Espacio publicitario

Inegración: Portugal

El luso: aventurero y emprendedor

3,5% de los venezolanos descendemos de portugueses.

  • William Villegas

15 de febrero de 2017 11:54 AM

Actualizado el 15 de febrero de 2017 13:04 PM

PARA COMPARTIR

Hábiles guerreros y marineros probados, los primeros portugueses llegaron a Venezuela con Cristobal Colón en 1498.

La sangre luso-venezolana asciende al millón de personas, 3,5% de la población del país es descendiente de portugueses.

El espíritu marinero y conquistador ha distinguido a los nacidos en la Península Ibérica. Entre ellos, a quienes el poeta Luís Vaz de Camões o Camoens -nacido en Lisboa en 1524 y muerto allí mismo el 10 de junio de 1580- define como lusíadas, o hijos de Luso, hijo, a su vez, de Baco, dios griego del vino, quien conquistó el territorio de Lusitania, hoy Portugal.

Las aventuras de los lusos originaron uno de los más extensos y bien concebidos poemas épicos de todos los tiempos: Os Lucíadas (Los Portugueses), publicada en 1572 por Camoens, que describiendo episodios de la historia marinera de Portugal, como la travesía por el Índico, Islas Canarias, Cabo Verde, Sierra Leona, Mozambique, diversas regiones del África, y el arribo a Malabar, para entonces la mayor ciudad de la India, lo que marca el descubrimiento del inmenso país por Vasco de Gama,
Camoens usa el periplo y sus avatares, para mostrar, ilustrar cómo el espíritu individual puede encarnarse en una nación y sellar al ser humano, la epopeya y la historia en una identidad y entidad más allá de lo temporal.

Eso sin olvidar el poeta la fe católica que, a toda prueba, izó las velas de los navíos y acompañó a los lusitanos en el sorteo de las tormentas y peligros del Atlántico. Esos viajes asentaron y extendieron el Imperio Portugués y el espíritu emprendedor, empresarial, y de logro de sus hijos.

En premio al esfuerzo, arrojo y valentía, Venus, la misma diosa que irrumpió en los sueños de los navegantes para recordarles, en sus soledades, a las compañeras que aguardaban por su regreso en tierras de Lusitania, les concede descanso en una idílica isla, más parecida al Edén que a paraje terrenal alguno.

De la India a América

Hábiles guerreros y marineros probados, acompañaron a Colón en su tercer viaje a las Indias Occidentales en 1498.

Para 1502, João Vizcaíno integra la expedición de Alonso de Ojeda por tierras zulianas y circunvecinas. Sebastião Melo Cabreira, quien adelantó la venida de agricultores y artesanos portugueses a estos confines, sienta presencia en territorios de lo que hoy es Valencia, Coro, Trujillo, Barquisimeto y Maracaibo.

Acompañaron en negocios y exploraciones a los Welser en 1528, a Diego Ordaz en 1532 y a Lope de Aguirre en 1561.

Diego de Boica "caballero de grandes prensas y singular expediente para cualquiera negocio", según recoge la historia, fue Gobernador de Venezuela en 1542.

João Fernandes Leão Pacheco (nombre castellanizado como Juan Fernández de León), natural de Algarve, designado por Diego de Losada regente y procurador de Caracas, funda Guanare en 1591, donde el estado y su río emblema hacen honor y memoria a la patria de Camoens.

Pasados los enfrentamientos con los originarios de lo que actualmente es Venezuela y adormecida la leyenda de El Dorado, los lusitanos cambiaron las armas por el arado, las redes de pescar y herramientas artesanales y de sastrería, destacándose en esas labores a las que agregaron sus dotes para el comercio, conocidas por sus travesías por Europa y África.

De su adaptación, compenetración y aportes para con estas tierras, sabemos que una hija de Juan Fernández de León, casó con D. Simón Bolívar, el bisabuelo del Libertador.

Gracias a uniones como esas se estimó en 2012 que la sangre luso-venezolana ascendería al millón de personas, 3,5% de nuestra población.

Alta presencia al frente de panaderías, restaurantes, supermercados, farmacias, hoteles y ferreterías. Industria, agroindustria y todo aquello donde trabajar produce dividendos.

