Espacio publicitario

Consejos más eficaces para acabar con la resaca de Año Nuevo

Una cena copiosa y un consumo alto de alcohol, los principales quebraderos de cabeza durante esta noche. 

CORTESÍA

31 de diciembre de 2017 13:00 PM

Actualizado el 31 de diciembre de 2017 14:53 PM

PARA COMPARTIR

Consejos más eficaces para acabar con la resaca de Año Nuevo

La Nochevieja pasa factura en el cuerpo. La última noche del año aglutina los elementos "perfectos" para provocar la clásica resaca de Año Nuevo: una cena copiosa y un consumo alto de alcohol, los principales quebraderos de cabeza durante esta noche.

¿Los síntomas? Acidez, dolores de cabeza, malesta...La resaca post-alcohol así como la pesadez que se produce después de una cena contundente, dejan el cuerpo en reposo y deshidratado, ya que el flujo de sangre y la energía se concentran en el proceso digestivo, lo que provoca cansancio y un estado anímico bajo, reseñó el diario ABC de España. 

Acabar con la acidez

Para evitar el clásico ardor después de una comida contundente, nada mejor que comer de forma lenta y pausada; evitar alimentos que puedan provocar acidez, como el chocolate o alimentos muy grasos. 


Hidratarse más de lo normal

El principal síntoma de la resaca, el dolor de cabeza, es fruto de la deshidratación, puesto que el alcohol es muy diurético y fomenta la producción de orina. Para contrarrestarlo, se hace imprescindible beber mucha agua y complementarlo con alimentos que hidraten.

Adiós a la pesadez

La sensación de pesadez después de una gran comida puede disminuir seleccionando alimentos idóneos y siguiendo unos sencillos trucos. La postura (sentado con la espalda recta o caminar) hará que el cuerpo tenga menos dificultades a la hora de realizar la digestión.


Nada de ibuprofeno o paracetamol

Para no empezar el año de mala manera, en primer lugar nada de tomar paracetamol o ibuprofeno. El hígado ha sufrido mucho en la metabolización del alcohol. Si combinas este con los medicamentos, puedes provocar daño hepático.

Por el mismo motivo, hay que dejar a este órgano descansar. Está trabajando en la limpieza de las impurezas y los tóxicos del alcohol. Aunque se sienta vacío en el estómago, la comida debe ser ligera. Por supuesto, nada de grasas ni azúcares refinados.

Rehidratarse es básico. No se trata solo de beber agua, sino de tomar alimentos ricos en ella, por ejemplo, un caldo de verduras.

Para contrarrestar las bajadas de azúcar y de minerales, se aconsejan las mini-comidas, snacks revitalizantes: plátano y nueces.

 En la comida, hojas verdes: espinaca y también acelga. Vitaminas y minerales anti-resaca.

No hay que envalentonarse con la mejoría de después de comer. Es preferible olvidarse del café, porque es diurético, con lo cual nos va a deshidratar más y no ayudará ni al esófago, ni al estómago.

Por supuesto, nada de copas. Así comienza el círculo vicioso del alcohol. Mañana será otro día. Límpiate por completo.

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

Espacio publicitario

ENCUESTA

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario