Espacio publicitario

Estética

El país de las misses con kilos de más

La "Globesidad" también llegó a Venezuela. Los especialistas recomiendan una lista de medidas que van desde dietas hasta intervenciones quirúrgicas como el bypass y la manga gástrica

El país de las misses con kilos de más
  • JOSEPH POLISZUK

09 de mayo de 2012 00:00 AM

Ya no somos el sexto país con más obesos en el mundo sino el quinto. Los venezolanos comieron un poco más y subieron un escalón en la lista de poblaciones con sobrepeso, que todos los años suele medir la consultora Euromonitor.

En base al porcentaje de personas mayores de 15 años, con un índice de masa corporal superior a 30 kilos por metro cuadrado, la consultora ubicó en 2011 al territorio nacional en el quinto lugar de obesos, de un ranking de 80 países que encabeza Estados Unidos y sigue con México, Egipto, Chile y Venezuela.

"El país de las misses" tampoco es ajeno a la pandemia de la obesidad, o la "Globesidad" como también se le ha venido llamado. La Organización Mundial de la Salud señaló en 2007 que 65 de cada 100 venezolanos tienen problemas de sobrepeso.

Pero más allá de las cifras y estudios que empiezan a alertar sobre el fenómeno, la médico endocrinóloga María Alejandra Aponte, señala que la calle es el mejor termómetro para advertir que cada vez hay más venezolanos fuera de talla.

"No tenemos que esperar a ser los primeros para actuar", dice la profesional del Servicio Médico Total, dedicado a atender a pacientes con sobrepeso. "La obesidad es progresiva y hay que tomar medidas antes porque vamos hacia allá si no nos cuidamos".

No existe una píldora o una receta única para acabar con el sobrepeso. "Ya hubiera alguien más rico que Bill Gates o Carlos Slim", concluye Aponte. De lo que sí está segura que no puede faltar es que aun con cirugías y fármacos, los ejercicios físicos y lo que llama un "suiche cerebral" son necesarios para resolver un problema que con el cigarrillo, constituye el primer factor de riesgo de muerte en el país.

CAUSAS Y CONSECUENCIAS

La obesidad es una enfermedad crónica, que consiste en un aumento constante de peso debido a una excesiva acumulación de grasa en el cuerpo. Puede causar desde problemas respiratorios, cansancio y trastornos de sueño, hasta diabetes, colesterol, alta tensión, inflamaciones en las venas como flebitis, accidentes cerebrovasculares y ciertos tipos de cáncer.

No se trata de un asunto de mera estética, advierte Aponte. Si bien la gente quiere verse y sentirse mejor, lamenta que aún muchas compañías de seguros no hayan entendido que la obesidad es un problema de salud pública y, por tanto, los tratamientos y cirugías son necesarios para prolongar la vida de muchos pacientes.

Sobre todo porque tampoco hay una causa única que origine el sobrepeso. Si bien la obesidad es un desbalance entre lo que se come y lo que se pierde, hay casos que obedecen a disfunciones metabólicas, problemas hormonales, predisposiciones genéticas, efectos de algunos medicamentos al momento de consumirlos, adicción a los alimentos y problemas de autoestima entre otros aspectos psicológicos.

El entorno también es fundamental. Aponte se pregunta por qué en los cines no hay alternativas a las cotufas y los tequeños. "No es que no existan pero debe haber otras opciones más saludables".

El mercado estimula cada vez más la comida chatarra, los tamaños extragrandes y las promociones de "2x1". Y en esa onda, el venezolano está comiendo muy mal. Bien lo dijo el maestro de la gastronomía criolla, Armando Scannone, en un videochat que el pasado 28 de marzo ofreció a eluniversal.com: "No come frutas en términos generales, la presencia de vegetales (en su plato) es muy poca, no hay ensaladas, no hay alimentos crudos y los adultos consumen una cantidad enorme de arroz".

ESTRATEGIAS Y SOLUCIONES

Los estudios más recientes de la consultora Euromonitor advierten que 32,6% de los venezolanos tienen problemas de obesidad, y casi 40% sufre de sobrepeso. Para determinar la situación de cada individuo lo primero es calcular el índice de masa corporal y la circunferencia del área abdominal.

Los lípidos tienden a acumularse alrededor de los glúteos y otros músculos. Lo más dañino, sin embargo, es cuando se concentran en el abdomen, cuya grasa visceral es la que produce alteraciones metabólicas como problemas cardiovasculares o de insulina.

No hay varitas mágicas para rebajar. Lo reitera la médico endocrinóloga, María Alejandra Aponte, porque la mayoría de las personas que atiende en su consultorio quieren dietas milagrosas que acaben con más de 30% de su grasa en corto plazo. Lo ideal, recuerda, son tratamientos que cambien los malos hábitos del paciente con médicos endocrinólogos, nutricionistas, entrenadores deportivos y psicólogos.

Las cirugías bariátricas también son una alternativa. Aunque los especialistas suelen recomendar otras opciones antes de apelar al quirófano, las operaciones del estómago llevan más de 30 años en el país. "Es la rama de la medicina que más ha crecido en la última década", comenta el cirujano bariátrico, Javier Manrique.

Ya no se habla de engrapar el estómago o de aplicar métodos similares. Incluso, cada día hay menos especialistas que emplean las bandas gástricas ajustables porque aunque son de poco riesgo, provocan vómitos o reflujos a largo plazo.

El balón gástrico también está en desuso. "Es una esfera de silicona que introducen por un tiempo en el organismo, pero puede provocar un efecto resorte y aumentar el peso del paciente cuando se la retiran", explica Manrique, quien integra la junta directiva de la Sociedad Venezolana de Cirugía Bariátrica y Metabólica.

Todas las intervenciones buscan reducir el aparato digestivo. De esas opciones, sin embargo, Manrique recomienda la manga gástrica, que modifica la bolsa del estómago en forma de tubo, así como el bypass gástrico, en la que se forma un puente que corta 30% del intestino delgado.

Asegura que hay casos en los que estas cirugías son necesarias aun para quienes no lucen obesos, pero que tampoco han logrado rebajar. "Hay personas que con 15 kilos de más no han arrancado su vida", dice. "No han encontrado pareja o trabajo, no se sienten bien y forman parte de familias que comienzan a alterarse".

jpoliszuk@eluniversal.com

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

Espacio publicitario

PORTADA DEL DIA

DESDE TWITTER

INSTAGRAM @ELUNIVERSAL

Espacio publicitario

Espacio publicitario