Espacio publicitario

MIRADA EXPUESTA // AZALIA LICÓN

"La viuda de la Sardina"

La fotógrafa caraqueña y docente en el área se ha dedicado por dos años al estudio de las apropiaciones temporales de género en las manifestaciones tradicionales venezolanas. De su interés surge este ensayo que describe los preparativos del Entierro de la Sardina de Naiguatá.

  • JUAN ANTONIO GONZÁLEZ

05 de marzo de 2017 04:00 AM

Actualizado el 05 de marzo de 2017 13:19 PM

PARA COMPARTIR

"La viuda de la Sardina"

Sin entrar en argumentaciones antropológicas, sin pretender explicar aquí el origen de la tradición popular que la fotógrafa Azalia Licón ha retratado desde 2015, la serie que la también docente en el área de la fotografía presenta hoy en Mirada Expuesta, La viuda de la Sardina, apunta hacia otro flanco del conocimiento de las costumbres y rituales encarnados por un puñado de hombres que cada Miércoles de Ceniza, en la población costera de Naiguatá, en el estado Vargas, se visten de mujeres para representar el Entierro de la Sardina, momento que señala el final del carnaval y que sus cultores recientes han convertido en una especie de montaje teatral de calle en el cada vez tiene más cabida la sátira política y social.

En el acercamiento de Licón a todo lo que involucran los preparativos de esa inversión momentánea de género, sobresale la voluntad de una comunidad por conservar aquellas expresiones que le dan su identidad. Una identidad que se ajusta a cada época y a cada circunstancia, pero en la que nunca falta el pescador, el lanchero, el obrero, el estudiante o el maestro que, maquillaje, pelucas, zarcillos, vestidos y tacones de por medio, desee ser una de las “viudas” en el Entierro de la Sardina, por cierto, una celebración heredada de la Colonia que el sincretismo con las culturas aborígenes y africanas ha hecho propia, única.

Las fotografías en blanco y negro de Azalia Licón se detienen en los detalles: la mesita donde se colocan las uñas postizas, las pantimedias puestas por encima de un bóxer, la aplicación de sombras de ojos, el vestido colgado en la puerta de un camión expendedor de pescado, los pies toscos apretujados en unas zapatillas de tacón, el resultado definitivo de la transformación y finalmente el gozo, con palmera en mano, de la procesión que, en realidad, es una puesta en escena que a través del ocultamiento y la máscara, así como del desparpajo que el anonimato permite, hace aflorar el sentir popular en un rango que va de la burla (a veces reconocimiento) de la conducta habitual de las mujeres del pueblo, hasta la crítica punzante a la situación política y económica actual, pasando, como no, por la provocación a aquellos hombres que deciden permanecer como espectadores.

Obviamente, a la fotógrafa, formada en la Escuela Foto Arte y la Organización Nelson Garrido, sí le interesa hacer una lectura antropológica de esta festividad. Extraer de ella las claves para comprender cómo se generan las formas de representación de lo femenino a través de la mirada y la corporeidad masculinas.

No obstante, sería un error referirnos a esta serie como un ensayo fotográfico motivado por algún tipo de interés académico sobre de la sexualidad, pues la misma Azalia Licón aclara que todos los que participan en el Entierro de la Sardina de Naiguatá “son hombres completamente heterosexuales; algo que recalcan mucho cuando asumen sus personajes como ‘viudas’, pero que no forma parte de este trabajo visual”.

La fuerza motivadora de estas imágenes está en el empeño de su autora por entrever en una manifestación popular que en el pasado tuvo una honda significación religiosa –que ahora se reparte con lo pagano–, la visión (¿o versión?) que estas “viudas” temporales pueden componer, desde lo grotesco y lo festivo, desde el instinto, desde la liberación de los roles cotidianos, de esas mujeres que los complementan.

mirada.expuesta@gmail.com

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

ENCUESTA

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario