Espacio publicitario

Debate demócrata deja ver ventaja de Clinton en política exterior

Entre otras cosas, Sanders y Clinton hablaron específicamente de un seguro de enfermedad para todos los ciudadanos, sobre el mercado laboral y sobre una reforma policial. "Debemos desmilitarizar a la policía para que no parezca un Ejército de ocupación", defendió Sanders.

12 de febrero de 2016 11:49 AM

Milwaukee, EEUU.- Esta vez se habló sobre todo sobre política estadounidense: los candidatos a la nominación del partido demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton y Bernie Sanders, intentaron mostrar su faceta más pragmática durante el debate televisado en Milwaukee en la noche del jueves, en el que sus diferencias empezaron a aflorar con mayor claridad.

En un enfrentamiento verbal muy espinoso, los candidatos mostraron sus diferentes posturas en temas de política interior y social. En política exterior, quedó en evidencia la ventaja con la que parte la exsecretaria de Estado norteamericana, reseñó DPA.

El debate de Clinton y Sanders en la ciudad del estado de Wisconsin se produce tras una ajustadísima victoria de la primera en los caucus de Iowa, seguida de una holgada ventaja del senador de Vermont (Nuevo Hampshire) una semana después.

En el debate, Sanders volvió a insistir en sus ya conocidas posiciones, como las críticas a los grandes bancos y las donaciones para las campañas electorales.

Tras su última derrota, Clinton intentó mostrar una mayor objetividad y se esforzó por emplear más la palabra "nosotros" que "yo". La exprimera dama se mostró pragmática y realista.

Y para Sanders quedó en evidencia que la política exterior no es aún un sector en el que tenga mucho que ganar.

Entre otras cosas, Sanders y Clinton hablaron específicamente de un seguro de enfermedad para todos los ciudadanos, sobre el mercado laboral y sobre una reforma policial. "Debemos desmilitarizar a la policía para que no parezca un Ejército de ocupación", defendió Sanders.

Clinton también intentó atraerse a los electores afroamericanos pidiendo el fin de los encarcelamientos masivos y criticando el "racismo sistémico" que debe ser erradicado en Estados Unidos.

Sander prometió, por su parte, que al final de su primer mandato Estados Unidos dejaría de ser el país con mayor número de presos del mundo en relación a su población.

Comentado fue también el intento de la exprimera dama de acercarse al presidente estadounidense, Barack Obama, aún muy popular entre los votantes demócratas.

Pero Sanders contraatacó: "Uno de nosotros concurrió contra Obama. Y yo no fui", dijo en referencia a las primarias de 2008.

La próxima cita de las primarias demócratas es el 20 de febrero en Nevada. El mismo día los republicanos celebran primarias en Carolina del Sur, pero antes está previsto un nuevo debate televisado entre los candidatos republicanos el próximo sábado.

Espacio publicitario

Nombre:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Espacio publicitario

Espacio publicitario

ENCUESTA

DESDE TWITTER

Espacio publicitario