Espacio publicitario

Antonio Estévez, Compositor y director de orquesta

"Fue el genio áspero de la Cantata Criolla"

Considerado uno de los músicos más brillantes y avanzados del siglo XX venezolano, es recordado por su recio carácter y genialidad indiscutible, a pesar de que su obra no fue muy prolífica. Llanero de pura cepa, hizo honor a la Escuela Nacionalista de Vicente Emilio Sojo.

Fue el genio áspero de la Cantata Criolla

Estévez se internó en lo profundo de los mitos y leyendas del llano venezolano

  • FERNANDO PEÑALVER DELGADO

14 de junio de 2013 10:49 AM

Déspota. Genio. Irascible. Vanguardista. Autoritario. Amigo de los amigos. Hombre comprometido con sus ideas izquierdistas. Independientemente de su postura ante la vida, respetuoso del pensamiento ajeno. Difusor de la escuela nacionalista más pura. Amante a morir del tango.

Estos conceptos podrían definir a una de las personalidades más interesantes y telúricas en la música del siglo XX venezolano. Y es que el maestro Antonio Estévez (1° de enero de 1916 - 26 de noviembre de 1988) marcó con su genio a decenas de directores de orquesta venezolanos y su muy peculiar estilo de dirigir a sus coros es aún recordado con nostalgia y hasta con justificado susto.

¡HUIO!

"Yo nunca pude cantar con Estévez por su forma grosera de dirigirse a los coralistas, pero tengo que reconocer en él a un gran exponente de la música nacionalista, que nació con Vicente Emilio Sojo y que fue continuada por sus alumnos Fredy Reina, el maestro Laya, Raimundo Pereira y Antonio Estévez", comenta María Colón de Cabrera, directora del Coro Polifónico Rafael Suárez.

Cuando se le pregunta a la docente qué se siente dirigir piezas como Mata del ánima sola o la obra magna de Estévez, la Cantata criolla, ella dice experimentar toda la fuerza del llano venezolano. "El maestro se encierra en los llanos: imita el canto de los pájaros. ¡Huio! Sabe lo que es una madrugada tenebrosa. Sabe lo que es el miedo de estar frente a algo sobrenatural. En los llanos, se da mucho la presencia de los rezanderos, hombres buscando protección".

SUS CORALISTAS

Pedro Luis Ponce Ducharme es médico de profesión. Egresado de la gloriosa Universidad Central de Venezuela, tuvo el honor se conformar el primer Orfeón Universitario en 1943.

"Se corrió la voz entre los muchachos, que como yo, rasgueábamos la guitarra. La primera vez que vi a Estévez fue en el patio de la antigua universidad, hoy Palacio de las Academias. Él me hizo la prueba y quedé como bajo. Nos fuimos reuniendo, poco a poco, ensayando hasta tarde en la noche. Por supuesto, era otra Caracas. El maestro era áspero, pero disciplinado", sostiene el tenor de Orfeonistas de Siempre.

Dice Ponce Ducharme que lo primero que cantó el Orfeón, bajo el mando de Estévez, fue el Himno Nacional, luego la Marsellesa y el Himno de Colombia. Recuerda con especial atención la canción Por la cabra rubia. "Los mejores cantantes de la Cantata fueron, en mi criterio, Teodoro Capriles y Antonio Lauro. Yo estuve en el estreno en calidad de espectador".

Diógenes Matute Sifontes, a sus 90 años, tiene los pulmones y el entusiasmo para seguir cantando, tal y como lo hizo en la premiere de la Cantata criolla. "Yo estaba en el coro de Ángel Sauce y estaban recolectando gente para la CC. Los solistas fueron Teodoro Capriles y Antonio Lauro. Nos reuníamos en el Colegio de Ingenieros, sitio donde se hicieron todos los ensayos. Luego fuimos al Teatro Municipal a trabajar con la orquesta. El era muy fuerte, con un temperamento duro, pero lo conocíamos y le aguantábamos sus cosas".

Oscar Malgaret es abogado y a principios de 1966 entró en el Orfeón Universitario. "Por intermedio de Vinicio Adames, conocimos a Antonio. El primero ensayaba con nosotros la música clásica y con el maestro Estévez, su música nacionalista. Él trató de hacer una obra magna relativa al petróleo, que no pudo concluir".

Confirma Malgaret que el trato del músico hacia sus coralistas estaba basado en la presión. Daba gusto trabajar con una persona tan importante en el mundo musical venezolano, pero muy rígido, muy fuerte. "Los hombres que se proyectan, de carácter, son muy exigentes. Antonio lo era. Luego de los ensayos, nos íbamos a su casa de Bello Monte y allí escuchábamos tangos. Era un admirador a morir de Carlos Gardel".

Héctor Pérez Bravini es director coral y recuerda sus tiempos en la Filarmónica de Caracas, cuando trabajó la Cantata criolla con el maestro Estévez. "Es un personaje maravilloso, un gran maestro, un músico sin precedentes, perteneciente a la Escuela nacionalista, corriente a la cual pertenecieron Modesta Bor y Evencio Castellanos. Era un hombre severo, pero de una cultura extraordinaria".

Miguel Astor es profesor de composición y asegura que la Venezuela cultural tiene pendiente un estudio musicológico de la corta pero intensa obra de Estévez. "Él no fue muy prolífico, pero sus piezas son muy originales. Fue de los primeros músicos venezolanos del siglo XX en estudiar en EEUU en los años 40, junto con Sauce y Castellanos. Su trabajo representa la modernidad musical del país, al punto de que se le compara con compositores como Oliver Mesian. Estévez es un gran orquestador, insisto, muy original. Las instituciones culturales tienen una deuda con él".

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

Espacio publicitario

PORTADA DEL DIA

DESDE TWITTER

INSTAGRAM @ELUNIVERSAL

Espacio publicitario

Espacio publicitario