Espacio publicitario

Víctor Fuenmayor: "En todo poeta hay una gran soledad"

El escritor zuliano presenta hoy en Panamá su antología poética “Beber de la sombra”, editada por Oscar Todtmann.

Fuenmayor presentará hoy en Panamá la antología de su obra 

CORTESÍA VASCO SZINETAR

  • DULCE MARÍA RAMOS

08 de agosto de 2017 03:00 AM

PARA COMPARTIR

Víctor Fuenmayor: "En todo poeta hay una gran soledad"

"Un poeta se hace /como nace el papel, /nunca de la savia /sino de la corteza. /Ese sonido áspero, /tan áspero, /que sublima la piel". Este poema es el que mejor define a Víctor Fuenmayor (1940), quien nació en Maracaibo en el seno de una familia de marineros y poetas. Estudió Letras y Derecho; además, a los treinta años empezó su pasión por la danza. Un hombre que vivió el resurgir de un país gracias al boom petrolero; la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, y el nacimiento de la democracia en Venezuela.

Fuenmayor acaba de publicar una antología que incluye cuatro poemarios: Libro mi cuerpo (ganador del Premio Bienal José Antonio Ramos Sucre, 1986), Donde la luz me encarna (1991), Beber de la sombra y Vivo acallándome el grito, estos dos últimos inéditos. Un silencio por más de treinta años por las dificultades que implica publicar. Sin embargo, gracias a los jóvenes poetas se mantiene activo en los recitales.

La antología se presenta primero en Panamá, un país muy significativo para Fuenmayor, en especial por Esther María Osses, quien lo alentó a escribir cuando apenas era un estudiante en la Universidad del Zulia. El autor espera que las condiciones en Venezuela mejoren para poder presentar su libro en Caracas y Maracaibo.

"Para mí la poesía significó muchas lecturas, desde poetas como San Juan de la Cruz, Rimbaud, cuando empecé a estudiar francés, Baudelaire…"

-Si bien estudió la carrera de Letras, ¿cómo fue su relación con la poesía?
-En esa época había una cierta distancia entre algunos poetas que eran muy reconocidos como Hesnor Rivera, César David Rincón, Néstor Leal, Atilio Storey Richardson, y grupos bohemios que se reunían en Piel Roja, un bar del centro. Yo no estaba en contra de eso, pero siempre fui muy diferente, para mí la poesía significó muchas lecturas, desde poetas como San Juan de la Cruz, Rimbaud, cuando empecé a estudiar francés, Baudelaire…

-Después de terminar sus estudios, viajó a Francia y fue alumno de Roland Barthes.
-Barthes, además de semiólogo, tenía una gran sensibilidad para las artes y la literatura. Su método no fue tan académico ni con estereotipos teóricos. Cuando vi clases con él, éramos muy pocos. Barthes decía que la semiología tiene que hacerla cada semiólogo con los códigos que le plantea cada artista y escritor. Él me hizo comprender que no hay una teoría tan general de los signos cuando se refiere al arte, puede haber una teoría lingüística detrás. Sin embargo, esa teoría sufre demasiadas modificaciones para poder explicar, por ejemplo, lo que es un poema.

-En sus poemas está muy marcada la presencia de la figura paterna.
-Era una figura ambivalente, difícil y autoritaria. Yo fui uno de los últimos varones de la familia, cuando mis padres se separaron tendría dos años. No sufrí a mi padre como mis hermanos mayores. Tengo un poema que se llama Mi padre el silencio, él me habló cuando ya era un adulto y me iba a París. Mi apoyo siempre fueron mis hermanos.

"Conocí una sociedad más libre, más ciudadana y solidaria. Tenemos que hacer una gran de labor de reconstrucción ética"

-Ha sido testigo de la historia contemporánea de Venezuela. Cómo poeta, ¿cuál es su percepción del país?
-Yo nací en los años cuarenta cuando se da la economía petrolera. Recuerdo que mi madre tenía un carnet del comisariato, para mí era como un paraíso porque allí había de todo. Existía un cuidado enorme sobre la salud de los niños, a mi casa cada mes iba una enfermera que se llamaba Juanita.

"Yo creo en la educación libre, gratuita, sin sacrificios para la familia, nosotros éramos doce hermanos. Esto fue en la gran época de la democracia. Yo lo que veo, y me duele decirlo, es que las grandes posibilidades que tuve siendo un niño pobre de educarse como un príncipe, para una persona que nazca en esta época es mucho más difícil. Conocí una sociedad más libre, más ciudadana y solidaria. Tenemos que hacer una gran de labor de reconstrucción ética", prosigue Víctor Fuenmayor.

-En el poema Alineados, escribe: "La mentira no existe en el poema".
-La narrativa es más lógica, tiene que seguir una anécdota que sea verosímil. Mientras que en el poema existe una relación entre el afecto y la palabra, pero no siempre esas palabras son claras porque la verdad hay que buscarla.

-Usted propone en uno de los cantos del poemario Donde la luz me encarna, la imagen del poeta que se hace de la corteza.
-Es que la poesía permite ver cómo el hombre logra sobrellevar las heridas.

-¿Cómo ve su ciudad poética: Maracaibo?
-Maracaibo es como una isla, donde hay un lago por un lado y del otro hay una república que es Colombia. La ciudad que ahora vivo ha matado lo que he amado. Le han quitado mucho de lo poético. Maracaibo es una ciudad que vive una agonía entre ser y no ser.

-Y finalmente, ¿cómo es la ventana por donde mira Víctor Fuenmayor?
-En todos los lugares donde he vivido, siempre cuando miro por la ventana, veo el Lago de Maracaibo y cuando me levanto temprano un sol naranja. El poeta es un solitario, que disfruta de la naturaleza. Yo creo que en todo poeta hay una gran soledad y un deseo de comunicación a través de las palabras.

@DulceMRamosR

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

Espacio publicitario

ENCUESTA

Espacio publicitario

Espacio publicitario