Espacio publicitario

Turismo y negocios

Cuando el turismo agobia en Ámsterdam

Ámsterdam

Ámsterdam

Julio Arnaldes | Cortesía

  • Julio Arnaldes

19 de marzo de 2017 05:00 AM

PARA COMPARTIR

Según la oficina de turismo holandesa, al menos 5,2 millones de personas han visitado Amsterdam durante este año.

El municipio  ha anunciado subidas de impuestos destinadas a reducir el número de mochileros que llegan a la ciudad.

El turismo puede ser también un virus molesto; casi una enfermedad. A partir de determinadas proporciones, los turistas terminan agobiando a los vecinos de la ciudad que visitan. Lo saben en Barcelona, por ejemplo, y también en Ámsterdam. Sus vecinos llevan meses pidiendo a las autoridades locales que frenen el flujo constante de personas que llegan para visitar los canales, los coffeeshop, el barrio rojo y los tesoros de sus museos. Según la oficina de turismo holandesa, al menos 5,2 millones de personas han visitado Amsterdam durante este año, una cifra desmesurada si se compara con sus apenas 800.000 residentes. “Yo paso todos los fines de semana fuera de la ciudad, o no salgo de casa. Es agobiante.

Aquí no se puede vivir”, dice Marikel, una administrativa holandesa de 42 años. Como ella, Mark, residente en la ciudad desde hace 50 años, lamenta que se haya convertido en “un parque estilo Disneylandia“ y pide que Ámsterdam apueste por un turismo “menos pobre y de más calidad”.

El municipio ha reaccionado a esas quejas, y ha anunciado subidas de impuestos destinadas a reducir el número de mochileros y juerguistas nocturnos que llegan a la ciudad, y que, según los residentes, son los turistas más molestos. Entre esos tipos de impuestos, está especialmente el porcentaje con el que se queda el ayuntamiento en el sector hotelero. La gente que visita Ámsterdam con poco dinero suelen ser aquellos que la eligen como destino para fiestas de despedida de soltero, viajes de fin de curso o escapadas de fin de semana.

Ámsterdam debe “centrarse en el turismo de calidad”, indica el consistorio. Según el municipio, el 28% de las reservas que se hacen cada año son en hoteles económicos y el plan es “utilizar el impuesto del turismo como medida para seleccionar el tipo de visitantes que vienen a la ciudad”, según el regidor municipal. Todos los turistas tendrán que pagar una cantidad fija por noche y un porcentaje añadido que depende del precio de la habitación.

Actualmente, el municipio cobra un 5% de la tarifa de la habitación como impuesto a los propietarios de los hoteles, pero ahora habrá una cantidad mínima fija. Por ejemplo, si un turista paga ahora 2,50 euros en el impuesto del turismo por una habitación de 50 euros la noche, según el nuevo plan pasará a pagar un mínimo de 10 euros. A eso habrá que sumarle un porcentaje dependiendo del precio de la habitación, que el municipio no ha señalado aún pero que prevé que dará al ayuntamiento un extra de 4 millones de euros al año a partir de 2017. 

@julioarnaldes

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

Espacio publicitario

ENCUESTA

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario