Espacio publicitario

Kuwait retira embajador en Irán en plena crisis Riad-Teherán

"El gobierno saudí ha tomado una medida extraña cortando sus relaciones diplomáticas con la República Islámica de Irán para cubrir sus crímenes de decapitar a un líder religioso en su país'', indicó Rouhani. "Sin duda, estas acciones no pueden cubrir un crimen tan severo''.

Kuwait retira embajador en Irán en plena crisis Riad-Teherán

Musulmanes shíies manifiestan frente a la embajada de Arabia Saudí en Nueva Delhi

AP |

05 de enero de 2016 06:58 AM

Teherán.- Arabia Saudí "no puede ocultar su crimen'' de ejecutar a un destacado clérigo shií sólo con cortar las relaciones con Irán, afirmó el martes el presidente iraní, mientras los aliados del reino árabe empezaban a limitar sus lazos diplomáticos con Teherán.

Las declaraciones del presidente, Hassan Rouhani, se producían después de que Kuwait anunciara la retirada de su embajador en Irán por los los ataques contra delegaciones diplomáticas saudíes en la república islámica, informó AP.

La ejecución el fin de semana pasado del jeque Nimr al-Nimr, un clérigo shií y destacado opositor, en Arabia Saudí, agravó la rivalidad regional entre Riad y Teherán y amenaza con descarrilar los ya frágiles esfuerzos de paz para las guerras en Siria y Yemen.

Rouhani habló sobre la actual crisis diplomática con el ministro danés de Exteriores Kristian Jensen, de visita en el país, según un comunicado en el sitio web del presidente iraní.

"El gobierno saudí ha tomado una medida extraña cortando sus relaciones diplomáticas con la República Islámica de Irán para cubrir sus crímenes de decapitar a un líder religioso en su país'', indicó Rouhani. "Sin duda, estas acciones no pueden cubrir un crimen tan severo''.

La crisis diplomática comenzó el sábado cuando Arabia Saudí ejecutó a un clérigo chií, el jeque Nimr al-Nimr, y a otras 46 personas condenadas por delitos de terrorismo. Fue la ejecución masiva más numerosa en el país desde 1980.

Al-Nimr, que fue una figura central en las protestas de la minoría shií inspiradas en la Primavera Árabe, negó haber llamado a la violencia. Las noticias sobre su ejecución provocaron protestas shiíes desde Bahrein a Pakistán.

En Irán, los manifestantes atacaron la embajada saudí en Teherán y su consulado en Mashaad. El domingo por la noche, el ministro saudí de Exteriores, Adel al-Jubeir, anunció que el reino cortaría sus relaciones con Irán por los ataques, dando al personal diplomático iraní 48 horas para salir del país.

Sudán y el pequeño estado insular de Bahréin dijeron el lunes que cortarían lazos con Irán, como hizo Arabia Saudí el domingo por la noche. Los Emiratos Árabes Unidos anunciaron que distanciarían sus relaciones con Teherán al nivel de encargado de asuntos de interés, mientras que otros países difundieron comunicados criticando a Irán.

Kuwait anunció el martes la retirada de su embajador en un comunicado recogido por la estatal Agencia de Noticias de Kuwait, sin entrar en detalles. No estaba claro en un primer momento cómo se verían afectados los lazos bilaterales.

En la pequeña Kuwait conviven shiíes y suníes de forma pacífica. El país tiene el sistema político más libre de todo el golfo Pérsico.

En una misiva enviada el lunes a Naciones Unidas, Irán dijo "lamentar'' los ataques contra las delegaciones diplomáticos y prometió detener a los responsables. En la carta, el enviado iraní ante la ONU, Gholamali Khosroo, dijo que se había detenido a más de 40 personas que participaron en las protestas, y que las autoridades buscaban a otros sospechosos.

En respuesta a una carta saudí, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas condenó los ataques de manifestantes iraníes contra sedes diplomáticas saudíes. El comunicado, acordado tras horas de negociaciones, no aludía a las ejecuciones saudíes ni a la ruptura en las relaciones entre los dos países.

Arabia Saudí e Irán compiten desde hace tiempo por una posición de influencia en Oriente Medio. Su rivalidad se agravó tras la caída de Sadam Husein en Irak y el caos de la Primavera Árabe, lo que dio lugar a guerras indirectas entre ambos países en Siria y Yemen.

Otras potencias mundiales han intentado calmar las tensiones. Alemania pidió el lunes a ambas partes que reparasen sus lazos, mientras que Moscú se ofreció como mediador, según un alto diplomático ruso no identificado al que citó la agencia estatal de noticias rusa RIA Novosti.

El enviado de Naciones Unidas para Siria, Staffan de Mistura, viajaba hacia Riad el lunes con planes de visitar después Teherán. Irán, un acérrimo defensor del asediado presidente sirio Bashar Assad, y Arabia Saudí, aliado clave de la oposición, han participado en tres rondas de conversaciones internacionales dirigidas a terminar el conflicto. De Mistura ha fijado el 25 de enero como objetivo para la cuarta ronda de conversaciones.

La Casa Blanca instó a Arabia Saudí e Irán a no dejar que la disputa desbarate sus esfuerzos por poner fin a la guerra civil en Siria.

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

Espacio publicitario

ENCUESTA

DESDE TWITTER

Espacio publicitario