Espacio publicitario

Tercera del mundo

China levanta en Argelia la mezquita más grande de África

Un proyecto faraónico del propio presidente argelino, Abdelaziz Buteflika, que ha generado ilusión entre los afectos al régimen y duras críticas entre una gran parte de la población, que censura abiertamente lo que considera un gasto "descomunal e innecesario" en un momento de crisis económica.

23 de noviembre de 2015 12:35 PM

Argel.- Desde principios de 2013, una hilera de cientos de obreros chinos sorprende a aquellos que al caer la tarde recorren la autopista que a lo largo de la costa une el aeropuerto y el centro de Argel.

Salen de una mole de hormigón y hierro que desde entonces crece a gran velocidad en un área de 400.000 metros cuadrados que se asoman al Mediterráneo y que el gobierno argelino ha dispuesto para elevar la que a partir de final de 2016 será la mayor mezquita de África y la tercera del mundo, tras las de Medina y La Meca, informó Efe.

Un proyecto faraónico del propio presidente argelino, Abdelaziz Buteflika, que ha generado ilusión entre los afectos al régimen y duras críticas entre una gran parte de la población, que censura abiertamente lo que considera un gasto "descomunal e innecesario" en un momento de crisis económica.

"Se ha gastado millones de euros para construir una mezquita. ¿Hasta cuándo el Gobierno va a continuar derrochando un buen dinero en cosas inútiles?", se pregunta Azedin Malik, un funcionario de unos cuarenta años.

"Personalmente, no estoy contra la idea de construir una mezquita al contrario, es un buen gesto. Pero no son mezquitas lo que hace falta en Argelia, hubiera sido mejor levantar hospitales o escuelas", afirma.

"Son millones de euros, (la cantidad) equivalente para construir cuatro hospitales o diez universidades", recalca Malik, padre de tres hijos y miembro de esa clase media que vive acomodada gracias a las subvenciones del estado.

Según sus cálculos, los cerca de mil millones de euros que va a costar la gran mezquita, que tendrá también el minarete más alto de todo el continente africano, suponen un tercio del presupuesto estatal para salud.

A su lado, un joven estudiante se mostraba incluso más crítico al asegurar que el proyecto solo sirve para satisfacer las ambiciones de "mul al sharita" (el hombre de silla de ruedas)", expresión coloquial con la que muchos se refieren al mandatario, enfermo desde que sufriera una trombosis en 2013.

Avanzado 2015, ya son perceptibles todos los elementos de este gran proyecto que redefinirá la bahía de Argel y que según sus promotores ensombrecerá en esplendor la mezquita a borde de mar que construyó Hasan II en Casablanca.

El espacio comprende doce edificios independientes situados en un terreno de aproximadamente 20 hectáreas.

Una grandeza que no ha sufrido recortes ni modificaciones en su estructura y presupuesto pese a que la economía de país ha entrado este año en un periodo de crisis y desaceleración debido al abrupto descenso de los precios del petróleo y el gas.

Los ingresos de Argelia dependen de la venta de hidrocarburos, que suponen un 97 por ciento de sus exportaciones y son la base en la que se sostiene su economía.

El domingo, el ministro argelino de Finanzas, Abderrahman Benjalfa, admitió que los ingresos se reducirán este año a la mitad y que ello obligará a subir los precios de productos esenciales que están subvencionados.

"Se deben revisar las tarifas de la electricidad, gas, gasolina y gasóleo para beneficio del país", dijo Benjalfa

En este contexto, el gobierno ha recurrido también al argumento de la economía, y en particular a un eventual repunte del turismo, para apaciguar las críticas de la población, argumentando que el templo podrá acoger a 120.000 fieles.

Las críticas también se centran en la decisión de entregar el proyecto a empresas chinas, que utilizan en su mayoría trabajadores chinos, cuando en el país las cifras de desempleo crecen desde hace años.

Es la compañía "CSCEC" la encargada de construir un complejo que Buteflika considera "su legado" para el pueblo argelino.

La misma que desde que en el año 2000 -Buteflika asumió la presidencia en 1999- ha logrado cientos de millones de dólares en contratos en todo el país.

Empresas chinas son igualmente las encargadas de la construcción del nuevo aeropuerto de la capital, y de numerosos proyectos de infraestructura a lo largo del país.

También tienen una importante presencia en el mercado de la construcción, donde compiten con las europeas en general y las españolas y francesas en particular, gracias a su rapidez y mejores costes.

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

ENCUESTA

Espacio publicitario

Espacio publicitario