Espacio publicitario

ISIS expande su terror yihadista al sureste asiático

Los atacantes golpearon el corazón de la ciudad, la calle de Jalan Thamrin, donde se alinean un rascacielos de oficina detrás del otro, junto a las mayores cadenas hoteleras y cerca de las embajadas, entre ellas la francesa, española o alemana.

ISIS expande su terror yihadista al sureste asiático

Escuadrón antiexplosivos avanza por la calle de Yakarta en la que ocurrió el ataque (Reuters)

REUTERS |

14 de enero de 2016 16:48 PM

Yakarta.- Un policía vestido de civil observa los destrozos que ha dejado la detonación. Un zapato lila está tirado en el suelo y a la vuelta de la esquina los policías se agazapan detrás de un carro de la policía para escapar de la línea de tiro de los atacantes. Uno de sus compañeros está tendido inmóvil sobre el asfalto.

El terror volvió este jueves a la metrópolis indonesa de Yakarta, la capital del país con más musulmanes del mundo entero, conmocionando a los indonesios, que creían que el extremismo había desaparecido del país, destacó DPA.

El último atentado en Yakarta tuvo lugar en 2009 y dejó siete muertos. Pero detrás del ataque de este jueves se encuentra el fantasma de la brutal milicia terrorista autodenominada Estado Islámico en Irak y el Levante (EIIL o ISIS), que reivindicó hoy su autoría. "El ISIS tiene células en el Sureste asiático y también en Indonesia", dijo el jefe de la policía.

"No nos dejaremos diblegar por estos atentados terroristas", prometió sin embargo el presidente Joko Widodo a su pueblo.

Los atacantes golpearon el corazón de la ciudad, la calle de Jalan Thamrin, donde se alinean un rascacielos de oficina detrás del otro, junto a las mayores cadenas hoteleras y cerca de las embajadas, entre ellas la francesa, española o alemana.

Junto al centro comercial de la zona hay un restaurante McDonald's y un café Starbucks, donde los empleados recogen cada mañana su café para llevar de camino a la oficina. Y aquí fue donde atacaron los desconocidos. Un cliente del Starbucks resultó herido, informó la cadena en un comunicado.

Los indonesios conocen el terror de los extremismos. El grupo Jemaah Islamiyah se hizo fuerte tras el fin de la dictadura de Suharto a finales de los 90, atacando a extranjeros en muchas ocasiones. En 2002 llegaron los atentados de Bali, que dejaron 2002 muertos, muchos de ellos turistas, y en 2009 murieron siete personas en ataques contra hoteles de la capital. El mismo número de víctimas que hoy, aunque cinco de ellas eran los propios atacantes.

La unidad de la policía antiterrorista Detachment 88, entrenada por australianos, desarrolló sin embargo una lucha efectiva y ejemplar, erradicando el peligro extremista con numerosas detenciones.

"La situación ha cambiado: hoy nos enfrentamos menos a grupos organizados que a autores individuales radicalizados", señala Todd Elliott, experto en terrorismo de la firma Concord Consulting en Yakarta, a la emisora BBC.

O con células que siguen la ideología del odio de milicias como el ISIS. El movimiento radical de Oriente Medio ha seducido también a muchos indonesios: se calcula que 500 de ellos combaten en Siria y en Irak. Tantos por ejemplo como los combatientes que salieron de Bélgica, con la única salvedad de que Indonesia tiene 250 millones de habitantes y Bélgica, 11 millones.

Entre los combatientes indonesios del ISIS se encuentra Bahrun Naim, que desde Siria y a través de las redes sociales intenta animar a sus compatriotas a unirse a las filas del EI, según escribió recientemente Sydney Jones, directora del instituto de análisis de conflictos IPAC, en un análisis.

Naim saludó la planificación y ejecución de los atentados de noviembre en París en los que murieron 13 personas. "Sus lectores no son otros combatientes del EI que están ocupados. Escribe para potenciales terroristas en Java", escribía Jones. Java es la principal isla de Indonesia. "El ISIS ha conseguido tener seguidores a las puertas de Yakarta", agregó.

El politólogo Andri Wanto opina que Indonesia fue testigo durante demasiado tiempo de la expansión de las ideologías radicales y se quedó de brazos cruzados.

Entre quienes pudieron predicar el odio hasta 2011 se encuentra Abu Bakar Bashir que desde entonces está encarcelado acusado de apoyo terrorista. Actualmente vuelve a luchar ante los tribunales para conseguir una revisión de su condena.

"La ideología debe frenarse con una contraideología que abogue por un entendimiento profundo de los principios del islam", escribe Wanto, docente del instituto RSIS de la universidad Nanyang Technical de Singapur.

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

Espacio publicitario

ENCUESTA

DESDE TWITTER

Espacio publicitario