Segunda Ola

Empujados por el empobrecimiento y tragedias europeas de la Segunda Guerra Mundial, miles de lusitanos desembarcaron en Venezuela, lo que se incrementó en los años 50 y 60 del siglo XX. No tardarían en dejar su impronta, primero como humildes y esforzados trabajadores que asumieron tareas que algunos venezolanos desdeñaban, luego como emprendedores en sectores como el agro y la construcción.

Sin aspavientos, pero a paso sostenido, fueron integrándose en la Venezuela petrolera y sus tareas.

Así las cosas, ya no es extraño ver que los 13 de mayo y de octubre, 24 y 29 de junio, y 11 de noviembre, los descendientes de los héroes de Camoens en señal de que aún mantienen esa fe cristiana y esa mística de marinería y aventura, se lancen a calles y clubes portugueses ataviados con trajes de alegres colores, para bailar al son de acordeones, panderetas, bandolinas, bombos, castañuelas, cavaquinhos -violas pequeñas-, flautas, gaitas, guitarras y otros instrumentos menores, en honor a la Virgen de Fátima, San Juan, San Pedro, y San Martiño. Son las populares romerías.

Generosas porciones de bacalao, feijoada, cocido a la portuguesa, carne espetada y de vinha de alhos. Pregos bifanas, sardinas asadas, ensalada de pimientos y pastéis de Belem, además del bolo do caco, son el agradecimiento a sus santos por la abundancia recibida y el premio al trabajo multiplicador, tal y como Venus hiciera con los épicos navegantes.

Familias venezolanas se anexan a las celebraciones, disfrutando de los platillos mencionados y del Oporto y el Madeira, vinos que se han granjeado un nombre y un lugar en la vitícola mundial para orgullo de sus connacionales.

Siglos después del arribo de João Vizcaíno, los portugueses, mayoritariamente fervientes seguidores de los Navegantes del Magallanes, son una parte insustituible de nuestro país.

Apellidos como Abreu, Pietri, Gomes, Fernandes, Marques, entre otros, han perdido la ese final y adoptando la zeta castellana para adentrase aún más en nuestra nacionalidad. El presidente de Panteras de Miranda, figura emblemática de los Leones del Caracas y Filis de Filadelfia, Bob Abreu, ha de estar al tanto.

Semblanza del embajador

Fernando Teles es diplomático, por concurso, desde 1983. Nació en Lisboa el 24/1/57. En Venezuela desde 2014. Turquía, 1989;Irak, 1990;Serbia, 1991;Guinea-Bissau, 1993;Estados Unidos, 1999;Luanda, 2006;Jamaica, 2015;Guyana, 2016;Trinidad-Tobago y San Vicente y La Granadinas, 2016, conocen desde diversos cargos diplomáticos de sus buenos servicios. Jefe de División en la Dirección de Servicios de las Instituciones Comunitarias de Secretaria de Estado de los Asuntos Europeos, en octubre de 1996. Subdirector General de los Asuntos Consulares y Comunidades Portuguesas, del 29 de septiembre de 2008 al 31 de julio de 2010. Representante Permanente ante Caricom, el 04 de marzo de 2016.

Condecoraciones: Oficial de la Orden de Mérito, Portugal;Oficial de la Orden de Río Branco, del Brasil;Medalla de la Orden Francisco de Miranda, en su de 3ª clase, Venezuela.

La poética

Os lusíadas, es una epopeya en verso escrita por Luis de Camões.

Es una obra maestra de la literatura portuguesa. Se publicó en 1572, tres años después del regreso del autor de Oriente.

Se compone de diez cantos de tamaño variable dividido en octavas reales. Se la considera una de las mejores epopeyas del Renacimiento.

La acción se centra en el descubrimiento marítimo de la India por Vasco de Gama y en el que se van describiendo otros episodios de la historia de Portugal, glorificando al pueblo portugués.

A lo largo de la narración hay varios tipos de episodios: Bélicos, mitológicos, históricos, simbólicos, líricos y naturalistas.

-El tema principal es la expedición naval a la India por Vasco de Gama.

-Historia de Portugal: Relatos de pasajes heroicos de la historia de los portugueses.

-Luis de Camoes donde relata la admiración por los héroes del pueblo portugués.

-Mitología, donde frecuentemente refiere las acciones de los héroes grecorromanos.  

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

ENCUESTA

Espacio publicitario

Espacio publicitario