Espacio publicitario

Elba Escobar: "En la actuación no existe la imposibilidad"

La actriz y cantante regresará en diciembre al país para ofrecer algunas funciones de “Disneizuela” en Caracas y varias ciudades del país. Aquí revela que haber emigrado “no le ha permitido envejecer”.

La actriz se presentará los días 11 y 12 de diciembre en el BOD 

CORTESÍA

  • EDUARDO ANDRÉS MURIA

26 de noviembre de 2017 00:00 AM

PARA COMPARTIR

Elba Escobar: "En la actuación no existe la imposibilidad"

Elba Escobar (Caracas, 1954) sumaba varios años sin lograr un papel en telenovelas venezolanas. Su programa de radio era lo único que la mantenía en contacto con sus seguidores. Actuaba en algunas obras de teatro y al mismo tiempo colaboraba con Leonardo Padrón y Camilo Hernández en los guiones de una que otra producción. Eso, hasta que un día su hijo Simón, ya residenciado en Estados Unidos, le pidió que se fuera del país pues sentía temor por la inseguridad.

"Yo tenía la visa americana de trabajo. Con esa facilidad de estar legal decidí irme y hasta ahora me ha salido mucho trabajo. Me he ido quedando. Uno siempre se va con la idea de querer volver a Venezuela", responde la actriz, mientras espera a su entrenadora personal para iniciar su rutina de ejercicios.

Hace tres años, la también cantante llegó a Miami con el monólogo Mi marido es un cornudo. Luego comenzó a girar por varias ciudades con Relatos borrachos y Cartas de amor, hasta llegar al Teatro Flamingo con Mi boda latina gay. Los días 11 y 12 de diciembre a volverá a Venezuela para presentar en Caracas Disneizuela, monólogo escrito por Daniel Ferrer Cubillán, en el que la actriz encarna a una simpática madre soltera que cría cinco hijos de diferentes padres. La pieza se montará en la Sala de Conciertos/Auditorio del BOD, en La Castellana, a un costo de 65.411,23 bolívares por boleto.

"Es más económico para los empresarios: menos pasajes, menos habitaciones y viáticos… Ganamos un poquito más cuando hacemos monólogos"

-Últimamente ha presentado monólogos. ¿Encuentra algún tipo de ventaja en este formato? ¿No le gustaría trabajar en obras con elencos más numerosos?
-La ventaja es que como viajamos tanto y nos contratan de muchas partes, es más cómodo movilizarnos con el formato monólogo. Es más económico para los empresarios: menos pasajes, menos habitaciones y viáticos… Ganamos un poquito más cuando hacemos monólogos. Es un formato que tiene esa ventaja. Pero también he hecho obras con varios actores. La verdad es que es delicioso montarse en el escenario con compañeros que hacen que el trabajo tenga esa comunión hermosa cuando los actores nos metemos en el personaje y vemos en la mirada del otro compañero ese personaje que te está dando la réplica.

-¿Cómo sería el monólogo que mejor representaría su vida?
-Justamente hace unos días hablaba de eso con Enrique Salas, con quien tengo buenas relaciones desde hace 17 años, incluso más, cuando él era asistente de la producción de Ambas tres, la obra de Javier Vidal que inauguró el Teatro Trasnocho. Ahí nos conocimos y nos hicimos amigos. Vi su trabajo hasta que un día me invitó a una obra infantil que él había dirigido. Desde entonces llevamos muchos años trabajando. Le decía que sería interesante hacer un monólogo tipo stand-up donde contara todas las anécdotas de la locura en la que se convierten nuestras vidas, porque quienes nos dedicamos a este trabajo de la actuación, tenemos una vida muy particular. Es hermosa esta profesión, aunque haya momentos difíciles, como en todo. Pero sería un monólogo muy divertido y conmovedor. En la actuación no existe la imposibilidad.

-¿Qué plantea Disneizuela?
-El título Disneizuela es una idea del productor y director Daniel Ferrer, con la intención de tener cierto impacto. Una vez él presentó Venezolanos desesperados en Miami, y a una de las actrices se le había vencido la visa y me pidió hacer su personaje. Era un monólogo corto dentro de la obra. A Daniel le gustó tanto que, pese a que no me aprendí bien el libreto por el poco tiempo, decidió escribir un monólogo para mí y surgió Disneizuela. Es la historia de una mujer que tiene cinco hijos de parejas distintas. Una mujer venezolana muy popular de barrio, trabajadora que ha hecho de todo. No es un monólogo político, pero sí habla de la realidad del venezolano, específicamente de la mujer que está sola y tiene muchos hijos. La historia de una sobreviviente en un país donde cuesta tanto ganarse la vida y salir adelante. La anécdota de este monólogo es que todos ofrecen la imagen de un país similar a Disney, pero no lo es, aunque siempre tienen la esperanza de inventarse algo.

