Espacio publicitario

De Grazia: "Las reservas del BCV no son del gobierno sino de la nación"

El diputado Américo De Grazia criticó duramente la posibilidad de que el BCV esté llevando a cabo supuestas negociaciones con un banco alemán para canjear parte de las reservas en oro del país. "Es una pena que hayamos caído en una 'economía agiotista'", opinó.

Lamentó que el Ejecutivo Nacional marque la pauta de los demás poderes.

Lamentó que el Ejecutivo Nacional marque la pauta de los demás poderes.

ARCHIVO | ARCHIVO

  • YAMILETH ANGARITA

05 de febrero de 2016 16:37 PM

Caracas.- La supuesta nueva negociación que el gobierno venezolano está realizando, a través del manejo del Banco Central de Venezuela (BCV) para operaciones de canje de oro monetario con el banco alemán Deutsche Bank, enciende las alarmas en los sectores que vigilan sus actuaciones en el área financiera.

"Las reservas de oro son el respaldo de nuestra moneda", sentencia en entrevista para El Universal el diputado por la Mesa de la Unidad Democrática, Américo De Grazia. "Las reservas del BCV no son del gobierno sino de la nación", agrega con contundencia.

Sobre la información que Reuters divulgó y que asegura que "Venezuela está echando manos de sus activos en oro", con la finalidad de contar con la liquidez necesaria para cumplir a tiempo este año con compromisos de pagos externos, De Grazia dijo que "eso pone en evidencia lo mal que estamos como país, como reserva, como institución financiera. La poca credibilidad que tiene Venezuela ante el resto de los países u organismos de carácter internacional o crediticio".

Asegura el legislador por el estado Bolívar que actualmente "Venezuela aparece como un país poco confiable desde el punto de vista financiero. Ya no nos prestan. Antes nos prestaba China, Rusia, pero contando con nuestro oro, con nuestras reservas; pero ya las tenemos comprometidas. Incluso a China ya no le conviene comprarnos a futuro porque en el mercado internacional puede conseguir petróleo a mejor precio y a mejores condiciones de las que podamos nosotros ofrecer a futuro", explicó.

Sostiene la agencia internacional, que el BCV y el Deutsche Bank habrían firmado en diciembre un acuerdo marco ISDA (de la Asociación Internacional de Swaps y Derivados) para concretar este año el intercambio, que le permitiría al principal ente emisor venezolano recibir efectivo a cambio del compromiso de que la transacción será revertida en una fecha y a un precio predeterminado.

"Están buscando dinero en todos lados", destacó una de las fuentes a Reuters, que pidió el anonimato por no estar autorizada para hablar de la operación.

El mismo Gobierno Nacional ha admitido la seriedad de la situación económica venezolana cuando ha querido darle vida a un Decreto de Emergencia Económica, acción que fue repelida por el actual Parlamento Nacional, de mayoría opositora.

"Miremos lo siguiente: las reservas internacionales de Arabia Saudita están entre los 600 mil millones de dólares. Es decir, Arabia Saudita puede darse el lujo de mantener los gastos que sostiene anualmente por 4 años consecutivos y sin que le entre ni un solo dólar a ese país. Venezuela ni siquiera tiene garantía del abastecimiento de comida de un mes", sostiene Américo De Grazia.

En efecto, es oficial que las reservas internacionales del país alcanzan el mínimo monto de los últimos 12 años: 15.379 millones de dólares. Algunos analistas aseveran que solo alrededor de 2.400 millones de dólares están disponibles en efectivo, cuando este mismo mes de febrero deben cumplirse compromisos de pago de deuda al exterior, por vencimiento e intereses, de alrededor de 2.000 millones de dólares.

"¿Para qué estamos vendiendo el oro en esta oportunidad? Para pagar intereses de deuda. Es una pena que hayamos caído en una 'economía agiotista', estamos viviendo para pagar deuda: creció la deuda externa y no hay ninguna inversión que garantice en Venezuela su recuperación desde el punto de vista económico", asegura el diputado De Grazia.

"¿Cómo se explica que en Venezuela, después de casi 14 años de bonanza petrolera, tengamos ahora que vender las joyas, los relojes, los diamantes, las cadenas, los televisores que tengamos en casa para podernos mantener?", agregó.

Sobre la decisión de repatriar el oro venezolano, tomada por el fallecido presidente Hugo Chávez en 2011, De Gracia criticó duramente que "todo ese nacionalismo a ultranza del que hacían gala, no era otra cosa que una mentira tras otra para ocultar sus verdaderos intereses que eran ponerles la mano a los pocos recursos que tenían en el exterior para mantenerse en el poder".

Deploró además que después del despliegue mediático que se realizó en aquel entonces ahora el Ejecutivo guarde silencio cuando se le pide explicar qué está haciendo con ellas. "Siempre el gobierno y el régimen se van a ocultar en la opacidad", opinó Américo De Grazia.

Espacio publicitario

Nombre:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Espacio publicitario

Espacio publicitario

ENCUESTA

DESDE TWITTER

Espacio publicitario