Espacio publicitario

Natasha Tiniacos: "El tiempo de creación está supeditado a la sobrevida"

La escritora presenta una nueva edición de su poemario "Historia privada de un etcétera"

La escritora de 35 años prepara su tercer libro (Cortesía Natasha Tiniacos / Florencia Alvarado)

CORTESÍA / FLORENCIA ALVARADO

  • INDIRA ROJAS

02 de julio de 2016 05:00 AM

Actualizado el 03 de julio de 2016 15:32 PM

PARA COMPARTIR

Natasha Tiniacos: "El tiempo de creación está supeditado a la sobrevida"

Historia privada de un etcétera, poemario de Natasha Tiniacos, colecciona infinitos, tal como lo dice el título. Son anécdotas de la cotidianidad transformadas en experiencia poética -en infinitas lecturas- como la del camión de basura que se lleva consigo restos del pasado (Pasa el camión), la metáfora de la información nutricional y la turbia noción de lo que somos -¿qué nos compone, qué nos define?- (Datos nutricionales), o la invitación a imaginar lo primitivo y lo esencial en la oscuridad en Poema para ser leído en una falla eléctrica

Esta colección poética, publicada por primera vez en noviembre 2011, vuelve en una edición de Libros del fuego. La tirada que La cámara escrita difundió hace cinco años contó con el diseño de Álvaro Sotillo, pero, cuenta Tiniacos, se consigue poco en las librerías. "Los editores de Libros de fuego consideraron que fue una edición fugaz y que valía la pena publicarla otra vez". Los juegos y pautas visuales que se incorporaron en 2011 (por ejemplo, el poema Encuentro con Sísifo está escrito de forma horizontal, y para leer Soliloquio de un perro es necesario voltear el libro) se mantienen en esta segunda edición, así como la selección de poemas. 

Tiniacos no considera que su escritura tenga un compromiso social, una agenda, o una exploración sobre el  funcionamiento de las sociedades humanas. Sin embargo, declara: "Me interesa el individuo y su conexión con otros individuos". 

"Creo una atención a lo particular, que puede ser una taza, un árbol o un animal, para el reconocimiento del ser y de su existencia en la realidad y en la realidad virtual y digital", explica la autora, y es que poemas como Transgénicos (aria) -el primero de 56 que conforman la Historia privada de un etcétera- o Veinte estados imaginarios en Facebook conectan al lector con su espacio vital y su estilo de vida. Tal vez hasta se sienta identificado:

Quien quiera que sea yo se difumina

en el desenmascarado, el semejante

contigo, un ectoplasma, sombra 2.0.

Se lee en Transgénicos. Es también este primer poema donde Tiniacos sembró su manifiesto: Ninguna realidad es insignificante.

Historia privada de un etcétera nació en Estados Unidos, país donde ha concentrado gran parte de su formación académica. Fue seleccionada como poeta en residencia en el International Writing Program de la Universidad de Iowa y becaria de la Oficina de Asuntos Públicos de la Embajada de los Estados Unidos en 2014. Ese año también mereció una beca de residencia artística en Vermont Studio Center. 

En agosto de este año retornará al país norteamericano con la intención de escribir su tercer libro. Afirma que entre el trabajo y la cotidianidad venezolana, pautada por la incertidumbre, el proceso creativo se traba cual palanca defectuosa. Es hora de aceitar engranajes y tomar respiros. "Vivimos en un país que secuestra tu atención, tu pensamiento, estamos en una sobrevida y el tiempo de creación está supeditado a la sobrevida". La poetisa, de 35 años, trabaja en una suerte de "fragmentos y errancias, casi esquizofrénicas" para esta nueva publicación, cuyo resultado define como "un encuentro con un tiempo presente en el que hay fracturas". Advierte que aún no está lista y no es posible precisar cómo será el conjunto. 

Considera que el lenguaje es "musical" -"los textos comienzan en mi cabeza como una especie de música", comenta-, pero en esta ocasión escucha los estruendos y los crujidos. "Pienso en el ruido de Venezuela, y por eso me tengo que ir. Necesito escucharlo de lejos, tengo una urgencia por escuchar el tiempo presente y hay que escribirlo con cautela". 

En Nueva York también regresará a las aulas, casi un placer culposo para la autora. Tiniacos se define como "una eterna estudiante" que cuando cumpla sus 40 años estará "sentada en un pupitre". Para ella, la universidad es un espacio en el que encuentra "sentido a la vida".

También ha sumado a su experiencia profesional la docencia, y durante un semestre en 2015 dictó clases de literatura inglesa en la escuela de Letras de la Universidad Central de Venezuela (UCV). "Es una escuela muy bella, llena de magia, aunque se trabaja con cero recursos", declara.

La escritura para performance se encuentra entre sus intereses, luego de comprobar que sobre las tablas los significados, voces, e imágenes adquieren una repercusión distinta. Sus textos han sido presentados en espectáculos de danza (Iowa) y en el teatro (en la obra Retrovisor de Teatro Nueva Era, en Venezuela). "Es interesante ver cómo el cuerpo sirve de caja de resonancia".  

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

ENCUESTA

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario