Espacio publicitario

Real Madrid desaprovechó una gran oportunidad

El cuadro merengue igualó 2-2 con el Valencia, de manera que no sacó provecho del empate 0-0 del Barcelona contra el Espanyol.

Real Madrid desaprovechó una gran oportunidad

El Valencia hizo respetar su condición de local (Biel Aliño/EFE)

EFE |

03 de enero de 2016 17:00 PM

Valencia.- El Real Madrid desperdició este domingo otra gran oportunidad de reengancharse a la pelea por el título de la Liga española de fútbol al empatar 2-2 en el campo del Valencia tras mostrar una extraña falta de ambición, reseñó DPA.

El encuentro, correspondiente a la decimoctava jornada del torneo, nació con una oferta al equipo de Rafael Benítez: igualar al Barcelona en la segunda posición y quedar a dos puntos del líder, el Atlético de Madrid. Pero tiró la oportunidad a la basura.

El Real Madrid volvió a defraudar las expectativas de sus aficionados en un partido que tuvo más goles que fútbol. Permanece a cuatro puntos del Atlético y a dos del Barcelona, éste con un partido menos. Y mucho se hablará del futuro de su entrenador en las próximas horas.

El duelo reunió a dos equipos con urgencias y muy necesitados. El Real Madrid arrancó con solidez bajo el mando de una medular compuesta por Modric, Kroos y Kovacic, la sorpresa en la alineación. James Rodríguez se quedó en el banquillo junto a Isco.

El Valencia no ofreció el arranque esperado. Más que eso, cedió mucho terreno y apenas presionó a los visitantes, que se movieron muy cómodos. No sorprendió que el Real Madrid se adelantara a los 17 minutos tras una magnífica combinación entre Bale, Cristiano y Benzema que concluyó con un gol del francés.

Sin embargo, y como en tantas otras ocasiones esta temporada, el Real Madrid decidió refugiarse al amparo del marcador y comenzó un ejercicio especulativo con el que le dio vida al Valencia. Con muy poco, el conjunto local comenzó a acumular llegadas y Keylor Navas empezó a sufrir.

El empate llegó en el último minuto de la primera parte. Justo antes, Bale reclamó un penal, pero la acción se trasladó de inmediato al área del Real Madrid, donde Pepe derribó a André Gomes. El correspondiente penal lo transformó Parejo en gol. Fue el castigo al conformismo de su rival.

La segunda parte mostró una extraña hipotensión en el Real Madrid. A juzgar por su lentitud y apatía, parecía que no se jugaba nada, cuando en realidad necesitaba imperiosamente el triunfo para reengancharse a la pelea por el título.

El primer disparo del Real Madrid en la segunda parte no llegó hasta los 66 minutos, cuando Cristiano Ronaldo remató alto. Y dos minutos después el conjunto de Benítez se quedó con diez jugadores por la expulsión de Kovacic por una entrada desmedida a Cancelo.

Un partido tan extraño tuvo su máxima expresión en los diez minutos finales. A los 81, Bale marcó para el Real Madrid en un sólido remate de cabeza, pero el Valencia empató a la siguiente jugada con un tanto de Alcácer en un error de los centrales forasteros.

Y todavía pudo ser peor para el Real Madrid, pues Keylor Navas salvó en el descuento a su equipo en un mano a mano con Álvaro Negredo.

Así se le fue al Real Madrid un triunfo que necesitaba y que sin embargo no mereció por su inexplicable falta de ambición. Al Valencia el punto le supo a gloria. Benítez está en problemas.

Espacio publicitario

Nombre:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Espacio publicitario

Espacio publicitario

ENCUESTA

DESDE TWITTER

Espacio publicitario

Espacio publicitario