Espacio publicitario

EEUU e Irán se reúnen en Viena antes de levantar sanciones a Teherán

El acuerdo de Viena, negociado por Irán y las grandes potencias del grupo 5+1 (Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania, bajo la égida de la UE) es considerado como gran un éxito diplomático para el presidente de Estados Unidos Barack Obama y para su homólogo iraní, el moderado Hassan Rohani.

EEUU e Irán se reúnen en Viena antes de levantar sanciones a Teherán

Periodistas esperan en Viena por el anuncio del levantamiento efectivo de sanciones a Irán (AP)

AP |

16 de enero de 2016 13:11 PM

Viena.- Estados Unidos e Irán se disponían a anunciar el fin de las sanciones internacionales contra Teherán este sábado, tras el histórico acuerdo alcanzado sobre el programa nuclear iraní, y en signo de buena voluntad ambos países canjearon prisioneros.

Los dos principales artífices del acuerdo nuclear, el secretario de Estado estadounidense John F. Kerry y su homólogo iraní Mohamad Javad Zarif, se reunieron por última vez en Viena este sábado para terminar de implementar ese texto, que prevé el levantamiento de sanciones internacionales contra Teherán, mencionó AFP.

En aparente gesto de buena voluntad, Irán anunció la liberación de cuatro presos iraníes binacionales, entre ellos Jason Rezaian, periodista de The Washington Post, y el pastor Said Abdeini.

Por su parte, Estados Unidos afirmó que había liberado a siete presos iraníes y medios oficiales indicaron que la policía estadounidense había retirado la orden de búsqueda y captura contra otros 14 nacionales de ese país.

Las sanciones contra Irán "se levantarán hoy" sábado, declaró por la mañana Mohamad Javad Zarif, a su llegada a Viena.

"Hoy, es un buen día para el pueblo iraní... para la región y para el mundo", añadió el ministro.

Según la agencia oficial Irna, que cita estas declaraciones, Zarif participará en Viena en una ceremonia para anunciar la puesta en marcha del acuerdo nuclear firmado en julio 2015, aunque el evento podría aplazarse al domingo.

El acuerdo garantiza que Irán no se dotará de la bomba atómica a cambio de un levantamiento progresivo y controlado de las sanciones internacionales adoptadas a partir de 2006 por el controvertido programa nuclear iraní.

La república islámica de Irán siempre negó haber deseado obtener el arma nuclear, pero sí reivindica su derecho a explotar su sector nuclear con fines civiles y pacíficos.

La Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), con sede en Viena, estableció sin embargo en diciembre que Teherán había llevado a cabo hasta 2009 investigaciones para lograr la bomba.

La AIEA debe ahora confirmar formalmente que los iraníes respetan los compromisos incluidos en el acuerdo del pasado julio. Con la confirmación oficial, la Unión Europea (UE), Estados Unidos y la Organización de Naciones Unidas (ONU) iniciarán un levantamiento controlado de las sanciones internacionales, que afectan gravemente a la economía de Irán, un país de 77 millones de habitantes con grandes recursos petroleros y gasíferos.

Baja el petróleo

El acuerdo de Viena, negociado por Irán y las grandes potencias del grupo 5+1 (Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania, bajo la égida de la UE) es considerado como gran un éxito diplomático para el presidente de Estados Unidos Barack Obama y para su homólogo iraní, el moderado Hassan Rohani.

El lunes, Rohani afirmó que Teherán estaba a punto de iniciar "un año de prosperidad económica" con el levantamiento de las sanciones.

Los medios económicos internacionales están listos desde hace varios meses para volver a Irán, que posee las cuartas mayores reservas de crudo del mundo y las segundas de gas. Irán, un país de la OPEP, podrá volver a exportar libremente su petróleo.

En este contexto, el precio del crudo pasó bajo los 30 dólares el barril el viernes, pues los mercados ya anticipan la llegada del petróleo iraní a un mercado donde la oferta ya es excesivamente abundante.

El acuerdo de Viena es también considerado como un esbozo de reconciliación entre Washington y Teherán, más de 35 años después de la ruptura de sus relaciones diplomáticas.

Pero este posible acercamiento irano-estadounidense preocupa y encoleriza a los tradicionales aliados de Washington en la región, Israel y Arabia Saudí, un bastión del wahabismo -una doctrina suní puritana basada en una interpretación literal del Corán-, los cuales temen la influencia de Irán, donde el poder está en manos de dirigentes shiíes.

Espacio publicitario

Nombre:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Espacio publicitario

Espacio publicitario

ENCUESTA

DESDE TWITTER

Espacio publicitario