Espacio publicitario

Cayito Aponte: "Estoy más vivo que siempre"

“Si me da un catarro o algo peor que un catarro, me recupero con las mismas ganas de salir adelante y seguir trabajando”, asegura el actor y cantante.

 Poco después de haber participado en el montaje de “Vivo, el musical”, el actor, comediante y cantante estará en “Epa, Isidoro”

GUSTAVO BANDRES

  • GABRIEL GUZMÁN LACRUZ

19 de marzo de 2017 10:20 AM

Actualizado el 19 de marzo de 2017 13:38 PM

PARA COMPARTIR

Cayito Aponte: "Estoy más vivo que siempre"

A sus “sopotocientos” años, Cayito Aponte (1938) extraña su juventud. Y es que, aunque afirma no querer recordar su edad pues “es lo único que nadie puede robar”, le gustaría volver a sus años mozos, no solo para “conquistar lindas chicas”, sino quizá para recordar los “momentos dorados” de su carrera artística que comenzó en la radio, siendo muy pequeño. “Siempre me gusta hablar de la atemporalidad”, dice. 

“Yo comencé a trabajar en esto cuando tenía catorce años porque la voz se me desarrolló muy rápido”, comenta el artista al empezar a describir su experiencia en la radio de La Victoria, de donde es oriundo. “En las radionovelas interpretaba a los personajes de carácter y eso a todo el mundo le causaba mucha risa. 

–¿Cuál fue la reacción de su familia en ese momento?

–Toda la vida tuve el cariño y el apoyo de mi familia. Se reían, pero estuvieron conmigo siempre. Todavía hoy, mis hijos, nietos y bisnietos están de mi lado y me piden consejos para iniciarse en sus proyectos. 

“Sin embargo, aquellos son momentos que me gustaría volver a vivir”, añade poco antes de revelar que fue un lunes, 16 de septiembre de 1959 cuando Radio Caracas Televisión le abrió las puertas. 

En el canal de Quinta Crespo cuya sede ahora se convirtió en una mera casa productora, empezó a trabajar en El show de las 12, junto a Víctor Saume, donde pasó tres años imitando a los cantantes del momento. Sin embargo, fue en 1961 inició sus pasos en el canto lírico, “cosa que mucha gente todavía no sabe”; pero fue 1969 cuando hizo su triunfal salto a Radio Rochela Radio, que se transmitía en más de 27 emisoras del país. 

–¿Qué es lo que más extraña de esos momentos? 

–Sin duda alguna extraño mi casa, Rctv, donde estuve más de cincuenta años poniéndole ganas a cada trabajo que salía; allí crecieron mis hijos; alimenté a toda mi familia; compré mi casa y mi carro. Claro que extraño esos momentos. Pero nunca con tristeza, sino con alegría y optimismo pues yo toda la vida he dicho que el que va a la guerra con la cara triste, tiene la mitad de la batalla perdida. Hay que ir sonriendo para lograr lo que uno quiere. Por eso y desde mi optimismo creo que algún día volveremos a estar en la pantalla, libres y sin tapujos. Después de todo, lo único que hacíamos era darle felicidad a la familia venezolana. 

–Ha trabajado en la radio, el teatro y la televisión, y hasta discos ha producido. ¿Cuál experiencia le ha gustado más? 

–Es muy difícil escoger. No tengo preferencias pues he gozado en cada una de estas actividades. Ahora, si me pones a decidir entre mujeres, todo se complica porque influyen las medidas y otros factores que me gustan. 

–¿Cómo cuales?  

–Para mí, 90-60-90 está bien. Si en su lugar la mujer midiera 110-90-110, sería una exageración porque creería que están inyectadas. Y la verdad es que me gus'tan las mujeres naturales. Aunque no sean muchas (risas). Pero que sean naturales. Sin embargo, si te consigues a una bien inyectada, ¿qué vas a hacer? Los hombres somos débiles. 

–¿Qué queda en usted de los años de programas de televisión como Radio Rochela?

–Todo. Ninguno de nosotros era de la Radio Rochela, nosotros seguimos siendo Radio Rochela. Siempre que un rochelero esté sobre las tablas, la Radio Rochela sigue viva. 

–¿Qué considera que le falta por hacer para completar su recorrido artístico? 

–Es que he hecho de todo en esta vida. Yo nunca he buscado caminos en el arte. Todos los caminos se me han puesto enfrente y lo que yo he hecho es caminarlos. Los recorridos me los consigo y allí considero que comienza mi nueva aventura. Lo que voy a decir se cuenta y no se cree: nunca pensé ser cantante de ópera o actor de televisión. Tampoco se me ocurrió ser humorista. Pero, por el contrario, todo el tiempo supe que quería llegarle a los rincones del corazón de la gente.

–¿En algún momento ha sentido el paso de la edad? 

–¿Cuál paso de la edad? ¿La memoria? ¡Para nada! Si pierdo la memoria me botan de aquí. Más bien me aprendo los libretos en un dos por tres. Es una cuestión que ya viene en mis genes. A los seis años ya era capaz de recitar los poemas de Andrés Eloy Blanco, que son más largos que la esperanza del pobre. Y en cuanto a los demás aspectos de mi salud, gracias a Dios considero que estoy bien. La vida me ha tratado bien. Si me da un catarro o algo peor que un catarro, me recupero con las mismas ganas de salir adelante. Así que el alemancito todavía no me va a pegar. 

–¿Cuál es su secreto? 

–Desde que nací tuve la suerte de no ser galán, sino un hombre con cara de viejo. 

–¿Con quién le gustaría trabajar o volver a compartir un proyecto? 

–Esta pregunta me pone en un lío muy grande porque hay gente tan talentosa y tan buena en el mundo de las artes y he tenido tan buenos compañeros que mencionarte a alguien en específico me haría ser injusto con los demás. Lo cierto es que, gracias a Rctv, aprendí que cada uno de ellos es parte de mi familia. 

–Con el auge de la televisión por internet, ¿cree que en algún momento desaparecerán los medios tradicionales de información? 

–Eso mismo dijeron de los periódicos cuando llegó la televisión a Venezuela y todavía los seguimos teniendo. Creo que el mundo del arte y de la información tiene campo para todo y para todos los medios. 

–¿Qué tiene que decirle a la nueva generación de actores que apuestan por la televisión venezolana? 

–Esta es una labor de resistencia y mucho entusiasmo. También es importante recordar que nunca se va a llegar a la meta, pues siempre va a estar en el infinito. Cuando dices: “hasta aquí llegué”, ahí moriste, porque cuando se acaba la lucha, se acaba la vida. 

–¿Cuáles son sus nuevos proyectos? 

–Después de haber trabajado en montajes venezolanos de icónicos musicales como Cabaret, Jesucristo Superestrella, El hombre de La Mancha, El violinista sobre el tejado y  Vivo, el musical, me embarcaré en un nuevo proyecto que se estrenará en mayo: Epa, Isidoro. 

–También participaré en una bonita gala de zarzuela que se está preparando. El show constará de las romanzas españolas más conocidas. 

–En un país en el que se ha vuelto tan difícil trabajar, simplemente aplico la de “como vaya viniendo, vamos viendo”. Si llegó, vamos a darle. Espero que nunca me sienta cansado y ojalá que Dios me dé salud para seguir poniéndole empeño a cada proyecto que se me presente en el camino, por el que lo daré todo. 

gguzman@eluniversal.com

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

ENCUESTA

Espacio publicitario