Espacio publicitario

 

Alexis Bello, cirujano cardiovascular

Medio siglo salvando corazones

En su “negociación con la muerte”, como él llama a su experiencia en el quirófano, el cirujano cardiovascular ha podido rescatar a casi 10 mil pacientes en más de 40 años de carrera médica.

  • IRENE BENAVENT

28 de junio de 2016 06:00 AM

Actualizado el 29 de junio de 2016 11:38 AM

PARA COMPARTIR

El doctor Alexis Bello tiene medio siglo salvando corazones #Salud

Casi 10 mil pacientes salvados en medio siglo de carrera médica #Salud

Pocas personas hablan de sus méritos y logros con la humildad con la que lo hace el doctor Alexis Bello, quien a pesar de no autodefinirse como una “eminencia”, fácilmente podría ser catalogado como una, pues el médico ha sido pionero de la cirugía cardiovascular, no sólo en Venezuela, sino también en Latinoamérica.

“Tengo un origen muy modesto y humilde. Nací en El Valle hace más tiempo del que quisiera acordarme”, comienza a decir el médico, quien agradece el esfuerzo de sus padres  y de los hermanos del colegio La Salle por haberlo becado y haberle permitido la oportunidad de terminar sus estudios de bachillerato. ”Ése es un agradecimiento que yo siempre he tenido con ellos, porque gracias a ese gesto yo pude terminar el colegio y posteriormente mis estudios de medicina".

Fue en bachillerato cuando el médico decidió que quería, o que al menos iba a intentar convertirse en médico. “Sentí una atracción por la cirugía cardiovascular como consecuencia del reto que representa, mucho más en aquella época en la que estaba incipiente. La idea de tener el corazón y con un tiempo determinado, el tratar de repararlo y devolver a ese paciente a la vida, siempre representó para mi un reto. Era algo que me parecía que estaba fuera del contexto de lo que la medicina en general representaba para aquel momento. Fue para mí una gran inquietud tratar de dedicarme a aquello”, cuenta el doctor, egresado de la Universidad Central de Venezuela en 1965. Su siguiente paso fue continuar sus estudios en la Universidad de Harvard y en Cleveland Clinic Foundation.

Pero para ser cirujano cardiaco se requieren muchos atributos que el doctor Bello destaca. El primero es entender que formar a un cirujano cardiaco toma al menos 16 años. El segundo es tratar de mantener una salud adecuada que permita tolerar tantas horas de trabajo a la semana, de día, de noche, fines de semanas y días de fiesta. El tercero incluye la preparación mental. 

Para el doctor Alexis Bello se trata de “negociar a diario con la muerte” el rescate para la vida de sus pacientes. Y aunque no siempre vence, a sus 76 años recién cumplidos y con más de 40 años de carrera, el cirujano ha tenido la posibilidad de rescatar a casi ya 10 mil personas que han pasado por su quirófano.

“Eso a su vez tiene dos consecuencias: la primera es que el privilegio de negociar con la muerte te da la cualidad de conocer en profundidad las verdaderas dimensiones del ser humano. La otra consecuencia, diría yo, es que eso nos hace ser más humildes, porque uno se pone como diría alguien coloquialmente “chiquitico”, sentencia el médico.

En su consultorio del Hospital de Clínicas Caracas, el cirujano guarda un papel muy especial para él. Se trata de una publicación de El Universal con fecha del 27 de junio de 1958, en este papel el diario reseña el fallecimiento de Juan Vicente Bello “Juvi”, periodista deportivo, quien además fue el padre del doctor, que a su vez, ha archivado el papel, como uno de los pocos recuerdos que guarda de su papá, quien murió cuando el doctor cursaba el cuarto año de bachillerato.

El deporte en cualquiera de sus formas siempre ha sido parte de la vida del cirujano, pues al ser hijo del periodista deportivo Juan Vicente Bello, estuvo siempre expuesto a la actividad física.

Además de practicar béisbol, sóftbol, fútbol y tenis en su adolescencia, el doctor ha corrido 14 maratones, uno en París, uno en Londres y 12 en Nueva York, este último es descrito  por Bello como un evento impactante y divertido. A pesar de esto, este año sus planes incluyen al maratón de Chicago.

