Espacio publicitario

El bruxismo se convierte en mal común

Aumentan la destrucción de los dientes por rechinar inconsciente. 

El dolor puede presentarse cerca del oído o en forma de hipersensibilidad 

CORTESÍA

15 de noviembre de 2017 11:15 AM

Actualizado el 15 de noviembre de 2017 12:09 PM

PARA COMPARTIR

El bruxismo se convierte en mal común

El acto de bruxar, apretar o rechinar los dientes, inconscientemente, se está haciendo cada vez más común. Y esto ocurre tanto de día como de noche y suele ser producido por estrés.

Según un trabajo realizado por la odontóloga Belsys Corina Rodríguez, especialista en Periodoncia y magister en implantes dentales, el bruxismo más problemático es el nocturno porque es más difícil de controlar. 

"No es que sea un trastorno peligroso, sin embargo, puede causar serios cambios de humor, depresiones, cansancio constante,  lesiones dentales permanentes, dolor molesto en la mandíbula, dolores de cabeza, dolor de oído, entre otros.

El bruxismo al igual que el ronquido es también un problema social ya que este rechinamiento puede generar ruidos muy molestos que alteran el correcto sueño de la pareja.

El bruxismo es un hábito involuntario, inconsciente y espontáneo que consiste en  dos acciones distintas. Una es el  apretamiento de los dientes y la otra, su desplazamiento, sin propósitos funcionales. "Estas dos acciones no son mutuamente excluyentes", apunta la especialista.  
Tradicionalmente se han conocido dos tipos de bruxismo:  céntrico y excéntrico. El céntrico es caracterizado por el apretamiento de los dientes ocasionando daños en el  cuello de los dientes con mayor afectación en premolares y caninos. 

"Normalmente, esto  genera una molestia en el  paciente al cepillarse, por lo sensible que es esa zona", describe. 


El bruxismo excéntrico se caracteriza por un desplazamiento mandibular que deriva en un desgaste dental generalizado, pudiendo quedar expuesta la dentina,  el tejido que produce una conexión directa con el nervio del diente, y produce hipersensibilidad. 

"Ambos tipos de bruxismo ejercen presión sobre la musculatura, estructuras y tejidos que conforman  la articulación temporomandibular", expresó.

Apunta Rodríguez que, aunque no existe acuerdo general sobre las causas del bruxismo, "pareciera que el estrés frecuente puede ser la explicación más común".

Además, existen factores de propensión que facilitan el impacto del estrés sobre el sistema dental, que dependen de la persona y que no siempre se presentan simultáneamente. Entre ellos están el tiempo y qué tan fuerte se aprietan los dientes; el tipo de alineación dentaria; una inadecuada postura corporal; la baja capacidad de relajación de cada uno; no tener una dieta balanceada y los malos hábitos al dormir.

"El estrés, la ansiedad, la depresión y, en general, las tensiones, se encuentran en la base del bruxismo.

Síntomas de alerta

Los síntomas del bruxismo son muchos y variados. El dolor de oído es uno de ellos. Esto se debe a que "las estructuras de la articulación temporomandibular están muy cerca del conducto auditivo externo lo que puede crear una errónea percepción de la verdadera fuente del dolor", dice

También pueden producirse trastornos digestivos, dolor de cabeza, sensibilidad muscular, especialmente al levantarse, sensibilidad a las temperaturas extremas, insomnio y dolor mandibular. 

Existen otros síntomas que son menos claros y que pueden confundir el diagnóstico.

"Una correcta evaluación puede descartar otros trastornos que enmascaran otro tipo de dolencias que cursan con similares características", refiere Rodríguez. Se refiere a trastornos dentales o auditivos como infecciones del oído y a problemas específicos de  la articulación temporomandibular. 


Afecta a los niños

Algunos niños, a pesar de su corta edad, ya viven estresados. Esto suele ocurrir porque están inscritos en múltiples actividades, porque los padres los presionan mucho o porque viven la situación social y económica del país muy de cerca.

Esos niños sienten estrés y lo drenan igual que los adultos, muchas veces rechinando los dientes. "La mala alimentación, saturarlos en actividades y situaciones que en vez de ser un disfrute se transformen en  retos  que deban afrontar de manera exitosa, generan en los niños un efecto bumeran, que se traduce en  elevados niveles de estrés. Estos niños presentan los primeros molares de su dentición primaria francamente desgastados, alteraciones del sueño y cambios de humor", describe la especialista.

¿Se puede curar?

Sí existe tratamiento contra el bruxismo, pero no es una tarea fácil. Su eficacia dependerá no solo del médico sino también del paciente quien debe contribuir "de manera notable, a combatir  los actos o situaciones que  puede controlar".  Por su parte, el odontólogo se debe enfocar en corregir y tratar las desviaciones orgánicas dentarias que se presenten.

"El éxito de un tratamiento dependerá de la buena disposición del paciente", expresa la odontóloga. Entre las medidas que sugiere Rodríguez, están aplicar hielo o calor húmedo en los músculos inflamados de la mandíbula. "Cualquiera de las dos opciones puede servir", detalla.

También debe evitar comer alimentos duros como nueces, dulces o filetes gruesos o gomas de mascar. Se recomienda tomar mucha agua. 

Los ejercicios de estiramiento fisioterapéuticos pueden ayudar a recuperar la acción de los músculos y articulaciones a cada lado de la cabeza para regresar a la normalidad. Además, masajear los músculos de cuello, hombros y cara, y buscar cuidadosamente nódulos pequeños y dolorosos, denominados puntos desencadenantes, que pueden causar dolor a lo largo de la cabeza y la cara. Relajar los músculos faciales y mandibulares durante todo el día. El objetivo es hacer de la relajación facial un hábito.

El dormitorio debe estar acondicionado para propiciar el sueño, como almohadas en buen estado y bien colocadas y en un ambiente oscuro que evite la televisión durante toda la noche.

Y por último, que es de lo más importante, tratar de reducir el estrés diario y aprender técnicas de relajación. "En algunas personas, solo la relajación y la modificación de comportamientos diurnos son suficientes para reducir el bruxismo nocturno", sentencia.


Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

Espacio publicitario

ENCUESTA

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario