Espacio publicitario

Por La Chinita, en Venezuela se juega pelota con fe

El 18 de noviembre marca en Venezuela el inicio de la Navidad, pues en el Maracaibo (cuna de la gaita) se rinde honor a la Virgen de Chiquinquirá con una feria que prende la parranda gracias a numerosos eventos, entre los que destaca el esperado Juego de La Chinita, un clásico de beisbol dedicado a la patrona de los zulianos.

Águilas del Zulia es el equipo encargado de recibir año tras año a sus rivales de la pelota criolla para disputar en casa el clásico de La Chinita. (Foto: Gustavo Bandres) 

  • MARÍA FERNANDA TORRES B.

18 de noviembre de 2016 12:14 PM

Actualizado el 20 de enero de 2017 13:45 PM

PARA COMPARTIR

Desde 1933 Maracaibo vive con emoción el #beisbol en honor a La Chinita #VirgenDeChiquinquirá

Este año se disputa la edición 48 del clásico Juego de La Chinita en el Luis Aparicio de #Maracaibo #VirgenDeChiquinquirá

Desde 1933 Maracaibo vive con emoción el beisbol en honor a La Chinita, patrona del Zulia. En aquella oportunidad se enfrentaron los equipos Águilas del Concordia (Aragua) y Pastora (Zulia), en el primer juego dedicado a la Virgen, en que los visitantes ganaron, luego de que Silvino Ruiz lanzó un juego perfecto.

Seis años después, un 18 de noviembre, las novenas de Gavilanes y Pastora, ambas de la Liga Occidental, se enfrentaron justamente durante las fiestas de Chiquinquirá. Este duelo se repitió en 1953, en lo que se archiva como la tercera edición del Clásico de La Chinita, ganado dos veces por Pastora.

Entre 1955 y 1963, el duelo de noviembre se realizó sin interrupciones cada 18 de noviembre en el estadio Olímpico de Maracaibo, con los equipos de la Liga Occidental, que al desaparecer dejó sin novena profesional al estado Zulia. Por los siguientes cinco años fue Tiburones de La Guaira el equipo encargado de mantener la tradición del ya entonces famoso Juego de La Chinita, como anfitriones en la capital zuliana. De esta etapa, los “salados” lograron récord de tres victorias y dos derrotas.

Las Águilas del Zulia debutaron en la Liga Venezolana de Beisbol Profesional en la temporada 1969 - 1970. Desde entonces, el estadio Luis Aparicio “El Grande” de Maracaibo se viste año tras año de gala para ser la sede del clásico de noviembre y recibir a sus diversos rivales para un enfrentamiento al que acuden miles de aficionados para ver a sus héroes de la pelota criolla.

De esta nueva etapa destacan algunos hitos, como el logrado por Mike Scott en 1971, 1972 y 1973, al ganar los primeros tres clásicos consecutivos para las Águilas.  En 1984, los anfitriones superaron la desesperanza y, en duelo ante Navegantes del Magallanes, fabricaron cuatro vuelacercas en el 8º inning para lograr la victoria 9-8. Entre las épicas victorias del Zulia, destaca la lograda en 1990 con marcador 9-1 ante Tiburones, a quienes volvieron a dar “paliza” en 1997, al vencerlos 10-4.

Pero no todo ha sido gloria para las Águilas, pues en 1977 los Leones ganaron el clásico con 19 carreras y 21 hits, y en 1989 hicieron lo propio luego de que Baudilio Díaz empujó cuatro carreras y conectó 1 cuadrangular para dar triunfo a los felinos 7-4. Por su parte, Navegantes del Magallanes derrotó a los zulianos en el clásico de 1989 cuando Osvaldo Olivares, emergente en la octava entrada, bateó un triple para empujar tres de las cuatro carreras con las que los bucaneros blanquearon a las Águilas. Mientras que en 2004, Jean Carlos Boscán conectó un jonrón con las bases llenas y empujó cinco carreras que sumaron a la victoria de Cardenales de Lara 16-3.

Este año los rapaces recibirán en su nido a Bravos de Margarita para disputar la edición 48 del duelo marabino, buscando mantener a su favor la marca de 24 victorias y 23 derrotas.  

La fecha del clásico es propicia para la entrega del premio “Luis Aparicio”, que reconoce a los peloteros venezolanos más destacados del año. Este año se reconoce al segunda base de los Astros de Houston, José Altuve, por su excelente temporada en Grandes Ligas, sin embargo, la ceremonia se hará en otra oportunidad dado que el criollo no pudo viajar a Venezuela debido al reciente nacimiento de su primogénita, Melanie, en Estados Unidos. La siguiente gráfica de Gil Montaño es testimonio del momento en que Anibal Sanchez (izq.) y Johan Santana (der.) fueron premiados, durante el clásico de 2006, recibiendo el galardón de manos del propio Luis Aparicio (centro).

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

ENCUESTA

<

Espacio publicitario

Espacio publicitario