Espacio publicitario

Campaña Ni una menos

Los feminicidios en América Latina son una pesadilla interminable

No por casualidad la tasa de feminicidios ha aumentado en zonas de mayor auge de las maquilas, como Ciudad Juárez, México, o Tipitapa, en Nicaragua", comentó. 

La secretaria de Seguridad Multidimensional de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Claudia Paz, durante un encuentro con expertos para tratar el tema de la violencia contra la mujer. Efe

 La secretaria de Seguridad Multidimensional de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Claudia Paz, durante un encuentro con expertos para tratar el tema de la violencia contra la mujer. Efe

EFE

  • DPA

24 de noviembre de 2017 09:19 AM

Actualizado el 24 de noviembre de 2017 09:36 AM

PARA COMPARTIR

La violencia hacia las mujeres ha aumentado debido a que hay una crisis en los roles machistas tradicionales

En Nicaragua, las feministas acusan al Gobierno de no actuar ante los asesinatos de mujeres

Managua. - Una niña deambula desesperada por Managua buscando la cabeza de su madre que el marido enterró en el vecindario, después de decapitarla. Bastante más lejos, en una aldea del noreste, una campesina de 25 años es quemada viva en una hoguera durante un rito religioso, acusada de estar "endemoniada". 

Ambas escenas, que parecen sacadas de una película de horror, son reales y recientes. Corresponden a espeluznantes crímenes ocurridos este año en Nicaragua, donde la violencia contra la mujer dejó 228 feminicidios desde 2014, de acuerdo a un informe de la organización no gubernamental Católicas por el Derecho a Decidir (CDD), informó DPA. 

Según la misma ONG, 54 mujeres fueron asesinadas en el país desde enero pasado. Treinta de las víctimas murieron a manos de sus parejas o exparejas y 10 más fueron ultimadas por otros conocidos, todos ellos varones. En nueve de los casos, hubo violación antes o después del crimen. 

Cambian los nombres, pero el patrón se repite como el de un asesino en serie y la muerte cruza fronteras: Karla Estrada fue decapitada y Vilma Trujillo murió por las quemaduras de la hoguera, ambas en Nicaragua, mientras que Angeles Rawson, una bella estudiante de 16 años, fue estrangulada en un barrio de clase media de Buenos Aires, Argentina, donde en 2016 se registró un feminicidio cada 30 horas. 

Mara Castilla, que no llegó a cumplir los 20 años, apareció muerta después de haber pedido un taxi en Ciudad de México y el cuerpo de la adolescente Emely Paguero, una dominicana embarazada de cinco meses, fue hallado dentro de una maleta con huellas de tortura y violación. 

"Cada día mueren en promedio al menos 12 latinoamericanas y caribeñas por el solo hecho de ser mujeres", advirtió en octubre pasado la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). 

Según información oficial de diversos países citada por la CEPAL, 1.998 mujeres de 17 naciones del área fueron víctimas de feminicidio en 2016. 

En Centroamérica, considerada la región más violenta del mundo, la lista de feminicidios la encabeza Honduras (466), seguida por El Salvador (371) y Guatemala (211), de acuerdo a la misma fuente. 

Al ritmo que aumenta la violencia contra la mujer crece también la cifra de niños y jóvenes huérfanos por feminicidios. En Nicaragua, por citar un ejemplo, 54 menores perdieron a sus madres víctimas de asesinato en 2016 y 84 más quedaron huérfanos este año, reveló CDD. 

¿Qué pasa?, se les pregunta a feministas y sociólogos. ¿Hay un aumento del machismo y la misoginia o simplemente los feminicidios son más visibles hoy, cuando todo se publica en las redes sociales? 

"Las dos cosas: hay más violencia y hay más visibilidad", opina la periodista Mónica Zalaquett, directora del Centro de Prevención de la Violencia (CEPREV), una ONG nicaragüense que trabaja enñtemas como pandillas juveniles, delitos sexuales y violencia de género. 

"Y precisamente porque hay tanta violencia es que el silencio empieza a romperse y las denuncias tienden a masificarse en muchos países, para lo cual las redes sociales han sido un espacio importante", reflexionó la especialista. 

A su juicio, la violencia hacia las mujeres ha aumentado debido a que hay una crisis en los roles machistas tradicionales: "Los varones han perdido poder económico por el desempleo, la reducción de la capacidad adquisitiva de su ingreso, la marginalidad y la discriminación especialmente entre los jóvenes de menos recursos en nuestros países". 

"Esto coincide con la salida masiva de las mujeres del ámbito privado al público, a la vida económica, porque hoy el sistema utiliza la fuerza laboral femenina para pagar las deudas de los países pobres y para el desarrollo de las maquiladoras que las grandes empresas instalan en estos países", indicó. 

"Los hombres no han podido asimilar este cambio en las relaciones patriarcales tradicionales. No por casualidad la tasa de feminicidios ha aumentado en zonas de mayor auge de las maquilas, como Ciudad Juárez, México, o Tipitapa, en Nicaragua", comentó. 

Así, según Zalaquett, muchos hombres recurren a la violencia "para restituir su poder frente a la pérdida de poder económico en la familia, para desahogar sus frustraciones y también para obtener dinero por medio de la violencia", entrando por ejemplo al narcotráfico. 

En Nicaragua, las feministas acusan al Gobierno de no actuar ante los asesinatos de mujeres, y al grito de "Ni una menos" organizan plantones, marchas y protestas para hacer sentir al resto de la población la magnitud de la tragedia. 

"Este es un Estado criminal, porque no haceñnada para frenar los índices de violencia, el odio hacia las mujeres, la saña con que nos matan", dijo Magaly Quintana, activista del movimiento feminista,ñal señalar que 27 de los 49 feminicidios reportados el año pasado continúan impunes. 

Para la directora del CEPREV, "los Gobiernos no han comprendido el origen y las causas de la violencia de género, y por tal razón las acciones yñpolíticas aplicadasñno han tenido éxito". 

Sobre el asunto ha opinadoñincluso el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro: "Esta es una historia sin fin a la que debemos ponerle un final ya". 

"La violencia contra las mujeres y las niñas en nuestra región sigue siendo uno de los fenómenos más alarmantes: la violencia física, sexual y los feminicidios, esto es algo que nos afecta todos los días", afirmó en una reciente conferencia sobre violencia de género organizadañpor la OEA en Washington. 

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

ENCUESTA

Espacio publicitario

Los Chorros

20/01/2018 06:00 AM OPINIÓN

Al cambiar variables urbanas, se deben cumplir las disposiciones del Articulo 46 de la LOOU...

Espacio publicitario