Espacio publicitario

Opinión

El 60° aniversario del inicio de la era cósmica

Gracias al esfuerzo de todo el país, el día 4 de octubre de 1957, pasó a la historia de la humanidad como un hito de suma importancia en la era espacial. Fue el día del lanzamiento del primer satélite artificial de la Tierra, llamado Spútnik-1, que fue llevado a cabo exitosamente por la URSS.

Retrato de Yuri Gagarin durante una recepción ceremonial, dedicada al próximo Día de la Aviación y la Cosmónica y el 50 aniversario del primer vuelo espacial histórico de Gagarin en Moscú(Reuters).

Retrato de Yuri Gagarin durante una recepción ceremonial, dedicada al próximo Día de la Aviación y la Cosmónica y el 50 aniversario del primer vuelo espacial histórico de Gagarin en Moscú(Reuters).

REUTERS

  • EMBAJADA DE RUSIA EN VENEZUELA

05 de octubre de 2017 09:21 AM

Actualizado el 05 de octubre de 2017 12:29 PM

PARA COMPARTIR

El siglo XX quedará en nuestra memoria como época de exploración del espacio cósmico

El día 12 de abril de 1961 fue realizado por la Unión Soviética el lanzamiento del primer cohete espacial pilotado en la historia de la humanidad

Por la Embajada de Rusia en Venezuela*

El siglo XX quedará en nuestra memoria como época de exploración del espacio cósmico. Ya en los años 1930, gracias a la escrupulosa labor de los científicos rusos, entre otros, fueron creados y pasaron pruebas prácticas los primeros cohetes de combustible líquido.

Quedó evidente que el desarrollo ulterior de los aparatos coheteriles exigiría extensos trabajos de investigación científica, de construcción y de experimentación, la mayoría de los cuales marcaban tendencias completamente nuevas en la ciencia y la tecnología. En los años 50-60, la Unión Soviética, que apenas empezaba a recuperarse después de la devastadora Gran Guerra Patria (1941-1945), encontró recursos humanos y económicos para crear y desarrollar su propio programa espacial.

Gracias al esfuerzo de todo el país, el día 4 de octubre de 1957, pasó a la historia de la humanidad como un hito de suma importancia en la era espacial. Fue el día del lanzamiento del primer satélite artificial de la Tierra, llamado Spútnik-1, que fue llevado a cabo exitosamente por la URSS.

La palabra rusa “Spútnik” – que significa “acólito” (compañero de viaje) – inmediatamente entró en los vocabularios de todas las lenguas del planeta. Las primeras planas de los periódicos extranjeros estaban llenas de admiración por la hazaña del pueblo soviético. “La sensación más grande del siglo”, “El sueño más querido de la humanidad materializado”, “La ventana al universo la han abierto los soviéticos”, “Esta victoria sublime es el punto de viraje para la historia de la civilización” – eran algunos de los titulares de la prensa mundial de aquel entonces.

La puesta en órbita de ese satélite puso en evidencia el alto nivel de la ciencia y tecnología en nuestro país, dando comienzo al impetuoso desarrollo de la técnica espacial. Luego del primer dispositivo, fueron llevados a la órbita terrestre el segundo y el tercer satélite, siempre más pesados y con unos equipos científicos más avanzados. El trabajo fue encabezado por Sergey Korolev, renombrado científico soviético, ingeniero, fundador de cosmonáutica práctica.

Las primordiales tareas del funcionamiento del Sputnik-1 consistían en verificar la precisión de los cálculos y soluciones técnicas de este lanzamiento, determinar la densidad de las capas superiores de la atmósfera (según la velocidad de descenso del aparato cósmico), explorar la difusión de las redes radioeléctricas emitidas por las transmisoras del satélite, así como analizar las condiciones para un funcionamiento adecuado de otros dispositivos voladores.

El primer satélite orbitó durante 92 días dando 1440 vueltas alrededor de la tierra y recorriendo 60 millones de kilómetros. Las radiotransmisoras del satélite trabajaron durante dos semanas después del lanzamiento. Una vez realizada su misión el aparato se quemó en las capas superiores de la atmósfera.

Dicho éxito sin parangón, logrado por la URSS, fue acogido por muchos gobiernos de países occidentales con evidente escepticismo y desconfianza. Se preguntaba ¿qué importancia podrían tener unos cuantos kilos de metal en la órbita terrestre y qué utilidad traería ese experimento al mundo? Cabe destacar, que su vuelo hizo posible que en enero de 1959, fuera enviado a la Luna el aparato cósmico “Luna-1”. Luego en septiembre del mismo año, el aparato “Luna-2” descendió a la superficie de la Luna, y un mes más tarde la estación interplanetaria “Luna-3” transmitió a la Tierra las primeras imágenes del lado oscuro de la Luna. Unos logros de enorme valor y significado, no solamente para el siglo XX, sino para la historia de la humanidad.

Y por fin, después de muchos años de preparación, el día 12 de abril de 1961, fue realizado por la Unión Soviética el lanzamiento del primer cohete espacial pilotado en la historia de la humanidad. Se llamaba “Vostok” y fue conducido por Yuri Gagarin. Aquel día se hizo realidad el sueño eterno de la humanidad, volar al espacio cósmico. Ese vuelo se convirtió en el acontecimiento épico en la exploración del espacio, abriendo camino para nuevos avances tecnológicos y el desarrollo sin precedentes de la industria de Rusia.

Vale recalcar que el lanzamiento del Spútnik-1, entre otros, sirvió de etapa preliminar para crear la existente red de Internet, ya que precisamente las investigaciones en el marco de aquel programa satelital soviético incentivaron dicha idea y su implementación práctica.

A partir del vuelo del primer satélite Rusia ha recorrido con éxitos impresionantes un largo camino en su programa espacial, logrando construir, poner en órbita y explotar por décadas la plurifuncional estación cósmica soviética «Mir». El país siguió siendo líder mundial en el ámbito de la cosmonáutica.

Entre los últimos proyectos innovadores de Rusia se destacan la creación del radiotelescopio “Radioastron” que tiene una resolución 2000 veces más alta que el telescopio “Hubble” con el fin de explorar quásares. Se prevé utilizarlo para iniciar investigaciones de las corrientes relativistas y agujeros negros súper grandes, así como explorar las zonas de formación de estrellas y planetas.

Recientemente se ha finalizado la creación del sistema ruso de posicionamiento satelital GLONASS, que a la par con el estadounidense GPS representan los únicos dos sistemas globales de navegación satelital.

Hoy en día, Rusia aspira cumplir los proyectos de mayor importancia científica. Se están finalizando los intensos trabajos para lanzar una nueva clase de cohetes portadores modulares “Angara” diseñados para llevar a la órbita de 1,5 hasta 35 toneladas de carga útil, finalizar la construcción del Cosmódromo “Vostochniy”, introducir el sistema de transporte espacial con propulsor nuclear, así como ejecutar el proyecto del telescopio espacial “Spectr-RG” (con diapasón de rayos X y Gama).

Nuestro país también está implementando junto con la Agencia espacial de Europa el proyecto “ExoMars” con el fin de la exploración de Marte. Y eso sin mencionar, que cohetes rusos «Soyuz» son actualmente los principales medios de transporte espacial para lanzar satélites y llevar tripulaciones a la Estación Espacial Internacional y que la NASA sigue empleando los propulsores de cohetes de producción rusa.

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

ENCUESTA

Espacio publicitario

Espacio publicitario