fin de año. Ser capaz de comerse los doce granos de uva al mismo tiempo que suenan las doce campanadas es indicativo de buena suerte. Además, aquí también existe la tradición de vestir con alguna pieza de ropa interior de color rojo para inaugurar el año, de forma que te aseguras que no faltarà el amor o la pasión en el nuevo año que comienza. No falta el tradicional brindis con vino de cava o sidra asturiana, comer turrón y polvorones. En lugares comos Canarias, es tradicional el comer almendrados, turrón y tomar vino, junto a las doce uvas del tiempoMientras en el sur de España, se hacen presentes los tradicionales villancicos flamencos para festejar luego de las doce camapanadas.

En Alemania beben vino silvestre y reciben la nueva era con cientos y miles de fuegos artificiales y petardos que iluminan el cielo.  También deja un plato con las sobras de comida que simboliza abundancia para el que se viene, de gran asombro y traen consigo la magia y la armonía para el beneficio de los habitantes de cada país.

Quizás una de las tradiciones europeas de de fin de año, más desconocidas sea la que se lleva a cabo en Dinamarca, donde existe la tradición de que los comensales rompen los platos en los que han comido tras la cena de fin de año. La tradición más antigua, dice que éstos platos deben romperse contra la puerta de familiares y amigos queridos puesto que es signo de buena suerte. Otra de las tradiciones típicas para atraer a la suerte en este país nórdico es saltar desde lo alto de una silla, una tradición de fin de año que todos repiten tras las doce campanadas, destaca la publicación.


Para los holandeses es funsamental espantar los malos espíritus con fuego y dando la bienvenida al nuevo año en la noche de “Oud en Nieuw” (nuevo y viejo) con fuegos artificiales. Durante esa noche no pueden faltar los “oliebollen” unos deliciosos buñuelos dulces, cuyos orígenes se remontan a las celebraciones de solsticio de invierno de las tribus germanas

En el Reino Unido, la tradición para fin de año en Inglaterra es lo que ellos llaman el “first footing”, o lo que es lo mismo, ser el primero en visitar a familiares y amigos tras sonar las campanadas. La llegada de este primer huésped a casa tras los primeros minutos del año, indica que la persona es portadora de suerte y es muy bien venido en la casa a la que llega. En este caso, al parece esta tradición está muy ligada a puntualidad británica que aplican incluso al finalizar el año. La visita debe llegar con algún tipo de presente, un regalo que antiguamente consistía en carbón o pan, pero que actualmente se regala cualquier tipo de presente o dinero. Tampoco pierden la ocasión de besarse bajo la hoja de acebo que cuelgan en el marco de la puerta, tradición que ya llevaban a cabo los druidas en la Edad Media

En Italia las lentejas son imprescindibles en la mesa de fin de año de los italianos, como lo es el bacalao en las mesas de todos los hogares de Portugal. Para los italianos, las lentejas representan la abundancia, el dinero y la riqueza que esperan que les traiga el nuevo año. Se comen tras sonar las campanadas y, cuantas más cucharas tomes, mayor riqueza puedes esperar. Es una tradición de fin de año que data de la época romana, cuando al acabar el año se regalaban estas legumbres.

En Viena, como en toda Austria , la noche de San Silvestre, “Sylvesterabend”, se quema incienso en las casas para protegerse de los malos espíritus .Tras la cena, todo el mundo  sale a la calle, a bailar el vals, tras el son de las últimas campanadas alrededor de la Plaza del Ayuntamiento. Incluso hay clases de vals relámpago impartidas por escuelas de danza. Según la tradición, empezar el año bailando vals, es empezarlo con buen pie. A partir de la medianoche y tras el espectáculo de fuegos artificiales del Preter, se inicia el  Silvester Pfad, una gran fiesta que se incia en el Ayuntamiento y se extiende por las calles del centro , alrededor de la catedral, como Graben y Karntner Strasse, y que inunda la zona  de escenarios con todo tipo de música, puestos de comida callejera y gente brindando con champán y “punch” (un vino caliente y especiado, llamado “Glühwein” en Alemania) para entrar en calor.

En Hungría, la última noche del año, es en honor a San Silvestre, las puertas de las casas se abren para  recibir a cualquier invitado de imprevisto. Es una noche para socializar. Durante esta noche se queman unas esculturas  llamadas “Jack Straw” que  representan a los demonios , malos espíritus  y malas fortunas del año , deshaciéndose así de la desgracia para el año nuevo. Las esculturas recorren las calles de los pueblos y ciudades antes de ser quemadas, en la noche de  Szilveszter. En Budapest el ambiente festivo se concentra alrededor de Pest, donde se corta el tráfico a vehículos hasta la madrugada .

