Espacio publicitario

ENTREVISTA JORGE RUIZ CANO, ANIMADOR DE PERSONAJES EN DISNEY

Un venezolano en el equipo de animadores de "Zootopia"

"Es surreal. Yo crecí con las películas de Disney, no me pelaba una. Era mi sueño ser parte de eso" "Para hacer Zootopia unos fueron a África y otros visitamos zoológicos para observar y dibujar"

  • JOSÉ MÁRQUEZ

21 de febrero de 2016 11:36 AM

El demo reel que Jorge Ruiz Cano (Caracas, 1983) colgó en la web muestra fragmentos de algunas grandes producciones en las que ha trabajado como animador de personajes en la meca del cine. Están allí escenas de Frozen, Grandes héroes o el cortometraje Feast. Todas ganadoras del Óscar. Todas con diálogos en inglés, pero con Moliendo café de fondo.

Es que el artista, a pesar de que ha pasado gran parte de su vida en Estados Unidos, es, como dicen, más venezolano que el Alma llanera. Y que no se le ocurra a alguien decirle caraqueño, pues inmediatamente corrige con un "Broooder. ¡De Maracay! Yo me crié ahí ¡Pura costa, caballero!".

Ruiz Cano es, desde hace unos tres años, miembro del departamento de animación de Walt Disney Animation Studios, empresa responsable de Zootopia, el filme número 55 de la serie "clásicos" que se estrenó en Venezuela el viernes pasado y que cuenta la historia de una metrópolis, habitada solo por mamíferos, en donde los animales luchan contra un misterio, además de contra sus propios prejuicios.

"En el departamento somos un gran equipo. No llegamos a 100 pero sí rozamos 70 y algo. En algún momento el equipo crece, dependiendo de la necesidad y qué tan apretados estemos de tiempo con las fechas de entrega. El trabajo allí es bien orgánico", cuenta el venezolano vía telefónica desde San Francisco, en donde vive. Durante los escasos 10 minutos que dura la conexión, habla con tanta efusividad y calma al mismo tiempo que no extraña cuando confiesa que sus personajes favoritos de la película son Yax, un bovino hippie, y el Jefe Bogo, un búfalo policía.

-¿Cuánto tiempo estuvieron trabajando en la cinta?

-Estuvimos como un año y algo, o dos, animando, pero en producción tiene muchísimo más tiempo. Todo nació de la idea de Byron Howard (responsable de Enredados, Bolt, entre otros filmes), que es uno de los directores con Rich Moore y Jared Bush. Él solía ser animador y empezó dibujando este mundo animal que evolucionó a la historia visualmente encantadora que es.

-La historia es lo que guía todo visualmente, pues a partir de ahí se comienzan a dibujar los personajes de manera tradicional. Luego dan el salto a la computadora, vienen los polígonos, los modeladores. Nunca dejan de evolucionar. Después viene el esqueleto, en tamaño marioneta, y ahí entra el equipo de animación. Empezamos a darles movimiento, esa cosa tan sencilla que te hace creer que están vivos, que crea la ilusión de la vida y que su mundo es real, aunque no lo sea. Nosotros estilizamos la realidad. Después vienen los iluminadores, editores, el departamento de composición, etc.

-¿Cuál fue el mayor reto de Zootopia

-Cada película es un animal diferente. En este caso investigamos mucho acerca del reino animal. ¡Hicimos nuestra tarea! Vimos su conducta, sus mañas, sus movimientos, la locomoción. Queríamos que esto fuese veraz. Tuvimos un equipo pequeño que fue hasta Kenya, África, y allá chequearon safaris, reservas, y vieron muchos animales en su ambiente natural. Nosotros, en cambio, recibimos charlas y fuimos al varias veces al zoológico a observar y dibujar.

-¿Qué siente cada vez que vez la película en el cine?

-¡Es increíble! Es totalmente surreal. Yo crecí con las películas de Disney, no me pelaba una. Era mi sueño ser parte de eso. Estar en el otro lado de la pantalla es increíble, poder ser parte y nutrirte de tanto talento y de tantos artistas. Nuestra mayor emoción es ver al mundo destapar ese regalito que le damos.

-¿Y cuando ganan premios como el Óscar?

-Que soy parte de un gran equipo y que es chévere sentir, de cierta manera, que ese premio, en parte, es tuyo.

-¿A cuáles artistas de la animación admira?

-Siempre he seguido el trabajo de Glen Keane (animador de La sirenita, Aladdín, Tarzán); Eric Goldberg (Ralph el demoledor, Paperman, La princesa y la rana); y Mark Henn (El caldero mágico, El rey león, Pocahontas). Esos son los papás de los helados.

-Yo llegué a Disney gracias a un programa que se llama Desarrollo de talento, que no es la misma vía por la que entran la mayoría de las personas al estudio. Es un programa que creó el mismísimo Walter Disney en los 60, creo, cuando se dio cuenta de que sus artistas no iban a vivir para siempre. Y él, pues, no quería que sus secretos y trucos de este arte se fueran con ellos. Allí entras bajo la tutoría de los artistas más experimentados, quienes te preparan para entregarte el testigo. Yo soy una esponja, trato de absorber todo de la profesión.

-¿Tiene clara cuál es su meta en el cine?

-Quién sabe, pana. "Cuéntale tus planes a Dios y se reirá de ti", ¿no? (risas) Por ahora, me fascina el cine. Y la animación es parte del cine. Me encanta la composición, el color, las cámaras, el movimiento, la edición. Todo.

-¿Ha visto recientemente películas venezolanas?

-Vi Papita, maní, tostón hace poco. Me la vacilé demasiado, aunque sé que voy tarde pa' la fiesta (risas). Y vi Libertador, ¡me fascinó, broder!. Cuando Bolívar dice "yo soy el pueblo", ¡beeerro, increíble!

Espacio publicitario

Nombre:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Espacio publicitario

Espacio publicitario

ENCUESTA

DESDE TWITTER

Espacio publicitario