Espacio publicitario

Una fecha que ensalza al docente venezolano

La unión del magisterio venezolano se consolidó el 15 de enero de 1932

Con hechos que marcaron la historia nacional, El insigne docente Luis Beltrán Prieto Figueroa defendió que cada 15 de enero se celebre el Día del Maestro, tal como ocurre en todo el país, por ser el día que nace la Sociedad Venezolana de Maestros de Instrucción Primari (Svmip). Cuatro años después (en 1936) se funda la Federación Venezolana de Maestros.

La unión del magisterio venezolano se consolidó el 15 de enero de 1932

Todo empezó cuando un grupo de docentes sin distinción de credos creó Sociedad Ven. de Maestros(AVN)

AVN |

  • MARISOL DECARLI R.

15 de enero de 2016 13:55 PM

Caracas.- El 15 de enero de 1932 marca la pauta del magisterio venezolano y de la educación del país. Y es que un grupo de educadores reunidos en el edificio donde funciona el Colegio Vargas, situado entre las esquinas de Salvador de León a Socarrás número 52, se funda la Sociedad Venezolana de Maestros de Instrucción Primaria (Svmip). Estos docentes, imbuidos del espíritu cívico de Don Simón Rodríguez y portadores de las innovaciones educativas, donde sobresale el espíritu de la Escuela Activa o Nueva, cuya corriente impulsó al magisterio en medio de la zozobra y la brutal persecución, desafiando la hostilidad y las difíciles condiciones políticas de la dictadura gomecista.

Entre sus fundadores se encuentran Luis Beltrán Prieto Figuueroa, Miguel Suniaga, Víctor M. Orozco, José Antonio López, Santiago Schenelle, Luis Padrino, Rosa de Vanegas, María Teresa Landaeta y Margot Lares, entre otros.

La primera junta directiva de la Sociedad quedó integrada de la siguiente manera: presidente, Miguel Suniaga; vicepresidente, Víctor Manuel Orozco; secretario José Antonio López; subsecretaria, Isabel Delgado Sarmiento; tesorera, Ana Gertrudis Ohep; bibliotecaria, Virginia Martínez. Y fue Luis Beltrán Prieto Figueroa quien propone el nombre de la naciente sociedad.

El trabajo de la Svmip desde sus inicios se fundamentó en la creatividad y espíritu de lucha. Se plantean que no era el mejor momento para iniciar una campaña a fondo por la renovación de la escuela, sino que era mejor promover inquietudes y crear el ambiente para profundizar más adelante la transformación del modelo de educación. Es así cuando, al cumplir su primer aniversario, publican una revista de educación que se llamó Revista Pedagógica, primer órgano de difusión del pensamiento de los docentes venezolanos, dando a conocer el nombre de la Svmip por todo el mundo. De igual forma, la revista publica artículos sobre problemas, innovaciones y métodos educativos, como una forma de contribuir al mejoramiento de la calidad en la enseñanza.

En 1934, la Svmip creó un Seminario Pedagógico para efectuar investigaciones educativas y cuyos resultados dan fe de la preocupación de los docentes venezolanos de la época, por superar los problemas educativos. Debido a esa labor, que ponía en entredicho la gestión del Ministerio de Instrucción Pública, en 1935 el Ministro Rafael González Rincones emitió un decreto ordenando a los maestros renunciar a la sociedad, bajo pena de perder sus cargos. Este decreto fue complementado con persecuciones constantes, lo que motivo la suspensión del trabajo que debió continuar en la clandestinidad.

Al morir Juan Vicente Gómez y asumir la Presidencia de la República Eleazar López Contreras se abre un clima de libertades jamás pensado, retornan los exiliados, se permite la fundación de partidos políticos, se funda la Confederación de Trabajadores de Venezuela y aparece la Federación Venezolana de Maestros.

Con López Contreras la situación educativa y cultural comienza a cambiar. Se crea el Instituto Pedagógico Nacional, se funda la primera Escuela Nacional Rural y se dicta la nueva Ley de Educación.

De 1936 hasta 1979

En este periodo se afianza el modelo económico petrolero, masas de campesinos emigran hacia los campos petroleros y hacia las ciudades que empiezan a crecer rápidamente. La educación reflejó por una parte la creatividad social no estatal en torno a la Svmip, la cual va adquiriendo gran fuerza social, tras el liderazgo político del Dr. Luis Beltrán Prieto Figueroa.

En 1936 la Svmip presentó un Proyecto de Ley Orgánica de Educación Universitaria y Media, conjuntamente con la Federación de Estudiantes de Venezuela. Es el primer aporte, desde el punto de vista legal que presenta el Magisterio organizado para cambiar la estructura jurídica que regía el sistema educativo. Este proyecto consagraba el principio del Estado Docente, la obligatoriedad escolar desde los cuatro hasta los dieciséis años y la gratuidad de la enseñanza. El concepto de gratuidad, implicaba no solo el acceso a los locales educativos sino también ayuda efectiva para la alimentación, vestido, transporte, útiles escolares, etc.

En ese mismo año comienzan a crearse algunos Jardines de Infancia con la fundación en el país de dos Instituciones que vienen a ofrecer protección al niño venezolano, ellos son: El Consejo Venezolano del Niño y la Dirección Nacional de Puericultura que con el tiempo se convirtió en la División de Higiene Materno-Infantil.

La Federación

Recién creadas estas instituciones, la Svmip, encabezada por Luis Beltrán Prieto, convoca la Primera Convención Nacional del Magisterio el 29 de julio de 1936, a realizarse en Caracas el 25 de agosto de ese año. Comenzaba de esta manera la historia de la organización magisterial llamada Federación Venezolana de Maestros.

