Espacio publicitario

Entre ellos un famoso clérigo shií

Arabia Saudí ejecuta a 47 condenados por terrorismo

En un comunicado anterior, el Ministerio había señalado que 45 nacionales saudíes, un egipcio y un hombre de Chad fueron ejecutados en 12 lugares del reino, después de que sus condenas fueran confirmadas por el Tribunal Supremo y ratificadas por el rey Salman.

Arabia Saudí ejecuta a 47 condenados por terrorismo

Afiche del clérigo shií Sheik Nimr al-Nim, ejecutado hoy por Arabia Saudí (AP)

AP |

02 de enero de 2016 10:23 AM

Riad.- Arabia Saudí ejecutó hoy a 47 personas que habían sido condenadas a muerte por cargos de terrorismo e incitación a la violencia, informaron fuentes oficiales, entre los que se encuentra el famoso clérigo shií Nimr al Nimr, desatando la indignación de los seguidores de esa rama del islam.

Pese a las críticas por la ejecución en masa, el Gobierno defendió hoy su decisión. Los ejecutados "seguían los pasos del diablo. Con sus actos terroristas se derramó sangre inocente con el objetivo de sacudir la estabilidad en este país", señaló el Ministerio del Interior en un comunicado difundido por la agencia oficial SPA, reseñó DPA.

En un comunicado anterior, el Ministerio había señalado que 45 nacionales saudíes, un egipcio y un hombre de Chad fueron ejecutados en 12 lugares del reino, después de que sus condenas fueran confirmadas por el Tribunal Supremo y ratificadas por el rey Salman.

El clérigo Al Nimr, de 55 años, había sido condenado por desobediencia a la casa real gobernante, incitación a la lucha sectaria y terrorismo en el país por exigir más derechos para la minoría shií, que conforma en torno al 15 por ciento de la población del país.

Incluso amenazó con la secesión de la zona oriental, rica en petróleo, si la casa real no cambiaba su política, al mismo tiempo que llamaba a protestar pacíficamente.

Inspirados por las primaveras árabes, miembros de la minoría shií organizan desde 2011 manifestaciones en la Provincia Oriental del país para protestar por lo que consideran discriminación por parte del régimen suní saudí.

Irán, la principal potencia shií enfrentado a Arabia Saudí en la región, condenó hoy duramente la ejecución. "En lugar de ocuparse de los terroristas (del Estado Islámico), que ponen en peligro a la región y al mundo entero, los saudíes ejecutan a una figura como Al Nimr", dijo hoy el portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Yaber Ansari.

El portavoz criticó que la ejecución se debió a motivos políticos y religiosos y dijo que refleja la política irresponsable e irracional de los saudíes, le citó la agencia de noticias ISNA. Además, advirtió de que habría consecuencias. Para mañana domingo se espera una gran manifestación de protesta ante la embajada saudí en Teherán.

La ejecución del clérigo Al Nimr fue un "asesinato", dijo por su parte la milicia libanesa shií Hezbolá en un comunicado emitido por la emisora cercana Al Manar. "Hezbolá condena categóricamente el atroz crimen cometido por el régimen saudí", dijo en referencia al "asesinato del eminente clérigo y yihadista Sheij Nimr Baqir al Nimr bajo pretextos endebles y leyes corruptas", añadió en el comunicado.

En el vecino Bahréin, de mayoría shií, se produjeron protestas por la ejecución, sin que haya por el momento informaciones sobre muertos o heridos.

El ex primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, predijo que la ejecución llevará al derrocamiento de los gobernantes saudíes. "Condenamos vehementemente esas repugnantes prácticas sectarias y confirmamos que la ejecución del jeque Al Nimr derrocará el régimen saudí", dijo Al Maliki, también shií, en un comunicado de prensa.

La principal autoridad religiosa en Arabi Saudí, el gran mufti Abdelaziz al Sheij, dijo a la televisión estatal que la ejecución fue "justa y destinada a mejorar la seguridad".

Arabia Saudí llevó a cabo en 2015 el mayor número de ejecuciones de los últimos 20 años, según activistas defensores de los derechos humanos, coincidiendo con la toma de posesión del rey Salman a finales de enero del año pasado, tras la muerte del rey Abdulá.

Entre enero y noviembre de 2015 fueron ejecutadas al menos 151 personas en el país, frente a las 90 de todo 2014, según datos de Amnistía Internacional. La organización critica que el país utiliza la condena a muerte como instrumento político contra la minoría shií.

Arabia Saudí, que aplica una estricta interpretación de la ley islámica, es uno de los países con mayor número de ejecuciones del mundo, una política que defiende por lo que considera su efecto disuasorio y la aplica a condenados por crímenes como asesinato, violación, narcotráfico o "brujería". Los condenados son ejecutados por decapitación o fusilamiento.

Espacio publicitario

Nombre:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Espacio publicitario

Espacio publicitario

ENCUESTA

DESDE TWITTER

Espacio publicitario