Espacio publicitario

Marisa Román protagoniza la serie web "Legado Proyecto"

"El arte es el espacio para observarnos y reflexionar"

La actriz venezolana, radicada en Argentina, se unió al cineasta Michael Labarca y a otros emigrados en un proyecto sobre lo que ocurre en el país.

Marisa Román está radicada desde hace dos años en Argentina 

CORTESÍA AMALIA CAPUTO

  • PABLO GAMBA

06 de agosto de 2017 04:00 AM

Actualizado el 06 de agosto de 2017 08:10 AM

PARA COMPARTIR

"El arte es el espacio para observarnos y reflexionar"

Marisa Román es parte de Legado Proyecto, una serie de cortometrajes difundidos a través de Internet que fue lanzada en julio. Ella colabora como actriz; el director es Michael Labarca, el venezolano que fue premiado en 2016 en la Cinéfondation, la sección estudiantil del Festival de Cannes, por La culpa, probablemente.

La serie, que lleva tres cortos publicados hasta ahora, está dedicada a la situación actual del país. Sigue en ese sentido la línea de los “selfimentaries” –documentales en los que el cineasta aparece como en una selfy– de Carlos Caridad Montero, y de los videos que han difundido también Hernán Jabes y Aldrina Valenzuela.

Se distingue, sin embargo, porque Román, Labarca y sus colaboradores están radicados en Buenos Aires, donde graban en el sótano de un pequeño restaurante. En la misma ciudad vive Pedro Camacho, el realizador de Retratos urgentes, una serie de cortos testimoniales sobre Venezuela hechos utilizando principalmente Skype.

Legado Proyecto también se diferencia de esos trabajos porque tiene como base la interpretación. El tercer capítulo, Armando, por ejemplo, es una dramatización del testimonio de Mónica Carrillo D’Lacoste, madre de Armando Cañizales, quien fue asesinado en una protesta. El texto fue publicado por el fotógrafo Roberto Mata en el sitio web Prodavinci.

“Vamos a desnaturalizar todo aquello que nos violenta”, escribió Labarca en la presentación de Gas, el segundo corto. En el primero, Patria, define Legado Proyecto como una serie de “ejercicios para preservar la memoria”.

Román es una actriz conocida por sus trabajos en la televisión venezolana, entre los que se destacan los dos papeles que hizo en la telenovela Cosita rica (2003-2004). También ha trabajado en el teatro y en el cine nacional, en películas como La hora cero (2010).

En diciembre de 2013 emigró. Estuvo en Estados Unidos, donde se especializó en la técnica actoral de Susan Batson, quien es miembro del Actors Studio, y ha sido coach de Nicole Kidman y Juliette Binoche, entre otros actores. Desde hace dos años se radicó en Argentina, el país de donde son sus padres.

–¿Cómo fue que surgió Legado Proyecto y cómo se incorporó a él?  

–El director y yo nos conocimos hace casi un año en Buenos Aires, y desde entonces queríamos trabajar juntos. En todas nuestras conversaciones el tema central era la realidad de Venezuela, así que decidimos atender a la necesidad que teníamos de participar activamente en lo que está atravesando el país, haciendo lo que sabemos hacer.

–Michael tuvo la idea de utilizar los relatos de Roberto Mata como punto de partida. Confío plenamente en él como creador, así que le di todo mi apoyo desde el primer momento. Poco a poco se fueron sumando más personas al equipo. El proyecto comenzó a tener forma e identidad propia, hasta que llegó el momento de compartirlo con la gente, para que complete la obra y la resignifique.

–¿Cómo le planteó Labarca el personaje de Armando y cómo fue su preparación para interpretar a alguien que no es creación de la imaginación, sino una persona real?

–El proceso fue fluido y grupal. Tuvimos varios encuentros en los que leíamos los relatos e íbamos descubriendo a los seres humanos tras las palabras, y cada uno, individualmente, se documentó sobre los casos. Al filmarlos, el espacio se volvió sagrado para los involucrados. Lo que estamos viviendo como país nos tiene a todos los venezolanos atravesados, sin importar dónde geográficamente nos encontremos.

–Desde su perspectiva como actriz, ¿por qué hacer una recreación de ese tipo con un material eminentemente periodístico?

–Los relatos de Roberto son muy poderosos. Algunos son de familiares que han perdido a un ser querido, producto de la represión de quienes deberían proteger a la sociedad civil, y otros son relatos de las víctimas, en primera persona. Lo que está pasando en el país es dantesco, criminal e inhumano, y no puede haber espacio para la naturalización de esos hechos.

"En todas nuestras conversaciones el tema central era la realidad de Venezuela, así que decidimos atender a la necesidad que teníamos de participar activamente en lo que está atravesando el país, haciendo lo que sabemos hacer"

–¿Fue el teatro documental referencia para este trabajo? ¿Tenía alguna experiencia previa en ese tipo de teatro?

–Es mi primera experiencia de este tipo. No sabemos a qué mutará Legado, pero sin duda seguiremos creando, dándole voz a los oprimidos y haciendo eco de lo que está pasando en el país. El arte es el espacio que tenemos para observarnos y reflexionar como colectivo.

–¿Qué le parecen los videos que otros cineastas han venido haciendo sobre la crisis venezolana? ¿Qué cree que aporta Legado Proyecto en relación con ellos?

–Apoyo toda iniciativa para generar conciencia en relación con la realidad de Venezuela. En el país se está dando un movimiento de cambio sin precedentes, sin duda alguna estamos viviendo un momento histórico. Un pueblo democrático manifestándose contra un régimen represor y totalitario, un pueblo al que le han violado todos sus derechos fundamentales en un país donde todos los grandes medios de comunicación están amordazados. Estamos haciendo uso de las ventanas que nos quedan para informar y comunicar lo que estamos viviendo.

–¿Por qué se fue de Venezuela?

–Progresivamente el país se fue encogiendo: cada vez había menos trabajo, la inflación ya era desorbitante y comenzaba la escasez de todo tipo. Pero el factor crucial para tomar la decisión fue la inseguridad. Ya no me sentía segura ni en mi casa, y la gente comenzaba a estar agresiva en la calle como consecuencia de todos estos factores.

–¿En qué otros proyectos ha estado trabajando en el extranjero?

–En Estados Unidos colaboré en varias películas independientes. Argentina ha sido muy amable conmigo. Estoy estudiando guión y el año pasado incursioné en la producción, llevando a Carl Ford, hijo de Susan Batson y mi coach de actores favorito, a dictar el primer taller de la Técnica Batson en el país. Como actriz he filmado varios comerciales. Estoy generando mis propios proyectos y abierta a la posibilidad de colaborar con otros artistas.

–¿Piensa regresar a Venezuela?

–Me encantaría volver y entregarle a mi país todo lo que he aprendido viviendo en el exterior. Tengo fe en que ese día llegará. Siempre mando mucha luz a Venezuela desde donde sea que me encuentre. Esto va a pasar, y todos juntos vamos a reconstruirla.

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

ENCUESTA

Espacio publicitario

Espacio publicitario