Espacio publicitario

Convocados mas de 14,3 millones

Clima de abstención marcará las elecciones presidenciales en Chile

De los más de 14, 3 millones de chilenos están convocados a sufragar en estos comicios,  especialistas aseguran que solo lo harán cerca de seis millones de electores. Desde que en 2012 se proclamó el voto voluntario, la ausencia de electores en las elecciones se ha incrementado en el país. Esta abstención podría favorecer al candidato Sebastán Piñera.

  • REINA MOLINA

19 de noviembre de 2017 07:30 AM

Actualizado el 19 de noviembre de 2017 12:22 PM

PARA COMPARTIR

Encuestas en Chile señalan que Sebastián Piñera es el favorito para volver a la presidencia que ocupó entre 2010-2014

El economista chileno Sergio Urzua afirma que “el Chile de Bachelet tendrá el menor crecimiento económico desde el retorno a la democracia” 

Ocho candidatos se disputan hoy en las urnas la Presidencia de Chile. Mas de 14,3 millones de electores tiene la responsabilidad de elegir, además de al mandatario para los próximo cuatro años, a parte del Congreso bicameral.

Este proceso electoral se verá marcado, según analistas,  por un notable clima de abstención. También se estrena el voto desde el exterior, que por primera vez ejercerán casi 40.000 personas desde sus países de residencia.

Los aspirantes, reconocidos en el contexto político y con visiones muy distintas, compiten en esta carrera presidencial buscando imponerse en una vuelta con al menos 50% de los votos mas uno.

Sebastián Piñera, expresidente del país, se presenta como abanderado de la coalición de derecha Chile Vamos. Eduardo Artés Brichetti compite por Unión Patriótica,  Beatriz Sánchez por Frente Amplio, Alejandro Navarro  por el partido izquierdista País, Marco Enríquez-Ominami por el Partido Progresista, José Antonio Kast va como independiente de extrema derecha, mientras Alejandro Guillier y Carolina Goic buscan conquistar la Presidencia por el oficialismo.

Ante la fragmentación del voto, expertos alegan que será necesaria una segunda vuelta el próximo 17 de diciembre entre los dos aspirantes más votados para determinar quién será el 37° presidente de Chile.

Centroizquierda dividida

La centroizquierda chilena, que agrupa desde los democristianos a los comunistas,  llega por primera vez en tres décadas  dividida y desprestigiada a unas elecciones presidenciales.

El oficialismo está representado por el periodista independiente Guillier, respaldado por la Nueva Mayoría.  Hasta abril, la coalición la integraba también el Partido Demócrata Cristiano, formación que resolvió apartarse por divergencias con los comunistas y designó a la senadora Carolina Goic, presidenta del partido, como su abanderada a La Moneda.

Guillier se perfila como el segundo en la intención de voto  según encuestas, y ya se evalúa su participación en una segunda vuelta, en la que se enfrentaría al favorito en los sondeos, el expresidente Piñera, a quien los expertos no le auguran mayoría absoluta hoy.

Mario Henríquez Toledo, analista político chileno, explica que los partidos después de las elecciones de hoy “iniciarán negociaciones para unirse al bloque que se disputará en diciembre la Presidencia, y acumular la mayor cantidad de electores”.

De los más de 14, 3 millones de chilenos están convocados a sufragar en estos comicios,  especialistas aseguran que solo lo harán cerca de seis millones de electores.

Desde que en 2012 se proclamó el voto voluntario, la ausencia de los electores se ha incrementado. Esta abstención podría favorecer a Piñera.

Además, en estos comicios se renovarán por completo la Cámara de Diputados, que desde este año pasa de 120 a 155 bancas, parcialmente el Senado, que crecerá de 38 a 50, y consejeros en algunas regiones del país. La disputa por los curules es entre 960 aspirantes a diputados y 132 a senadores.

Algunas de las propuestas

Piñera plantea dar marcha atrás a la gratuidad de la educación y, aunque defiende la Administradoras Privadas de Fondos de Pensiones (AFP), ha indicado que realizará pequeñas reformas en este aspecto. El ingeniero comercial y máster en Economía de la Universidad de Harvard  anunció que su plan de Gobierno se costeará en buena parte con un recorte del gasto público.

Guillier quiere concentrar su gobierno en el crecimiento económico del país, la distribución del poder y en ejecutar reformas en el ámbito educativo y de las pensiones.

Sánchez propone mejorar el sistema de salud, la educación y poner fin a las AFP.

Goic buscará afianzar mejorar seguridad, crecimiento económico, salud y educación.

Enríquez-Ominami quiere promover la creación de empleos, impuestos a las empresas e infraestructura.

Navarro afirma que Chile necesita superar y transformar  el modelo económico neoliberal. El candidato también se plantea una nueva Constitución.

Artés Brichetti  propone una refundación para Chile. El candidato modificaría la Constitución mediante una Asamblea Constituyente.

Kast plantea reducir la plantilla de funcionarios públicos, bajar impuestos, y también se enfocará en la economía.

Sin legado político

Mientras tanto, la presidenta Michelle Bachelet sobrelleva el infortunio que  le ha dejado este segundo período, pues no ha logrado mantener la misma aprobación que llegó a tener en su primer mandato (2006-2010). Analistas advierten que el segundo mandato ensombreció su liderazgo.

Bachelet decretó durante los últimos años varias reformas, entre ellas educativa, tributaria y constitucional, pero los resultados aún no son apreciados por la mayoría de la población.

“Todas tienen inmensas deficiencias. Basta analizar lo ocurrido con la gratuidad universal en educación superior –de un inmenso costo fiscal y nulo rédito político– para identificar que muchos de los cambios han sido más bien caprichos ideológicos que sensatas reformas” asegura Sergio Urzua, economista chileno y profesor de la Universidad de Maryland, en Estados Unidos.

El Gobierno de Bachelet resultó más valorado en el extranjero que en su país, afirman especialistas. Urzua asegura que Bachelet cumplió con su plan de Gobierno “en casi todo, excepto quizás lo más importante: su compromiso de equilibrar las cuentas fiscales”.

La mandataria  afirmó esta semana que su sucesor recibirá un país en “recuperación”.

El próximo Gobierno deberá posicionar en primer término el tema económico. Un aspecto fundamental será “volver a equilibrar las cuentas fiscales”, certifica Urzua.

“El Chile de Bachelet tendrá el menor crecimiento económico desde el retorno a la democracia” destacó el analista chileno.


Foto: La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, durante la última cuenta pública de su segundo gobierno ante sesión del Congreso pleno, en Valparaíso.(AGENCIA UNO).

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

ENCUESTA

Espacio publicitario

Espacio publicitario