Espacio publicitario

Actualmente se manejan varias hipótesis

Familiares de tripulantes del submarino exigen a la Armada la verdad

Enrique Balbi negó que se haya informado a los familiares de los marineros que estos estaban muertos

Una mujer coloca una bandera con mensajes en apoyo de los miembros de la tripulación del submarino ARA San Juan perdido en la cerca de la base naval en Mar de Plata, Argentina. AP/Esteban Felix

Una mujer coloca una bandera con mensajes en apoyo de los miembros de la tripulación del submarino ARA San Juan perdido en la cerca de la base naval en Mar de Plata, Argentina. AP/Esteban Felix

AP

  • DPA

24 de noviembre de 2017 20:00 PM

PARA COMPARTIR

¿Qué pasó? Familiares de tripulantes del submarino exigen respuestas

Familiares de tripulantes del submarino exigen respuestas al Gobierno y la Armada

Mar del Plata, Argentina.- Desde que la Armada confirmara el jueves que se había registrado una explosión a pocas millas de la última posición que se tuvo del submarino argentino ARA San Juan, el ánimo de los familiares de los 44 tripulantes está por el suelo. La mayoría supone el peor desenlace, pero el hecho de que no se hable oficialmente de muertos los descoloca. 

"Yo solo quiero saber lo que pasó antes y lo que pasó después", de la explosión, dijo hoy en la ciudad de Mar del Plata Luis Tagliapietra, padre del teniente de corbeta Alejandro Damián Tagliapietra, de 27 años, que se encontraba realizando un viaje de instrucción a bordo del submarino desaparecido desde hace más de una semana en el Atlántico Sur, reseñó DPA.

"Mi hijo y los otros 42 chicos y la chica no están más", dijo en referencia a los tripulantes del submarino de fabricación alemana, a bordo del cual viajaba una sola mujer, Eliana María Krawczyk. Tagliapierta habló con la prensa en una escollera, a pocos metros de la Base Naval de Mar del Plata, a la cual se dirigía el submarino y donde se encuentran actualmente varios familiares a la espera de noticias. 

"Pedir responsabilidades es ridículo. Mi único sentimiento es conocer qué pasó, conocer la verdad. Es duro, eh. Pero quiero saber si murió instantáneamente o si sufrió", dice Tagliapietra conmovido.

"Pregunté si estaban todos muertos y ... sí"  dijo Tagliapierta.

Actualmente se manejan varias hipótesis: una es que los tripulantes hayan muerto durante la explosión, la otra es que hayan muerto por la falta de oxígeno al interior de la nave o que se haya producido un milagro y estén vivos, algo que se parece más que nada a una expresión de deseo. Ninguna fue confirmada oficialmente. Aún no se hallaron el submarino ni sus posibles restos. 

Sin embargo, Tagliapietra, oriundo de Buenos Aires, asegura que a él le dieron el pésame. Según contó, le informaron telefónicamente que la explosión se había producido en una zona cercana al talud (vertiente rápida submarina que desciende desde el borde de la plataforma continental), que tiene entre 200 y 1.000 metros de profundidad. 

"Me dijeron que eso implicaba la imposibilidad de que hubiera sobrevivientes, con lo cual yo le pregunté si estaban todos muertos y sí", se quebró. Tagliapietra tomó su auto y recorrió los 400 kilómetros que separan Buenos Aires del puerto de Mar del Plata. Una vez en la Base Naval, dijo que recibió el pésame. 

Por su parte, el portavoz de la Armada argentina, Enrique Balbi, negó hoy que el jueves se les informara a los familiares de los tripulantes que estos estaban muertos. "No somos infalibles, podemos cometer errores, si puede ocurrir algo similar o parecido en la comunicación a los familiares, la Armada no va a dudar en pedir disculpas y corregir esta situación", afirmó en conferencia de prensa en Buenos Aires. 

Tagliapietra asegura que no quiere creer que las Fuerzas Armadas le estén ocultando información a los familiares para generarles falsas expectativas. "Si hicieron eso es perverso y es inhumano", dice. "(Pero) hay una disociación, lo vimos desde el primer día, entre lo que pasa, lo que se comunica humanamente y lo que se comunica oficialmente", señala. 

En la Base Naval de Mar del Plata se vivieron este jueves las primeras escenas de furia por parte de los familiares. "ÑLos mataron, mataron a mi hijo!", gritó por la mañana desde su coche, poco después de ser informado sobre la explosión, el padre de uno de los tripulantes al abandonar la base. 

"Mataron a mi hermano, porque los sacan con alambre a navegar", exclamó por su parte otro familiar que iba en el mismo auto, en una crítica al supuesto mal estado del submarino, construido en 1985. 

