Espacio publicitario

Declaran sobrevivientes de Auschwitz en juicio a exsargento de las SS

Reinhold Hanning está acusado de revistar como Unterscharfuehrer (subjefe de pelotón) en Auschwitz de enero de 1943 a junio de 1944, cuando cientos de miles de judíos húngaros fueron transportados en vagones de ganado al campo para morir en las cámaras de gas.

12 de febrero de 2016 11:39 AM

Detmold, Alemania.- Tres sobrevivientes del Holocausto declararon el viernes sobre los horrores que vivieron en el campo de exterminio de Auschwitz, en la segunda jornada del juicio a un exsargento de las SS acusado de complicidad en 170.000 asesinatos.

Reinhold Hanning, de 94 años, sentado a pocos metros de los testigos, escuchó impasible los relatos sobre crematorios que echaban llamas por las chimeneas, prisioneros desnudos que marchaban a las cámaras de gas y personas muertas a tiros, reseñó AP.

Según los fiscales, Hanning dijo que fue guardia en Auschwitz, pero negó haber participado de ejecuciones.

Justin Sonder, de 90 años y el más joven de los testigos, llegó a Auschwitz a los 17 años y fue asignado como esclavo a la compañía IG Farben.

Dijo que después de tres o cuatro meses lo consideraban un prisionero "viejo'' y temía los días de selección, cuando los SS observaban a los prisioneros, obligados a permanecer de pie y desnudos por hasta cuatro horas, para decidir cuáles estaban en condiciones de trabajar y cuáles irían a las cámaras de gas.

"No tengo palabras para describir cómo era, cuando uno sabía que podía morir en una o dos horas, era enfermante, era enloquecedor'', dijo con voz temblorosa.

"Sobreviví a 17 selecciones'', dijo Sonder, agente de policía retirado de Chemnitz, que perdió a 22 familiares en el Holocausto.

También declararon los sobrevivientes Erna de Vries y Leon Schwarzbaum.

Hanning está acusado de revistar como Unterscharfuehrer (subjefe de pelotón) en Auschwitz de enero de 1943 a junio de 1944, cuando cientos de miles de judíos húngaros fueron transportados en vagones de ganado al campo para morir en las cámaras de gas.

Las audiencias son breves debido a la edad de Hanning y hay un médico presente en todo momento, pero parece hallarse en buen estado, camina sin bastón y escucha atentamente.

Hasta el momento ha dicho una sola palabra. Cuando la jueza Anke Gruber le preguntó al final del primer día cómo se encontraba, él dijo, "bien''.

Espacio publicitario

Nombre:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Espacio publicitario

Espacio publicitario

ENCUESTA

DESDE TWITTER

Espacio publicitario