"La vida es más deliciosa en la simpleza, en la tranquilidad, en la paz"

-Yo sí soy arrecha aborda la vivencia de una ejecutiva exitosa que debe lidiar con el alcoholismo. ¿Considera que el éxito nunca es completo?
-El éxito es una ilusión. No se trata de que sea completo o no, pero cuando ocurre es completo. Diría que es efímero, no es un estado o una forma de ser. Existen los momentos exitosos. Se puede tener uno y después la vida sigue. La vida es más deliciosa en la simpleza, en la tranquilidad, en la paz. En el sentido profundo, creo que el éxito es tener una vida sana de servicio y agradecimiento. De tener la familia que te ama, tus amigos y de tener a Dios. Tú puedes ser una persona exitosa y tener malos momentos como el personaje de la obra. Hay muchos ejemplos: Elvis Presley, que murió de una sobredosis; Michael Jackson, Whitney Houston… personalidades con profesiones exitosas, pero vidas desastrosas.

-¿Ya no le interesa hacer telenovelas?
-En Miami se hace mucho casting. He hecho muchos, pero no he quedado en nada. Sucede que el público latino que ve la televisión en español es, en su mayoría, mexicano. Entonces buena parte de las historias están orientadas hacia el público mexicano. Eventualmente, uno puede tener la oportunidad de hacer algún personaje en una telenovela que no esté dirigida a ese público en particular para el que producen Telemundo o Univisión. Venevisión ya no produce novelas en Estados Unidos, antes los venezolanos teníamos esa oportunidad. Se hacen pocas novelas para tantas personas intentándolo. No se trata de que no les guste el trabajo de uno o lo descalifiquen, sólo que tenemos pocas oportunidades.

"Tengo momentos en los que siento miedo por mi futuro, por mi productividad, por la seguridad de mi familia, por la situación del país"

-¿Cuál es el lado más frágil de Elba Escobar? ¿Qué cosas le dan fuerza para salir adelante?
-Mi lado más frágil es cuando me dejo atrapar por el miedo. Creo que hay dos emociones fundamentales: una es el amor y la otra es el miedo, en esta última se encuentra todo lo demás: la rabia, la ansiedad y los resentimientos… Tengo momentos en los que siento miedo por mi futuro, por mi productividad, por la seguridad de mi familia, por la situación del país. Y lo que me da fortaleza es la confianza. La confianza en Dios y saber que por más difícil que parezca todo, siempre queda un aprendizaje. El amor puede cambiar todo.

-¿Qué es lo más difícil que tuvo que hacer cuando decidió irse de Venezuela?
-Separarme de mi familia y amigos. Dejar el trabajo que tanto amaba hacer. A mí me resultó muy difícil dejar la radio. Me hace mucha falta. Dejar el país, tu calle, la casa. Meter la vida en dos maletas. Ver crecer a tu familia por videollamadas. No poder ir a la tumba de mis padres, donde están sus cenizas. También esa sensación de empezar de nuevo, hacer cosas que hacías a los veinte, pero ahora a los 63. Trabajar mucho para poder ganar dinero. Yo a esta edad debería estar retirada, pero no, aquí estoy trabajando como una muchachita para pagar las cuentas, después de cuarenta años de carrera. Pero, por otro lado, veo una bendición en todo, en poder llegar a los sesenta y tres aquí en Estados Unidos, siendo productiva. Emigrar me ha obligado a no envejecer. Nada de eso, al contrario, ¡para la calle a trabajar!

-Desde su perspectiva, ¿cuál es la realidad del artista venezolano en el exterior?
-Los artistas venezolanos somos unos magos reinventándonos. Hay muchos escritores en el Festival del Libro de Miami. Tenemos a María Helena Lavoe en una asociación de escritores que apoya a los venezolanos editando libros en Amazon. Están los artistas plásticos haciendo exposiciones. Hace poco pude ver Our Town, una pieza dirigida por Michel Hausmann en el Teatro Colony. En ese mismo lugar, los muchachos de C4 Trío y Mariaca Semprún ofrecen un musical. También vi a Carlota Sosa, Rafael Romero y Luigi Sciamanna actuando en inglés. Ellos lucían geniales en cada uno de sus personajes. Mimí Lazo están haciendo monólogos en un teatro en Los Ángeles. Hay microteatro en España con actuaciones de Javier Vidal y Julie Restifo. Estamos reinventándonos, haciendo cosas. Hemos hecho de todo durante toda la vida. Estamos acostumbrados. Hacíamos televisión, pero también teatro, animábamos, montábamos stand-up y escribimos. Hasta yo soy facilitadora de talleres de crecimiento y conferencias. Venimos del país de las dificultades, entonces sabemos manejar las dificultades.

-¿Se quedará en el país?
-Por ahora los planes no contemplan quedarme en Venezuela. Sólo hacer gira y regresar a Estados Unidos porque tengo compromisos ya pautados. Pero si me saliera un proyecto interesante que me permita quedarme en el país por una temporada ya sea para teatro, cine o televisión, claro que me quedaría. Eso forma parte de mi trabajo.

@AndresMuria

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

Espacio publicitario

ENCUESTA

Espacio publicitario

Espacio publicitario