Espacio publicitario

Caraqueños preservan la merienda en medio de la crisis

Tomar el café mañanero, el cachito o dulce a media tarde se hace cuesta arriba.

  • JORGE HERNÁNDEZ

28 de octubre de 2017 09:54 AM

Actualizado el 29 de octubre de 2017 11:57 AM

PARA COMPARTIR

Caraqueños preservan la merienda en medio de la crisis

Caracas.-En un país con crisis económica y escasez de dinero en efectivo los caraqueños se las ingenian para mantener su gusto por alguna merienda, porción de comida, un buen café y hasta para cubrir algún vicio diario.

Es lo que consideran indispensable para su vida cotidiana, aun cuando la economía en la ciudad vaya en caída libre, con precios que cambian casi a diario producto de la inflación descontrolada.

Ramón Cabrera, residente de la parroquia Sucre de Caracas, resalta que en su caso es de vital importancia tomarse al menos un café por las mañanas, que le cuesta Bs 600 en ventas informales y Bs 2.500 en la versión pequeña en panaderías. "A esto le sumo la posibilidad de acompañarlo con un cigarrillo detallado a Bs 700". 

Para quienes evitan desistir de sus meriendas la inversión es mucho mayor, pero la costumbre se mantiene dos o tres veces por semana, mientras les alcance. "Compro tortas a Bs 7.500 una o dos veces porque me gusta el dulce", revela Érika Valbuena, vecina de Chacao.

En su caso acompaña la porción de torta que puede comprar con un café grande que le cuesta Bs 5 mil en una panadería en su comunidad. 

"Estamos pasando tiempos difíciles, pero los caraqueños somos exigentes con algunos gustos. Me gasto al menos Bs 12.500 en mi merienda cada dos días, y no la dejo", dice Érika.

Hay quienes disponen entre Bs 3.800 y Bs 5.000 en la compra de jugos o refrescos en lata para acompañar desayunos o almuerzos.  "Ese gusto lo cumplo  aunque sea dos veces por semana, y lo acompaño con algún pastel en Bs 4.000, con un trozo de pizza entre Bs 7.500 y Bs 9.000", cuenta.

En expendios formales e informales de los cinco municipios  ofrecen chicha andina a Bs 4.000 y Bs 6.000, pan dulce, si llega la harina de trigo, en Bs 3.000, panqué en Bs 5.000 y mini croissants rellenos de manzana o guayaba entre Bs 6.000 y Bs 7.500, para cubrir la demanda  de los ciudadanos que todavía meriendan.

"Trabajamos mucho y hace falta salir a comprar algún aperitivo para alegrarse la vida un poco. Es indispensable, en esta crisis severa, comerse un dulce pequeño, conversar sobre hechos agradables y reinventarse para cubrir gustos finos, como era en mejores tiempos", resalta Alexia Chirinos, residente de Candelaria.

En comercios del municipio Sucre algunos trabajadores prefieren comprar platanitos, dulces de guayaba, chupetas, galletas con rellenos de chocolate y algún caramelo a precio viejo, para cubrir su necesidad de merendar algo.

"Todo tiene su costo, pero el caraqueño trata de comprar hasta donde pueda el bolsillo. Hay quienes compran chocolates entre dos o tres personas y se lo reparten por cuadritos. Otros buscan las versiones de dulces más pequeñas. Se gastan entre Bs 3 mil y 9 mil en este tipo de chucherías", comenta Sofía Torres en las cercanías a su trabajo en Boleíta.

Ella explica que los ciudadanos que no pueden comprar dulces en comercios formales acuden a fruterías para adquirir un cambur, piña pelada y hasta una tizana pequeña para llenar un poco más el estómago. 

"En estos casos gastan entre Bs 1.500 y Bs 4.500. Son opciones más económicas y saludables. Otros compañeros compran por kilo y se reparten las frutas para gastar menos dinero y disponerlo para hacer el mercado quincenal a medias", concluye. 
 

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

Espacio publicitario

ENCUESTA

Espacio publicitario

Espacio publicitario