Una vez discutidos los estatutos fueron aprobados con la sola modificación del nombre. A propuesta del Maestro Víctor M. Orozco la Sociedad Venezolana de Maestros de Instrucción Primaria se denominaría Federación Venezolana de Maestros (FVM). De esta manera se da luz a la vida de la organización gremial del Magisterio Venezolano que se convirtió en ductora y guía de las luchas de los docentes por mejores condiciones de vida para contribuir a mejorar la calidad de la educación y la situación de los niños y jóvenes venezolanos.

La Primera Convención del Magisterio produjo interesantes documentos como fueron: la Tabla de los Derechos del Niño que aún sigue vigente, la Situación Económica del Magisterio Venezolano, en el que por primera vez se planteó el aumento salarial para los docentes. Los maestros ganaban Bs 230 y solicitaron incremento a Bs 400, lo que no se logró inmediatamente. De igual manera, se propuso declarar el 15 de Enero como Día del Maestro en reconocimiento al génesis de la Svmip. Esta propuesta entró en vigencia oficialmente años después por Decreto presidencial de Isaías Medina Angarita.

Después de la caída de la dictadura perezjimenista el 23 de Enero de 1958, sucede la apertura democrática, entre otros se legalizan los partidos políticos, regresan los dirigentes del exilio y se produce un gran florecimiento de la actividad gremial, cuestión que es aprovechada por la FVM para exponer sus doctrinas, tesis educativas y culturales, su organización y sus estrategias, hay un repunte en la labor que se realiza.

La influencia de Luis Beltrán Prieto Figueroa

Si bien el 15 de enero de 1936 el entonces presidente de la República, Isaías Medina Angarita, había decretado tal fecha como el Día del Maestro, en junio de 1945 a través del proyecto de Ley de Fiestas Públicas que se debatía en la Cámara Legislativa se pretendía cambiar la efeméride para el 29 de noviembre, con motivo del natalicio del maestro Andrés Bello.

En su calidad de educador y político, el gran venezolano Luis Beltrán Prieto Figueroa defendió con argumentos que el 15 de enero se debía rendir honor a la lucha emprendida por organizaciones de maestros que surgieron en el país tras años de represión gomecista.

Fue en una carta enviada al historiador, escritor, abogado y político trujillano Mario Briceño Iragorry, para ese momento (13 de junio de 1945) presidente de la comisión redactora de dicho proyecto de ley, en la que el maestro Prieto Figueroa narró la historia de lo que actualmente es el Magisterio Venezolano.

Mediante la misiva, contó parte de la primera etapa, desarrollada antes del 15 de enero de 1932, cuando los maestros fueron víctima de persecuciones, destituciones y abandono a su suerte. Mientras que, la segunda etapa, después del 15 de enero de 1932, estuvo marcada por la unión de un grupo de docentes que sin distinciones de credos constituyeron la Sociedad Venezolana de Maestros de Instrucción Primaria. Sin embargo, los dirigentes de dicha organización fueron destituidos y como respuesta se creó la Revista Pedagógica, reconocida como una de las mejores publicaciones de su género en Suramérica y que permitió dar a conocer este movimiento en el mundo.

"Nada se ha hecho en Venezuela en materia de educación y acaso nada se hará que no tenga raíz en aquel movimiento. El magisterio surgía como organización de solidaridad y responsabilidad. Con nuestras escasas cuotas contribuíamos a la formación del fondo común para la ayuda mutua, para socorro de los compañeros enfermos, destituidos, perseguidos. Iba creciendo el espíritu gremial y con él nuestra decisión de no volver al coloniaje, a la barbarie", reseña la misiva.

También le recordó a Mario Briceño Iragorry que en 1936 se convocó la Primera Convención Nacional del Magisterio con la participación de directores de escuelas de todo el país y más 800 delegados, a lo que se sumaron delegaciones del Ministerio de Educación Nacional y de 14 centros culturales, entre otros. Por unamidad, se aprobó en asamblea, el 15 de enero como Día del Maestro. "Nuestro movimiento ha entrado en la historia", dijo Prieto Figueroa en su condición de presidente de la Primera Convención Nacional.

El maestro Prieto Figueroa resaltó que ese magisterio, que había hecho su propia historia, estuvo varias veces en la Cámara del Senado para aprobar acuerdos que luego pasaron a leyes, como el proyecto de ley de Caja Nacional de Jubilaciones, Montepío y Seguro del magisterio; la Ley de Estabilidad y Escalafón del Magisterio, así como la Ley de Educación que garantiza a la maestra el derecho a ser madre y al maestro enfermo, su derecho a jubilarse con un sueldo íntegro. También se aprobó por voto unánime el primer aumento de salario concedido al magisterio en 1936.

"Los maestros venezolanos, veneramos a Bello, el maestro del Libertador, el sabio, el investigador forjador de cultura, pero para nosotros su día natalicio no significa nada organizativamente (...) Espero que con la vieja cordialidad de nuestra amistad esta carta sirva para que usted rectifique, no su fervor bellista, que comparto, sino en el propósito de hacer la tolerancia una virtud venezolana, comprendiendo y haciendo comprender a los demás que la opinión de los otros, que la opinión popular tiene un sentido, tiene unos derechos que deben ser respetados", concluye la carta.

De manera espléndida y con hechos que marcaron la historia venezolana, Prieto Figueroa defendió que cada 15 de enero se celebre el Día del Maestro, tal como ocurre en todo el país.

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

Espacio publicitario

ENCUESTA

DESDE TWITTER

Espacio publicitario