Espacio publicitario

El peor fuego en años

Dimite ministra de Interior de Portugal tras críticas por los incendios

El primer ministro se comprometió el lunes a llevar a cabo "reformas profundas" para acondicionar los bosques y prevenir incendios. 

Vista general del campo arrasado por el fuego en la localidad portuguesa de Panoias, afectada por los ultimos incendios forestales. Efe

Vista general del campo arrasado por el fuego en la localidad portuguesa de Panoias, afectada por los ultimos incendios forestales. Efe 

EFE

  • EFE
  • AFP

18 de octubre de 2017 08:40 AM

Actualizado el 18 de octubre de 2017 08:57 AM

PARA COMPARTIR

El partido conservador CDS-PP reclamaba la dimisión de la ministra desde el lunes.

Desde este martes, Portugal observa tres días de duelo nacional.

Lisboa. - La ministra de Interior portuguesa, Constança Urbano de Sousa, dimitió este miércoles en un contexto de fuertes críticas contra el Gobierno por su gestión de los incendios forestales, que causaron más de 100 muertos en cuatro meses. 

El primer ministro, Antonio Costa, al frente de un Ejecutivo que gobierna en minoría con el apoyo de la izquierda radical, aceptó su dimisión, según un comunicado de su gabinete, informó AFP. 

El pequeño partido conservador CDS-PP reclamaba la dimisión de la ministra desde el lunes, cuando el balance de los incendios que arrasaban el país desde el domingo empezaba a aumentar. 

Pero Costa resistió, declarando que era "una actitud un poco infantil creer que las consecuencias políticas pasan por la dimisión de los ministros". 

Unos gigantescos incendios forestales dejaron 41 muertos y 71 heridos el domingo y el lunes, según protección civil. En junio, 64 personas fallecieron en un incendio cerca de Pedrogao Grande, en el centro del país. Esta temporada de incendios es la más mortífera de la historia de Portugal. 

El martes por la noche, cientos de personas se manifestaron en Lisboa contra el Gobierno al grito de "¡vergüenza!" y "¡dimisión!". La marcha fue convocada por un grupo de ciudadanos en Facebook.  

"100 personas han muerto y nadie asume la responsabilidad [...] ¡Necesitamos respuestas!", lanzó un manifestante ante las cámaras de la televisión nacional. 

El primer ministro se comprometió el lunes a llevar a cabo "reformas profundas" para acondicionar los bosques y prevenir incendios. 

BOMBEROS FATIGADOS

En las aldeas de los alrededores de Penacova, a 230 km al norte de Lisboa, se intentaba recuperar la vida normal. 

Algunos de sus habitantes regaban sus terrenos para evitar la reaparición del fuego. Otros se ocupaban de sus cultivos, intentando, por ejemplo, salvar los frutos de olivos en parte quemados por las llamas. 

En los bosques de Arganil, situados también cerca de Coimbra, los bomberos continuaban lanzando agua en los flancos de una colina cubierta de cenizas negras, de donde se elevaban columnas de humo blanco. 

Un comandante de una corporación de bomberos llegada desde Corucche (200 km al sur), explicaba a la televisión pública RTP: "Cayó mucha lluvia en la noche, pero no lo suficiente para extinguir por completo el fuego". 

El mayor problema que enfrentan, añadió, es la "fatiga física" de sus hombres, así como lo amplio del perímetro que intentan estabilizar. 

Aún así, la lluvia caída durante la noche prácticamente puso fin a esta ola de incendios mortales, la segunda en cuatro meses. A mediados de junio, Portugal sufrió el incendio forestal más trágico de su historia, con un balance de 64 muertos y 250 heridos, cerca de Pedrogao Grande (centro). 

A pesar de esta terrible experiencia, el drama volvió a sorprender desde el domingo a otras regiones boscosas en el centro y norte del país.  

A partir de este martes, Portugal observa tres días de duelo nacional, en tanto en Bruselas, todas las banderas de la Comisión Europea fueron izadas a media asta en homenaje a los muertos en los incendios en la península Ibérica. 

El presidente conservador portugués, Marcelo Rebelo de Sousa, recordó a las víctimas de los actuales incendios y los de Pedrogao Grande en una declaración al país. "Esos más de 100 muertos jamás abandonarán mis pensamientos, como un peso enorme sobre mi conciencia y mi mandato", dijo.  

La víspera su primer ministro, Antonio Costa, había prometido que pasaría "de las palabras a los hechos", realizando "reformas profundas" en materia de equipamiento e infraestructura para luchar contra los incendios. 

Desde comienzos de este año, quedaron calcinadas más de 350.000 hectáreas de vegetación en Portugal, cuatro veces la media de los diez años anteriores, según el sistema europeo de información sobre incendios forestales. 

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

ENCUESTA

Espacio publicitario

Espacio publicitario