Espacio publicitario

El teatro de Henrik Ibsen también puede ser surrealista

Una adaptación de "Casa de muñecas" llega desde Alemania

El teatro de Henrik Ibsen también puede ser surrealista

Manja Kuhl, Nora Buzalka, Torsten Bauer, Henry Meyer y Jurgen Sarkiss protagonizan la adaptación de Herbert Fritsch (Cortesía)

  • DANIEL FERMÍN

07 de abril de 2012 15:34 PM

Theater Oberhausen hizo del drama social de Henrik Ibsen una historia surrealista. La compañía alemana, una de las invitadas al Festival Internacional de Teatro de Caracas 2012, trajo Casa de muñecas, una versión expresionista del clásico del autor noruego.

La pieza, que se estrenó anoche en el Teatro de Chacao, ofrece una estética novedosa. Una mezcla de Tim Burton con Alfred Hitchcock que le da mayor comicidad a la obra. "Tiene un estilo propio, divertido. La mayoría de los montajes ha sido de una forma realista. Aquí está constituido por imágenes que tratan de ver hacia el interior", dijo Manja Kuhl, que hace de Nora, la protagonista.

La adaptación de Herbert Fritsch también ofrece una Nora distinta. No es aquella mujer sumisa ante una sociedad falocrática. "Nuestra Nora no es una víctima, es una perpetradora. Se pregunta quién soy, cuál es mi papel en mi vida. No se trata de que el hombre sea el malo y la mujer la oprimida, sino de mostrar las veces en que la mujer se oprime a sí misma", agregó la actriz europea.

Así, la obra no es un alegato al feminismo que representó la original. Aquí se muestra a una Nora post feminista. "Es una obra que trata sobre la emancipación del ser humano. De cómo las personas pueden liberarse de la imagen que tienen de sí mismo. Si lo hacen con grandes cambios o con pasos silenciosos. Nosotros dejamos preguntas abiertas sobre cómo cada uno haría el proceso".

Y todo ello acompañado de danzas, de maquillajes y vestuarios que convierten a sus protagonistas en una especie de zombis. Aquí, el arte tiene tanta relevancia como la propia historia. "El arte es el medio de transporte para el contenido. Ambos se acompañan. La forma artística de abordar la obra hace que se nutran el uno del otro", dijo Manja Kuhl. Así, el teatro de Henrik Ibsen también puede ser surrealista.

dfermin@eluniversal.com

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

ENCUESTA

Espacio publicitario

Espacio publicitario