Espacio publicitario

Batió en la definición desde el punto penal al Atlético de Madrid

Real Madrid, campeón de Europa por undécima vez

Un disparo de Cristiano Ronaldo decidió la victoria merengue 5-3 en penas máximas, tras empate 1-1 en 120 minutos de juego. Juanfran falló por los colchoneros. Sergio Ramos había marcado por los blancos en el minuto 15, mientras que Yanick Carrasco niveló en el 79. 

  • ESTEBAN ROJAS

28 de mayo de 2016 15:40 PM

Actualizado el 28 de mayo de 2016 20:19 PM

PARA COMPARTIR

Real Madrid vuelve a derrotar al Atlético de Madrid en la final de la Champions League

Cristiano Ronaldo mandó al fondo de la red el tiro decisivo en la tanda de disparos desde el punto penal que dio al Real Madrid su undécima Copa de Europa. El Atlético de Madrid del 'Cholo' Diego Simeone, como sucedió hace dos años, volvía a caer ante sus vecinos en el momento de los grandes.

Lucas Vásquez, Marcelo, Gareth Bale y, finalmente, Cristiano Ronaldo convirtieron sus disparos ante Jan Oblak en la definición desde los doce pasos de la final de la Champions League. Antoine Griezmann, Gabi y Saúl hicieron lo propio frente a Keylor Navas, con increíble tranquilidad, pero Juanfran erró con un tiro al poste mientras el portero costarricense se lanzaba a su mano derecha. Juanfran, bañado en llanto, inconsolable, veía a la estrella portuguesa, eufórico, sacarse la camisa y ondearla como blanca bandera para entregarse a la euforia junto a sus compañeros.

Así, el Real Madrid se impuso 5-3 en las penas máximas, tras un empate 1-1 en 120 minutos en el estadio Giuseppe Meazza de Milán.

Había tenido una visión. Había visto que iba a marcar el penalti de la victoria y por eso le pedí a Zidane que me diera el quinto cobro", celebró Cristiano, asumiendo el rol de héroe que tanto le gusta, en declaraciones a Antena 3.

Sergio Ramos había firmado el gol del 1-0 parcial del Real Madrid ante el Atlético de Madrid el minuto 15 del compromiso, pero Yannick Ferreira Carrasco igualó 1-1 por los colchoneros en el 79 para enviar el partido a tiempo extra, 30 minutos que terminaron derivando en los penaltis.

120 minutos de alta intensidad
Ramos hizo recordar la final que Real Madrid y Atlético de Madrid habían jugado en Lisboa en 2014, cuando un milagroso gol suyo valió un 1-1 que llevó el partido a la prórroga, en la cual los blancos ganaron 4-1.

La anotación del central merengue, que parece haberse especializado en amargarle la vida a los rojiblancos, llegó cuando el mediocampista alemán Toni Kroos cobró una falta, el galés Gareth Bale peinó el balón y Ramos empujó el balón frente a Oblak para adelantar al equipo entrenado por Zinedine Zidane, que tuvo el control de la primera mitad. 

El arquero rojiblanco tuvo una destacada actuación. Temprano, en el minuto 6, le negó el gol, frente a la línea, a Marcelo, tras centro de Bale.

Otra buena intervención del guardameta se produjo en el minuto 32, cuando cortó un centro peligroso de Karim Benzema que buscaba rematador en el área de los colchoneros. 

Todo cambió en el segundo tiempo y el Atlético le robó la iniciativa a su rival

El primer aviso del cambio se produjó con un penal riguroso pitado por el árbitro Mark Clattenburg por falta de Pepe sobre Fernando Torres, en el minuto 47. Antoine Griezmann cobró y el empate estaba a las puertas. El francés, sin embargo, envió al balón al poste, al tratar de superar con un tiro arriba, por el centro, a Keylor Navas.

El equipo de Simeone siguió creciendo pese al fallo. En el 54, Savic estuvo muy cerca. Remató sin marca, frente al arco de Navas, pero no pudo darle buena dirección a la esférica. En el 59, apareció Saúl Níguez con un cabezazo que también puso a temblar al Real Madrid antes de perderse por la última línea.

Las cosas se complicaron aún más para los merengues con la lesión de una pieza fundamental en su esquema, Dani Carvajal.

De todos modos, el potencial ofensivo del Madrid es enorme y, en el minuto 70, Karim Benzema pateó con potencia en un contragolpe. Jan Oblak salió bien y pudo despejar.

El Atlético de Madrid siguió volcado, mientras el Real Madrid contragolpeaba. Cristiano Ronaldo, en una contra, apareció. Oblak tapó el tiro del portugués en un mano a mano.

Los colchoneros, por fin, hicieron valer su mando en el minuto 79, en el que Yannick Ferreira Carrasco niveló. La jugada fue iniciada por Gabi con un pase profundo que saltó a la defensa del Madrid y que tuvo como punto de quiebre un gran centro de Juanfran que derivó en la igualdad a través de Carrasco.

Tras el 1-1, la prórroga encontró a un Atlético más entero físicamente y con impulso ganador, aunque el Real Madrid, con el ímpetu de Ronaldo como aval, supo generar ocasiones.

Ninguno de los dos equipos pudo concretar en esos 30 minutos adicionales, completamente desgastados por el esfuerzo, agotados, y la final llegó a los penales. En esa instancia, como según sus propias palabras había soñado, Cristiano Ronaldo tuvo la última palabra.

Zidane y un giro de 180º
Cuando Zinedine Zidane asumía la dirección técnica del Real Madrid, en enero, encontraba un equipo hundido tras la fugaz etapa de Benítez.

El francés revitalizó al Madrid y el premio es la tercera Champions League que gana en el equipo: la primera la conquistó como jugador, en 2002, con aquel gol de volea suyo cuyo video aún le da la vuelta al mundo; la segunda, como asistente técnico de Carlo Ancelotti, en 2014; y la tercera, ahora, como entrenador. Zidane sigue construyendo su leyenda.

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

Espacio publicitario

Espacio publicitario