En Dinamarca la tradición es recibir el año nuevo saltando, por lo que la gente se sube en sillas y cuando suena  la primera campanada, saltan para entrar al nuevo año con buena fortuna. Luego se brinda con champagne y se desea un feliz año nuevo a todos. Después la gente sale a la calle a tirar fuegos artificiales y la fiesta sigue hasta altas horas. También  es un signo de buena suerte encontrar en tu puerta platos rotos el día de Año Nuevo. Durante todo el año se guarda la vajilla quebrada para tirarala a la puerta de las casas de  amigos y familiares el día de fin de año. Ellos creen que tener un montón de platos rotos en la puerta de casa el primer día del año,  significa que tienes muchos amigos. 

En Escocia, se usan piezas para vestir con lunares al estilo de los que se llevan FilipinasEn este país se asocian los lunares con las monedas debido a su forma circular. También se vincula este tipo de telas a la buena suerte, por lo que las calles filipinas se visten de lunares durante el 31 de diciembre. Da igual el tipo de prenda que sea, lo importante es que si es posible, la ropa lleve al menos un bolsillo. En él se meterán unas cuantas monedas que se harán sonar cuando el reloj anuncie la media noche.

En otros lugares del globo terráqueo, como Filipinas por ejemplo, el ritual de fin de año se asocia a la atracción de la abundancia y el dinero, para ello, los habitantes de filipinas llenan las calles con telas repletas de lunares puesto que éstos, representan a las monedas. También es costumbre en este país, llevar un bolsillo lleno de monedas y hacerlo sonar tras las campanadas. 

Tradiciones de Año Nuevo en destinos lejanos 

Australia es un país multicultural, ha recibido influencias de Europa y últimamente de Estados Unidos pero se mantiene fiel a su cultura. Respeta mucho su herencia indígena. La mezcla de tradiciones se traduce en diferentes formas de vida y comida. En Australia este día se celebra en verano, con temperaturas que llegan a los 38 grados centígrados. En Melbourne, desde 1937, se celebra un evento llamado “villancicos a la luz de las velas”. La gente se reúne y canta villancicos en la víspera de Navidad. Al Santa Claus en Australia se le llama Swag Man, en las antípodas, los niños reciben la visita de este personaje, que tiene una camiseta azul y pantalones cortos. Por Año Nuevo en Sidney a las 12:00 de la media noche, se lanzan fuegos artificiales, en un espectáculo muy bonito y visto por personas de todo el mundo por televisión. Se comen los famosos pasteles y las carnes acompañadas de verduras. El plato típico es el pastel de carne. Otra de las delicias famosas del país es el Cabanossi, que es similar al salami. Se acostumbra comer carnes de animales exóticos como el canguro y búfalo.

Las calles de Ciudad del Cabo se visten de arcoiris para pasear su Tweede Nuwe-Jaar, el día primero de enero. Literalmente, el nombre que recibe este carnaval tiene que ver con el momento en el que se celebra, puesto que significa Segundo Año Nuevo. Cientos de personas salen a disfrutar de la música, el colorido y las comparsas que transitan por las avenidas. Bailes, disfraces, comida típica en esta original celebración de fin de año que ya se ha convertido en tradición.

En Japón también despiden el año con campanadas pero no doce. La tradición que recibe el nombre de joya no kane, obliga a que durante la transición de Nochevieja a Año Nuevo se toquen hasta 108 veces las campanas de los templos budistas nipones. Con cada tañido del metal se esfuma uno de los 108 pecados que el ser humano tiene por defecto en la mente, evitando así caer en la tentación de llevarlos a cabo. Entre estos pecados estaría la ira, la envidia o el deseo. Respecto a las costumbres gastronómicas, es muy típico comer «toshikoshi-soba» con la esperanza de que la fortuna de la familia se extienda tanto como este tipo de fideos largos.

En Estados Unidos, la tradición marca que debes dar un beso la noche de fin de año, tras las campanadas. Se trata de una costumbre muy extendida entre los estadounidenses, y augura un año lleno de amor. No llevar a cabo esta tradición de fin de año, significa, para un norteamericano, correr el peligro de pasar los siguientes días del año en soledad, algo a lo que pocos se arriesgan.

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

ENCUESTA

Espacio publicitario

Espacio publicitario