Para el doctor, la salud tiene prevalencia sobre todo lo demás. Pero además, afirma que el núcleo familiar es un pilar fundamental, por lo que agradece y admira a sus padres, por haberse esforzado para que él pudiera terminar sus estudios y a su esposa, quien ha realizado una labor “icónica”, para ayudarle a mantener a una familia idónea, conformada por cinco hijos y 11 nietos.

Sus años de experiencia profesional hacen que se sienta “con la responsabilidad histórica” como él mismo afirma, de hacer un llamado desgarrador que ayude a resolver la terrible crisis de salud que sufre Venezuela. “En octubre del año pasado suspendimos las operaciones por un tiempo y luego las mantuvimos haciendo pero con mucho trabajo, en donde los enfermos tienen que conseguir con mucho trabajo, una serie de insumos que los hospitales ya no podemos darles”, afirma el Dr. Bello, quién indica que los servicios de prestación de salud, deben estar excluidos de las connotaciones política, y que del mismo modo, es necesario buscar los caminos verdes que rehabiliten el sistema de salud en el país.

El doctor Bello en citas:

“Mi actividad médica ha sido una jornada muy larga, es una especie de frontera, que diría sin temor a ser hostil, ha sido exitosa. Esa frontera que yo he llamado éxito tiene una característica y es que si tú haces las cosas bien  y tomas en consideración las cosas que he dicho, se llega relativamente fácil. El problema no es llegar sino mantenerse. Porque es un trabajo que va minando la estructura humana y mental”

“El corazón es una especie de bomba hidroeléctrica que no se puede comparar con nada de lo hecho por el hombre. Es una bomba que se activa cien mil veces por día y que tiene que impulsar diariamente una cantidad de sangre que si lográramos poner una al lado de otro los capilares que tenemos en el cuerpo, recorrería diariamente dos veces y media la circunferencia de la tierra. Impulsa una energía diariamente, equivalente a que una máquina tratara de levantar el Empire State building aproximadamente mil metros todos los días. Son cifras coloquiales que traducen el trabajo tan grande que hace el corazón”.

“Hay muchos factores de riesgo para que esa máquina falle. Hay algunos que pueden ser evitados: el sedentarismo, el cigarrillo, la personalidad tipo A, la enfermedad de la prisa, el estrés, la enfermedad de aquellas personas que creen que pueden hacer todo mejor que los demás. Dentro de esos factores, Están los chequeos periódicos con el cardiólogo, que puede anticiparse en muchas ocasiones a la aparición de síntomas irreversibles”.

“Los servicios de prestación de salud, deben estar excluidos de la diatriba política. Yo he mencionado que un pueblo enfermo no tolera la pobreza, no podemos pedirle y exigir sacrificio al pueblo, como se ha pretendido, que coman dos veces en lugar de tres, que coman menos proteínas, no se puede pedir ese sacrificio si la población está enferma. Eso sería como pedirle a un soldado que tenga una hepatitis que vaya a la guerra. La condición 'sine qua non' para que ese soldado vaya a la guerra y exponga su vida, sin comer, es que esté sano. La salud es el patrimonio más importante que tenemos los humanos, no se puede comparar con nada”.

 “La integridad, la ética y la moral, son valores que no negociables. En la medida en la que uno pueda mantenerse dentro de los parámetros de esos valores, creo que habremos cumplido con nuestra labor en la vida”.

“Quiero darles las gracias por la gentileza de haberme seleccionado para esta conversación que ha sido muy amena y muy grata y enviarles un mensaje de aliento en todo sentido, a los lectores de este reportaje. Yo pienso que no se debe mezclar el optimismo con la esperanza. El optimismo tiene sus riesgos, el mayor es caer en la frustración, pero en cambio la esperanza, es una frontera muy importante. Todos tenemos que estar esperanzados, en que los venezolanos podremos tener el país que deseamos”. 

@IreBenavent

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

Espacio publicitario

ENCUESTA

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario