Espacio publicitario

Cortos y variados

CORTESÍA

  • E. A. Moreno Uribe

21 de diciembre de 2017 10:10 AM

PARA COMPARTIR

Cortos y variados

Termino la temporada teatral caraqueña de 2017.Y hay que hacer un recuento de aquellos espectaculos que marcaron pautas. Ya reseñamos lo que fueron los montajes Reina pepeada de Román Chalbaud y Acto Cultural de José Ignacio Cabrujas. Y ahora nos detenemos en  Cortos y variados, novedoso y variopinto evento que reunió  seis obras cortas, de 20 minutos cada una, el cual  se presentó en una sola función diaria (de jueves a domingo), durante los meses de mayo, junio y julio,  y después en noviembre y diciembre en el Teatro Escena 8 de Las Mercedes. ¡Ejemplar persistencia!

A pesar de las aguarimbas  

Por supuesto que la crisis sociopolítica venezolana de 2017 no tiene puntos de comparación con la que vivió y sufrió España. Durante esa Guerra Civil (1936-1939) se escenificaron en la zona republicana diversos tipos de espectáculos claramente diferenciados, que tenían circunstancias muy distintas de representación. Por un lado, estaba el teatro producido en el frente de batalla, con una extrema economía de medios, que se caracterizaba por una relación directa con las necesidades de la conflagración (donde hubo descarada intervención extranjera) y una función formativa sobre el público. Y un teatro con mayores aspiraciones estéticas, representado en las salas de las grandes ciudades y que tenía como objetivo canonizar momentos fundacionales de la épica del pueblo, presentando una imagen idealizada de los combatientes. La censura para los contenidos y las básicas formas de actuación imperaron como es obvio en la zona gubernamental y también en el sector rebelde o nacionalista.

Recordamos esas características del teatro que se hizo en la zona republicana española, a manera de información, ya que en Caracas, el teatro no se detuvo por las famosas “guarimbas” y es por eso que Cortos y variados se pudo mostrar durante sus temporadas. Además, y esto hay que reiterarlo, las otras salas caraqueñas exhibieron sus montajes y hasta hicieron funciones gratuitas bajo el rotulo de Teatro en Resistencia. Y hubo, como es natural, un descenso notable en las taquillas porque el público pensó dos veces antes de salir a la calle, precisamente de noche y con muchos “chicos malos” sin controles en las calles.

Cortos y variados, “este experimento” según lo denomina su organizador, el productor José Manuel Ascensao, permitió ponderar montajes como El reto, Las amantes presidenciales Los trajes del muerto, Quedé loca por bocona, Afuera y Chicas venganza, escritos y dirigidos por Johnny Gavlovski, Carmelo Castro Fernando Martínez y Arnoldo Maal, Yanosky Muñoz, José Simón Escalona y Angélica Escalona y Dairo Piñeres. Estos espectáculos permitieron conocer argumentos, muy venezolanos además, y detalles de sus montajes y las respectivas caracterizaciones, según lo reseñamos a continuación:

El reto 

Texto denso, una investigación muy profesional de su autor, el psicólogo Gavlovski, sobre  orígenes y  límites del mal y el bien, materializados en un  par  de caballeros, vestidos  cual alienados oficinistas  contemporáneos, que cuidan un archivo: uno es Gabriel, el bien (cual ángel Gabriel),  y el mal, o sea Lucio o Lucifer. Agudo análisis sobre seres de carne y hueso que al final deciden comerse una manzana, después de una alucinante tarea física para quedarse con el control de los archivos. EL contenido de esta mini pieza es de características filosóficas y suscita rechazos o aceptaciones. Las actuaciones, encomendadas a Gabriel Blanco y José Manuel Ascensao son impactantes, especialmente el segundo, porque su personaje luciferino es más humano y creíble. Hay, pues, una tarea muy aguda por parte del director, el mismo Gavlovski.

Las amantes presidenciales 

 Se dice que al lado de un gran hombre hay siempre una gran mujer, bien sea esposa o amante o concubina. Es por eso que la historia íntima de los gobernantes es para novelas, telenovelas y teleteatros, además de peliculas. Ahora, bajo el formato de alta comedia, se presentaron las anécdotas amatorias de cuatro controversiales Presidentes de Venezuela: José Antonio Páez y Cipriano Castro, de la tercera república; Carlos Andrés Pérez y Jaime Lusinchi, de la cuarta república. Gracias a la investigación y al trabajo de Carmelo Castro (sobrino nieto de Cipriano Castro), se logró mostrar lo que fue el queridaje en la institución familiar, en cuatro sagas sobre igual número de mujeres que acompañaron a esos machos poderosos y además significaron su fuerza o su perdición en sus mundos íntimo. Ahí, pues, desfilan,  desde Barbarita, la amante de Páez, hasta Cecilia Matos, que después Pérez la hizo su esposa legítima,   además de “La Chanito”, la concubina de Castro, y Blanca Ibáñez, también desposada por Lusinchi.

La intimidad y la fuerza femenina logró atrapar al espectador en lo que representa "el queridaje como institución", donde la mujer que acompaña al poderoso puede ser su fuerza o su perdición; y subraya que la mujer con su sexo puede hacer y deshacer hasta un país. Es el mejor texto de investigación y el trabajo actoral más ambicioso, resuelto por Maga González y Carlos Dugarte con interpretaciones bien diferenciadas.

Quedé loca por bocona 

 Basada en hechos reales y existenciales de un personaje del mundo LGTBI caraqueño, el escritor y director Yanosky Muñoz mostró una historia un tanto inverosímil, pero cuyos actores le dan una gran dimensión escénica, donde el cuento teatral pasa a un segundo plano y se destacan más sus performances individuales.

  Ahí está, por ahora, Adrián, varón de clase media, que sueña con ser famoso y pertenecer al mundo del espectáculo, quien cuenta las peores situaciones por las que ha pasado en su vida a consecuencia de no quedarse callado cuando es oportuno  y dejar que las cosas fluyan por sí solas. "Somos dueños de lo que callamos y esclavos de lo que decimos", este dicho él jamás lo ha tenido claro y es entonces cuando se conoce cada uno de los enredos y problemas donde está envuelto el protagonista. Yanosky Muñoz se inspiró en casos sonados de la farándula, la política y la vida cotidiana de amigos cercanos para llevar a las tablas esta comedia, que cuenta con la actuación estelar de Jose Gregorio Martínez y su Sancho Panza, pero más delgado, Ramphis Sierra.

El traje del muerto 

 Adam, excéntrico millonario coleccionista de objetos del más allá, tiene una pelea con su hija a causa de su afición por los objetos embrujados. Adquiere un supuesto fantasma que lo atormenta, y lo persigue hasta llevarlo a la muerte. Escrito por Fernando Martínez, bajo la dirección de Arnoldo Maal y Fernando Martínez, es un espectáculo que debe ser depurado, especialmente su texto sobre temática sobrenatural, y dejar así que los trucos teatrales sean apreciados y degustados por el público. Tiene un primer actor como Luis Carlos Boffill, secundado por la bella Marilyn Ascensao, que muy bien podría contar y actuar lo que sucede con su personaje.

Afuera 

José Simón Escalona rompió esquemas y se atrevió con el monólogo de Marquito, quien cuenta como salió del closet y lo hizo de manera didáctica y sin cortapisas. Es una bofetada a la hipocresía machista, que ha abusado de él. El humor escénico resulta de sus rocambolescas peripecias para conjurar su inusitado y extraordinario culo y el drama se ve representado irónicamente, en la misma provocación que emancipa sus extravagantes nalgas. El personaje revela facetas de su vida en un intento de auto exorcismo, de desfachatez para equilibrar su soledad y lo que busca es "liberarse del culo".  La obra deja sin aire al espectador pacato por la performance actoral de Víctor Hugo Gomes. Un trabajo perfecto de este comediante, conducido por Angélica Escalona.

Chicas venganza

Interesante y bien escrita “página negra” sobre la cotidiana violencia nocturna caraqueña, la cual exalta a las víctimas, tres mujeres asaltadas y violadas por un malandro, y de cómo ellas se vengan y terminan despedazándolo hasta matarlo. Es una pieza pergeñada y dirigida por Dairo Piñeres, que tiene correctas actuaciones, compartidas, de Andreína Mesa, Patricia Amenta, Bárbara Mijares y Grecia Augusta Rodríguez. Es, sin lugar a dudas, el plato fuerte de este Corto y variado.

Más allá de las valoraciones o evaluaciones de cada uno de los montajes que integran a Cortos y variados, hay que resaltar el hecho cultural como tal, el que hayan logrado reunirse y generar un espectáculo que contribuyo a drenar los sinsabores de esta Caracas del 2017. Felicitaciones para todos ellos y que viva el teatro, el único lugar donde aún el hombre puede pensar o soñar en libertad.

Emorenouribe@gmail.con

@EAMORENOURIBE

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

Espacio publicitario

ENCUESTA

Espacio publicitario

Espacio publicitario