Espacio publicitario

Desempleo marca caídas regulares

Gobierno brasileño aumenta previsión de gasto para 2018 y baja el salario

El Gobierno prevé un salario mínimo de 965 reales (unos 293 dólares) para 2018, lo que supondría un ligero aumento del 2,98 % con respecto al fijado este año, cuando llegó a los 937 reales (285 dólares). "Es una estimativa con base a la previsión de la inflación", explicó Oliveira. 

El presidente de Brasil, Michel Temer, al salir del Hospital Sirio Libanés de Sao Paulo, Brasil, tras una cirugía en la próstata(Sebastião Moreira/Efe).

El presidente de Brasil, Michel Temer, al salir del Hospital Sirio Libanés de Sao Paulo, Brasil, tras una cirugía en la próstata(Sebastião Moreira/Efe).

EFE

  • EFE
  • AFP

31 de octubre de 2017 09:38 AM

Actualizado el 31 de octubre de 2017 16:06 PM

PARA COMPARTIR

El sector informal siguió siendo el motor de la recuperación del mercado laboral en Brasil

 La tasa de desempleo en Brasil siguió cayendo en el tercer trimestre de 2017cuando se situó en 12,4%

Brasilia.- El Gobierno brasileño aumentó en 44.500 millones de reales (unos 13.500 millones de dólares) la previsión de gasto público para 2018 y volvió a bajar la del salario mínimo hasta los 965 reales (unos 293 dólares), informaron fuentes oficiales. 

La revisión de estas y otras partidas serán incluidas en el proyecto de ley presupuestaria para 2018 enviado al Congreso, según señaló el Ministerio de Planificación brasileño, indicó Efe.

De acuerdo con el titular de esa cartera, Dyogo Oliveira, el aumento en el gasto público se debe a la previsión de mayores desembolsos en algunos programas federales como Bolsa Familia y Aceleración del Crecimiento. También informó de una revisión al alza de la recaudación para el próximo año, que conllevará previsiblemente un aumento de los ingresos netos del Estado brasileño. 

Por otro parte, el Ejecutivo del presidente Michel Temer rebajó en cuatro reales (1,21 dólares) la estimativa de salario mínimo, la cual ya había reducido previamente en agosto pasado en otros 10 reales (unos 3 dólares). 

Con todo, el Gobierno brasileño prevé un salario mínimo de 965 reales (unos 293 dólares) para 2018, lo que supondría un ligero aumento del 2,98 % con respecto al fijado este año, cuando llegó a los 937 reales (285 dólares). "Es una estimativa con base a la previsión de la inflación", explicó Oliveira. 

Los cambios en algunos de estos valores fueron obligados luego de que el Gobierno aumentara hace varias semanas la meta de déficit fiscal para 2017 y 2018 hasta 159.000 millones de reales (unos 48.400 millones de dólares). 

No obstante, el Ejecutivo mantuvo en el 2 % la perspectiva de crecimiento del producto interno bruto (PIB) en 2018, así como la de la inflación, que fijó en el 4,2 % para el próximo ejercicio. 

El desempleo sigue bajando gracias al sector informal 

Mientras tanto, la tasa de desempleo en Brasil siguió cayendo en el tercer trimestre de 2017, cuando se situó en 12,4%, seis décimas menos que en el segundo trimestre (13%), informó el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE). 

El retroceso fue de dos décimas respecto a agosto (12,6%), en concordancia con las expectativas promedio de 25 instituciones consultadas por el diario económico Valor, señaló AFP.

Se trata de la sexta caída mensual consecutiva, siempre bajo el impulso principal del crecimiento del sector informal, en el marco de una tímida salida de dos años de recesión de la mayor economía latinoamericana. En el periodo julio-septiembre del año pasado el desempleo afectaba al 11,8% de la población activa.  

El índice de desempleo alcanzó su récord en el primer trimestre de este año, cuando llegó a 13,7%, pero desde entonces marca caídas regulares.

En el tercer trimestre de 2017 había en Brasil 13 millones de desempleados, 524.000 menos que en el segundo trimestre, pero 939.000 desempleados más que en el mismo periodo de 2016. 

El sector informal siguió siendo el motor de la recuperación del mercado laboral.  En comparación trimestral, el contingente de personas con contrato de trabajo se mantuvo estable, en 33,3 millones de personas. 

La categoría de empleados sin contrato formal en el sector privado registró, por su lado, un incremento de 2,7%, totalizando 10,9 millones de personas. Los analistas estiman que el marcado laboral debería mejorar en el último trimestre, gracias a las contrataciones temporales de fin de año. 

El Gobierno conservador de Michel Temer aprobó este año una reforma de flexibilización del mercado laboral, en el marco de medidas de ajuste para recuperar la confianza de los inversores. 

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

ENCUESTA

Espacio publicitario

Espacio publicitario