Espacio publicitario

Muestra en museo de Los Ángeles recupera el legado de las "race films"

La exposición sobre las primeras películas hechas por y para la comunidad negra se realiza en medio de una polémica sobre la falta de diversidad en las nominaciones a los Óscar

Muestra en museo de Los Ángeles recupera el legado de las race films

Los actores Mantan Moreland y Francine Everett en la película Tall, Tan and Terrific (Efe)

EFE |

23 de enero de 2016 17:16 PM

Los Ángeles.- Mientras en Hollywood continúa la polémica sobre la falta de diversidad en las nominaciones a los Óscar, el Museo Afroamericano de California en Los Ángeles recupera en una exposición el legado de las "race films", las primeras películas hechas por y para la comunidad negra.

Bajo el título "Coloring Independently", la muestra se centra en las "race films" (que se podría traducir como "películas raciales") de los años 40, época que se considera "la era de oro" de este tipo de cine según la comisaria de la exhibición, Tiffini Bowers.

"Se trata de películas con un reparto de actores negros hechas para el público negro", explicó a Efe. Este fue un cine que rompió con los convencionalismos y representaciones mayoritarias, "contaron sus propias historias desde su propio punto de vista, dado que la comunidad negra no tenía acceso al sistema de estudios de Hollywood".

Los comienzos del cine no fueron un modelo de inclusión y diversidad. A películas abiertamente racistas como "Birth of a Nation" de D.W. Grifith (1915) se le unían la caracterización maniquea y repleta de estereotipos de la comunidad negra, que además veía con frecuencia que eran actores blancos los que, maquillados, representaban sus papeles.

Inicios del cambio

Se suele considerar a la cinta "The Homesteader" (1919), dirigida por el pionero Oscar Micheaux, como la primera película del cine afroamericano, aunque las "race films" comenzarían a tener peso en la década de los años 30 y se consolidarían en las décadas posteriores.

"En las películas de los grandes estudios podías ver uno o dos actores negros, pero nunca un reparto completamente negro", explicó la comisaria de la exposición, quien incidió además en que la originalidad de estas películas residía también en el contenido y la representación fílmica durante unos años 40 marcados todavía por los efectos de la Gran Depresión y la discriminación contra los negros.

De hecho, el primer Óscar para un intérprete afroamericano lo ganó Hattie McDaniel en 1940, por "Gone with the wind", un galardón que la actriz recibió en una ceremonia celebrada en un hotel con reglas discriminatorias y segregacionistas contra los negros.

Frente a los estereotipos que habitualmente encarnaban los actores negros, como criados o ladrones, las "race films" abrieron el abanico de temáticas y de personajes para los intérpretes afroamericanos: roles protagonistas, villanos, abogados, doctores, estrellas de la música o galanes de película.

La muestra del Museo Afroamericano de California rinde homenaje, a través de carteles y fotogramas rescatados, a filmes como "Caldonia", "Reet, Petite and Gone", "The Betrayal", "Look Out, Sister" o "Ebony Parade".

Predominaban en las "race films" las comedias musicales, que combinaban gags con canciones y bailes de swing, blues o ragtime, aunque también se adentraron en géneros como el drama, el cine "noir" o incluso el western.

El éxito de estas películas entre la comunidad negra (algunas incluso fueron exportadas a países europeos como Bélgica) favoreció también el surgimiento de estrellas del cine afroamericano, como los actores Louis Jordan o Mantan Moreland.

Aunque el reparto y gran parte del equipo técnico y de producción estaba compuesto por personal negro, los grandes estudios y también empresarios blancos comenzaron a ver que las "race films" eran un buen negocio y también invirtieron en ellas.

No obstante, la segregación llegaba hasta la exhibición y este tipo de películas estaba destinado a su estreno en cines en los que podía entrar la comunidad negra, pues la discriminación hacía que ciertos cines sólo permitieran el acceso a espectadores blancos.

Las "race films" continuaron con su desarrollo durante los años 50 aunque el término cayó en desuso en los años 60 con el ocaso del sistema de grandes estudios de Hollywood y el movimiento por los derechos civiles, que permitió "algo más de inclusión" en el cine, explicó la experta.

La polémica sobre la ausencia de actores negros en las últimas nominaciones a los Óscar, que motivó el boicot de algunos intérpretes a la gala y el anuncio de la Academia de medidas para aumentar la diversidad, es el último capítulo de la batalla de la comunidad negra por aumentar su visibilidad y reconocimiento en Hollywood.

"Desde luego se progresado mucho, pero todavía estamos luchando por ello", concluyó la comisaria de la exposición al respecto.

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

Espacio publicitario

ENCUESTA

DESDE TWITTER

Espacio publicitario