Itatí Leguizamón, esposa de Germán Suárez, sonarista del submarino, también tuvo duras palabras: "Yo no tengo ninguna esperanza", afirmó. "No dijeron que están muertos pero es una suposición lógica (...) Según ellos lo saben ahora, ¿pero cómo lo saben ahora?", planteó indignada.

Por su parte, Jessica Gopar, esposa del cabo principal electricista Fernando Gabriel Santilli, de 35 años, lloraba desconsolada: "Hoy es el primer día que considero venir a la base y me acabo de enterar de que me quedé viuda". 

La confusión en torno al paradero de los tripulantes y las duras declaraciones de algunos familiares tensaron la relación entre la prensa y las autoridades de la Base Naval. Hasta el jueves, no era difícil obtener declaraciones de algunos familiares dispuestos a hablar. 

Incluso se había destinado una garita circular, que supervisa el ingreso a la base, para crear una improvisada sala de prensa. Este viernes, los efectivos que custodian la base impedían el ingreso de los medios al pequeño recinto. 

Tagliapietra habla de "inconsistencias". Tiene dudas. "Yo le pregunté acá a un jefe de submarinos cómo puede ser que haya una explosión dentro de un submarino y me dijo que la única explicación sería una acumulación excesiva de hidrógeno", afirma. "Me alarma terriblemente porque son muy profesionales (...) no se condice con que ellos no hayan advertido esa acumulación de hidrógeno".

Francisco Gallier, extripulante del ARA San Juan, afirmó al canal argentino Todo Noticias que "no todo esta perdido" porque los datos no son concluyentes. 

"No es positivo" dar esperanzas 

La Armada argentina quiere "prudencia" y no hacer conjeturas sobre el estado en el que puedan encontrarse los 44 tripulantes del submarino desaparecido hace nueve días, los familiares piden más información y un experto en trastornos de ansiedad afirma que "no es positivo" dar esperanzas, mencionó Efe.

"La esperanza quizás en un principio era válida porque era muy reciente todo. La esperanza ahora lo que hace es aumentar la incertidumbre", método de comunicación que a estas alturas "no es positivo" para la salud de los familiares y amigos que esperan la vuelta de sus seres queridos, explicó el psiquiatra Walter Ghedin. 

En la rueda de prensa de este viernes Balbi, afirmó que "no ha sido posible detectar fehacientemente al submarino San Juan" y, aunque una explosión fue registrada cerca del último reporte de posición del submarino, defendió que no está demostrado todavía que estuviera relacionada con la nave y quiso evitar hacer conjeturas. 

Francisco Gallier, extripulante del ARA San Juan, afirmó al canal argentino Todo Noticias que "no todo esta perdido" porque los datos no son concluyentes. 

Ghedin defendió que "siempre la certeza, aunque sea dolorosa, es muchísimo mejor y más saludable porque la persona puede empezar a desarrollar recursos de afrontamiento".

Sin embargo, estas posturas chocan contra la opinión de los familiares de los 44 tripulantes desaparecidos, que piden más información. 

"Alrededor de las 11 de la mañana me llamó el jefe de mi hijo desde la base de Mar del Plata confirmando la explosión y que están todos muertos", contó Tagliapietra. 

"No puedo entender que en el comunicado oficial no digan la verdad, es increíble", añadió como resumen de la opinión generalizada sobre la escasa información que les da la Armada. 

Sobre este modo de proceder, Ghedin defendió que "siempre la certeza, aunque sea dolorosa, es muchísimo mejor y más saludable porque la persona puede empezar a desarrollar recursos de afrontamiento". 

La "incertidumbre" lo que hace es "es aumentar la angustia y al aumentar la angustia también aparecen todo tipo de conjeturas y pensamientos, catastróficos o esperanzadores". 

"Con la explosión, los días, la profundidad casi inaccesible ... Todas son señales o indicadores de que la situación está muy complicada y que es muy posible no rescatarlos con vida", continuó el especialista. 

El ARA San Juan, un submarino de fabricación alemana incorporado a la Armada argentina en 1985 y reacondicionado hace pocos años, había partido el día 13 Ushuaia, en el extremo sur de Argentina, y regresaba a su base, en Mar del Plata (400 kilómetros al sur de Buenos Aires). 

El 15 de noviembre, se comunicó por última vez con su base y reportó su última posición conocida, en la zona del Golfo San Jorge, a 432 kilómetros de la costa argentina. 

El operativo de búsqueda se inició en la tarde del día siguiente, primero con medios propios de las fuerzas armadas argentinas, pero luego con la colaboración de otros países. 

El resultado de la suma de esfuerzos por tratar de dar con el ARA San Juan ha sido la configuración de un operativo de búsqueda sin precedentes, con un total de 4.000 profesionales abocados a la tarea. 

Alemania, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, España, Estados Unidos, Francia, Noruega, Perú, Reino Unido, Rusia y Uruguay colaboran activamente en el operativo. 

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

ENCUESTA

Espacio publicitario

Espacio publicitario