Espacio publicitario

MIRADA EXPUESTA // LEO ÁLVAREZ

"Tan lejos, tan cerca"

Hasta el domingo 19 de marzo se podrá apreciar en la Sala 6 del Museo de Bellas Artes la muestra del fotógrafo venezolano, cuyo valor documental radica no sólo en la belleza de las imágenes captadas de manera analógica, sino en la revelación de un país posible que la diatriba política ha pretendido, sin éxito, hacer invisible.

  • JUAN ANTONIO GONZÁLEZ

12 de marzo de 2017 04:30 AM

PARA COMPARTIR

"Tan lejos, tan cerca"

El fotógrafo venezolano Leo Álvarez asume su expresión más personal en esa Venezuela invisible, donde nada es lo que se reseña a diario en la prensa. Las imágenes de esta serie, expuesta hasta este mes en el Museo de Bellas Artes (MBA), reflejan ese otro país ajeno a la violencia cotidiana. No, no es escapismo, es un necesario mirar a la esencia de lo que siempre hemos sido, cuando no andamos ataviados de calamidades.

Y el artista, que se ha formado en Roberto Mata Taller de Fotografía, con el maestro Alexis Pérez-Luna y con el esteticista Fran Beaufrand, recurre al título de una de las grandes películas del alemán Wim Wenders, Tan lejos, tan cerca, porque de lo que se trata aquí es de hacer un viaje personal hacia ese país ignorado, acallado por la apabullante debacle social, económica, política y hasta ética evidente en las grandes ciudades.

Así que en estas fotografías -de las que Álvarez pudo conversar ayer con el público que acudió al MBA para descubrir de su propia voz las historias de esas escenas plácidas, nostálgicas, divertidas, esperanzadas, lúdicas y absolutamente hermosas- seguimos siendo lo que siempre hemos sido: un gentilicio carente de odios, de angustias exacerbadas, de consignas que no son oídas, de marchas que se ha vuelto inútiles… Nunca hemos (o habíamos) sido ese manojo de quejas que lejos de sanar nuestras heridas emocionales, las aviva, las recrudece.

Dice el fotógrafo, ganador, entre otros reconocimientos, del Primer Premio “Henrique Avril” de la X Bienal Nacional de Fotografía, realizada en la Galería Municipal de Arte de Maracay: “Tan lejos, tan cerca es mi visión personal de la Venezuela profunda que parece haber existido desde siempre  y que no desaparece nunca de mi vista, oculta para algunos, y más honesta que nuestras posmodernas sociedades capitalinas, (cada vez más virtuales y vacías)”.

En estas fotografías, realizadas en negativo de 35 mm y con esa inigualable granulación que ofrece el nitrato de plata al fijar cada toma sobre el papel fotosensible, Leo Álvarez intenta plasmar almas o, como él mismo lo reconoce, “la forma en la que a lo largo de este trabajo he percibido a sus habitantes, mis paisanos, sus espacios y sus historias, nuestra historia, mis raíces; donde me identifico con nuestros valores, con nuestro realismo mágico y nuestra esencia, ni mejor ni peor, un contenido fractal, un autorretrato de lo que fuimos, somos y seguiremos siendo”.

A su manera, Álvarez extiende una invitación, abierta, sin exclusiones, a rescatar lo que creemos perdido, porque definitivamente todavía existe una Venezuela que hay que documentar, una Venezuela que se resiste de manera natural a las prebendas del proselitismo político –venga de donde venga–, que vive en armonía con su entorno, que hace rodar bicicletas a orillas del mar, que guarda con esmero los afectos de su pasado. Un país que dejamos de ser sobre el asfalto, en las trancas de vehículos, en el apretujamiento del carrito por puesto o del metro, pero que está más cerca de lo que pensamos.

Un país que bien merece ser registrado, y al que este fotógrafo documentalista siempre regresa cuando puede hacer un alto en las vertientes periodística y comercial de su oficio. Porque es allí, en el documentalismo, donde él se reconoce mejor a sí mismo.

¿Qué decir de la belleza de las imágenes de Leo Álvarez? Intentar describirla podría orillarme a lugares comunes, pero eso recurro al escritor egipcio Naguib Mahfuz para aproximar a una expresión escrita el gozo estético que acompaña la observación de Tan lejos, tan cerca: "La belleza es un hiriente estremecimiento del corazón, una vida plena en el alma, y una locura de amor que hace flotar al espíritu en su éter hasta hacerlo abrazar los cielos".

mirada.expuesta@gmail.com

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

ENCUESTA

Espacio publicitario