Espacio publicitario

Jesús Silva Fernández, embajador de España en Venezuela

"No habrá independencia de Cataluña"

El embajador Silva Fernández señaló que España vive desde 1978 el período de mayor desarrollo de toda su historia, con un crecimiento basado en el principio de convivencia.

Jesús Silva Fernández es el embajador de España en Venezuela y tiene más de 30 años de experiencia como diplomático. (Cortesía Embajada de España)

Jesús Silva Fernández es el embajador de España en Venezuela y tiene más de 30 años de experiencia como diplomático. (Cortesía Embajada de España)

Cortesía Embajada de España

  • MARIÁNGELA LANDO BIORD

08 de octubre de 2017 09:30 AM

Actualizado el 08 de octubre de 2017 16:21 PM

PARA COMPARTIR

"En ningún caso habrá independencia de Cataluña", asegura el embajador de España en Venezuela, Jesús Silva Fernández

La autonomía catalana es la más amplia de España, con muchas más prerrogativas, derechos y poder de decisión que las otras regiones españolas

Lazos profundos de casi 519 años de antigüedad unen a España y a Venezuela, unos vínculos que sobrepasan la lengua, la historia y la religión en común y que se ven incrementados por migraciones, inversiones y siglos de convivencia.

Jesús Silva Fernández, embajador de España en Venezuela desde hace más de cuatro meses, comentó durante una visita a El Universal que comenzó en el servicio exterior hace más de 30 años, durante el Gobierno de Felipe González, del Partido Socialista Obrero Español (PSOE). Luego se desempeñó como diplomático con los de José María Aznar, del Partido Popular (PP), José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE) y ahora con Mariano Rajoy (PP), con un intervalo durante el cual trabajó para una empresa privada.

Crecimiento amenazado

El embajador Silva Fernández señaló que España vive desde 1978 el período de mayor desarrollo de toda su historia, con un crecimiento basado en el principio de convivencia.

En su opinión, el problema en Cataluña sería “artificialmente creado” por los políticos, especialmente los independentistas catalanes, que habrían llevado con sus discursos incendiarios a una situación de conmoción que afecta a toda España. Acotó la bolsa y los mercados comenzando ignorando la situación, pero que esta semana se ha reflejado en la caída de acciones y en la decisión de empresas de abandonar Cataluña por miedo a quedar fuera de España y de la Unión Europea en caso de una declaración de independencia unilateral por parte de Cataluña.

Explicó que la autonomía catalana es la más amplia de España y tal vez del mundo, con muchas más prerrogativas, derechos y poder de decisión que las otras regiones españolas (País Vasco, Galicia, Andalucía o Canarias, por ejemplo). Acotó que esa autonomía se logró con la actual Constitución, la de 1978, que otorgó amplios poderes a la Generalitat en compensación al pueblo y las autoridades catalanas por las políticas del franquismo.

“En ningún caso habrá independencia de Cataluña”, sentenció el embajador, quien señaló que sólo podría darse esa independencia si Cataluña propone al Congreso de los Diputados una reforma de la Constitución de 1978, si el Legislativo apoya la propuesta, si se incluye en una reforma constitucional la posibilidad de secesión de alguna región, si toda la población de España aprueba la reforma constitucional y si todo el electorado español vota a favor de que Cataluña se declare independiente.

Enfatizó que las leyes españolas vigentes no permiten que una región se declare independiente de España a menos que toda la población del reino vote en la consulta. Destacó que, por el contrario, la Constitución garantiza la unidad y la indivisibilidad del país.

Agregó que con diálogo con el Parlamento y el Gobierno central, los catalanes podrían conseguir mayor autogobierno y cierta autonomía fiscal.

La solución sería, opinó el diplomático, ir a unas elecciones y que todo el pueblo español decida si Cataluña puede declarar su independencia.

Explicó que la aplicación del artículo 155 de la Carta Magna española no se ha decidido en el caso de Cataluña, pero que no sería algo inédito en Europa. Recordó que Reino Unido ha suspendido en varias oportunidades desde 1998 las competencias autonómicas de Irlanda del Norte en casos de peligro del orden interno de la provincia del Ulster y por falta de acuerdo entre partidos regionales.

Mencionó además que Cataluña jamás ha sido un reino, principado o nación independiente, sino un condado (el de Barcelona) desde el siglo IX, y que forma parte de España desde el nacimiento de España tal y como se conoce hoy, con la unión de las coronas de Castilla y Aragón mediante el matrimonio de Isabel de Castilla y Fernando de Aragón. Su hija Juana fue la primera reina de la España unida, en 1516.

Turismo en aumento

El embajador Silva Fernández señaló que España recibe anualmente unos 75 millones de turistas, cifra que lo convierte en el segundo país de Europa en cuanto a turismo, por detrás de Francia.

Indicó que el clima, los museos, castillos, palacios, playas, bellezas naturales, infraestructura hotelera y seguridad atraen a los visitantes.

Destacó que el elevado número de visitantes incomoda a muchos españoles, sobre todo en Cataluña, pero que la situación en países como Egipto, las políticas migratorias de gobiernos como el de Estados Unidos o los atentados terroristas en naciones como Francia convergen para que España siga siendo considerado buen destino turístico a nivel mundial.  

España pendiente

Silva Fernández explicó que, por los lazos y la historia en común, España es uno de los países a los que más le importa la estabilidad de Venezuela.

Explicó que “nadie ha hecho más por el diálogo en Venezuela que España”, y aclaró que fue en la sede de la legación española en Caracas donde comenzaron los contactos secretos, que luego se hicieron públicos, entre representantes del Gobierno y de la oposición. Confía en que el diálogo llegue a buen puerto y que conduzca al entendimiento, la pacificación y el fortalecimiento del país.

Comentó que actualmente residen en suelo español, según el censo, unas 200.000 personas nacidas en Venezuela.

Aclaró que en España, y en especial en sus medios de comunicación y en redes sociales, Venezuela es un tema habitual, lo mismo que en otros países de la Unión Europea. “Es difícil quedarse callado sobre el tema Venezuela”, comentó.

Añadió que el principio de no injerencia en asuntos de política interior de otros países es cada día más difuso, pues hay valores considerados inviolables por la comunidad internacionales, como los derechos fundamentales, y que si esos derechos se ven en peligro, esa comunidad internacional se ve impulsada a actuar, sea donde sea.

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

ENCUESTA

Espacio publicitario

Espacio publicitario