Espacio publicitario

Una frontera caliente en un discurso atomizado

Teatro Línea de Sombra de México pasó su denuncia por Caracas

  • ÁNGEL RICARDO GÓMEZ

04 de abril de 2012 09:34 AM

"El Instituto Nacional de Migración debería desaparecer". "Yo miro al Norte. El Norte no me mira a mí". Amarillo es una propuesta que se vale del teatro físico, la danza contemporánea, la música, el video, el teatro y otros recursos para denunciar -aunque el autor no lo reconozca- un problema que afecta la frontera entre Estados Unidos y México y, en general, cualquier zona fronteriza donde el ser humano suele tener menos valor que las mercancías que pasan de un lado a otro.

Teatro Línea de Sombra de México parte del principio de que el ser humano se desplaza desde los inicios de su historia sobre la faz de la tierra. Sin embargo, se levantan muros, se refuerzan controles y la xenofobia brota como la sangre de aquellos que mueren como presa de los cazadores de migrantes ilegales.

Jorge Vargas y Héctor Bourges son los autores de la propuesta, sobre textos de Gabriel Contreras y el poema de Harold Pinter, Muerte. Testimonios escritos, fotografías, videos, sirven para armar el rompecabezas de un joven que sale de su país rumbo a Amarillo, Texas, y nunca más regresa. Un coro de mujeres y un hombre completan el reparto.

Raúl Mendoza es el inmigrante, quien está acompañado por las actrices y bailarinas Alicia Laguna, Vianey Salinas, María Luna y Antígona Martínez. Jesús Cuevas se encarga de la música, especialmente de esa voz áspera, grave, gutural, que intenta generar climas en ciertas escenas.

El escenario del Teatro Chacao está desnudo, se ve incluso la tramoya. Sólo un muro destaca al fondo, estructura que cuenta con unos escalones y una pequeña ventana. Sobre este se proyectan las imágenes que registran cámaras colocadas a los extremos del escenario y en lo alto del mismo. En la pared se proyectan imágenes de desierto, trenes, rieles, ciertos mensajes.

Son incontables los recursos escenográficos que utiliza Teatro Línea de Sombra: bidones de agua, mucha arena, sillas, mesa, ropa y hasta un tocadiscos... De lo alto de la escena descienden muchas bolsas llenas de arena que, al ser rotas, desprenden finos hilos, que producen interesantes imágenes.

No obstante, una realidad tan contundente y dramática como la migración ilegal y sus consecuencias, aunado a la inmensa cantidad de recursos escenográficos y técnicos, no funciona a la compañía para estremecer al público, que acaba, eso sí, abrumado por el efectismo indiscriminado.

En la puesta de México prevalece sobre todo el efecto sobre el contenido. No hay una línea dramática que una los relatos y denuncias, que terminan aislados, atomizados, fragmentados.

Twitter: @argomezc

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

ENCUESTA

Espacio publicitario

Espacio publicitario