Bernard-Henri Lévy habla sobre la idiotez del culto póstumo a Hugo Chávez

EL UNIVERSAL
viernes 22 de marzo de 2013  12:13 PM
Dejando de lado su antisemitismo y sus aliados dictadores, ¿por qué tendría la izquierda que conmemorar a un hombre que reprimió a su pueblo y arruinó la economía? Es un insulto a los venezolanos, opina Bernard Henri-Lévy.

El fallecimiento de Hugo Chávez, seguido por su rebuscado funeral, ha desatado una ola de idiotez política, y por ende, de desinformación, de una magnitud que no se había visto desde hace cierto tiempo.

No haré demasiado hincapié –porque es un hecho público y notorio- en el Chávez "amigo del pueblo", cuyos principales aliados eran dictadores con las manos manchadas de sangre: Ahmadineyad, Bashar al-Assad, Fidel Castro y, anteriormente, Gaddafi.

Tampoco ahondaré, porque esto también es del conocimiento público, en el Chávez cuyo antisemitismo patológico en su régimen de 14 años provocó el exilio de las dos terceras partes de la comunidad judía de Venezuela. (Es difícil imaginar que un ministro del gobierno de François Hollande en Francia vea a este Chávez como un "híbrido de Léon Blum y De Gaulle"). ¿Acaso no fue Chávez devoto de las teorías de conspiración de Thierry Meyssan, aquel discípulo del revisionista argentino y negador del Holocausto, Norberto Ceresole, quien manifestó su sorpresa porque a los israelíes les "gusta criticar a Hitler" aunque "han hecho lo mismo y quizá cosas peores"? ¿Cómo podía reaccionar un judío de Caracas al ver que su presidente estigmatizaba a una minoría conformada por "descendientes de aquellos que crucificaron a Jesucristo" y quienes, según Chávez, "se habían apoderado de las riquezas mundiales"?

Desde sus acusaciones a la Casa Blanca por intento de magnicidio hasta su acercamiento a Ahmadineyad y Gaddafi, he aquí un vistazo de algunas razones de la supuesta animadversión de Chávez hacia Estados Unidos.

Lo que menos se conoce, algo que lamentaremos haber pasado por alto en la medida en que el culto póstumo de Chávez se inflama y se vuelve cada vez más tóxico, es que este "socialista del Siglo XXI", este supuesto "defensor incansable de los derechos humanos", gobernó sofocando a los medios, clausurando canales de televisión que le eran adversos y prohibiendo a la oposición el acceso a las fuentes noticiosas estatales.

Lo que menos se conoce, o no mencionan deliberadamente los que pretenden convertir a Chávez en una fuente de inspiración para una izquierda sin aliento, es que este líder maravilloso, aparentemente tan preocupado por los trabajadores y sus derechos, toleraba los sindicatos solamente si eran oficialistas. Permitía las huelgas solamente si las controlaba u orquestaba el régimen. Y, hasta el final, persiguió, criminalizó y mandó a la cárcel a sindicalistas independientes quienes, como Rubén González, el representante de los trabajadores mineros agrupados en Ferrominera, no esperaron que el bolivarianismo se materializara para exigir condiciones de trabajo dignas, protección contra los accidentes laborales y salarios justos.

Que Chávez, el hombre, descanse en paz. Pero hacer creer que el saldo del chavismo ha sido positivo es un insulto para el pueblo venezolano.

Lo que se ha omitido de muchos de los retratos que se difunden durante estas sesiones de duelo mundial –y lo que debería recordarse si se quiere evitar que el chavismo sin Chávez se convierta en una pesadilla mucho peor- es la represión de la etnia yukpa de la Sierra de Perijá, llevada a cabo en nombre de la "integración cultural"; los crímenes de sicariato encubiertos por el régimen contra ciertos caciques, quienes, como Sabino Romero en 2009, no se doblegaron ante Chávez y, en términos generales, el que hubiera puesto a dormir los movimientos democráticos y populares que no tuvieron la dicha de figurar en la agenda de Chávez. Por ejemplo, en materia de la mujer, no hay que olvidar que los derechos de la mujer sufrieron un retroceso dramático durante el reinado del comandante. Además, ¿acaso sería injusto para el difunto líder señalar que dos disposiciones de la ley de familias –una que protege a las mujeres que son víctimas de violencia doméstica; la otra, sobre las divorciadas- fueron rechazadas por el régimen por ser demasiado pequeñoburguesas para la norma del machismo imperante?

En cuanto a las buenas almas que nos recuerdan que el populismo nacional de Chávez tuvo "al menos" el beneficio de darle de comer al hambriento, atender a los más vulnerables y reducir la pobreza, no mencionan que estas reformas fueron posibles solamente y llanamente por la temeridad presupuestaria, financiada por el colosal ingreso petrolero, inflado por los altos precios del crudo. El resultado ha sido que la economía real del país, la modernización de su infraestructura y equipos, así como la formación de empresas capaces de generar riqueza sustentable, fueron sacrificadas irresponsablemente en el altar de una especie de cesarismo más bien diseñado para comprar la paz social antes que construir la Venezuela del mañana.

Traducción: Conchita Delgado

¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (38)
páginas:
1 | 2 | 3 | 4 |
Por Juan Expósito
12.04.2014
7:03 PM
Que buena pieza ...a 100 millas y por todo el centro, felicitaciones al Universal, a Conchita Delgado y a Berbard.
 
Por hipolito morales
14.05.2013
8:13 AM
es conveniente aclarar que ese culto "post mortum" a chavez lo generan los que pretenden seguir obteniendo beneficios con esta farsa llamada socialismo del siglo 21. los que promueven el culto son los que menos se lo creen por la sencilla razon de que ellos lo conocen perfectamente por dentro.
 
Por gualberto ruiz
08.05.2013
10:54 AM
Excelente, si hubiese estado aqui, este señor no lo hubiese escrito mejor. Esta es la mejor semblanza que he leido sobre lo que aqui ocurre aparte de las de Mario Vargas Llosa,felicito a la Traductora. A los tarifados que pretenden minimizar esto les digo que vayan preparando su maleta para Cuba, porque en Francia ni Italia ya no les daran cabida. El comunismo y socialismo estan palo abajo porque Uds. le cavaron la tumba.
 
Por pablo andres marin romero
28.04.2013
4:47 AM
Judio y seguramente proSionista, normal, no me extraña nada, debería mas bien hablar del genocidio llevado por Israel contra el pueblo palestino y no del como recordamos a Chave igual que recordamos a Simon Bolivar, a Jesus, A Gandhi y otros próceres que lucharon por la liberación de los pueblos oprimidos...
 
Por alvaro hoyos
23.04.2013
2:53 PM
gustavo reina hablas de 60 anos de la segunda guerra mundial del pasado ,pero no hablas nada productivo en favor de venezuela
 
Por alvaro hoyos
23.04.2013
2:24 PM
la historia t.e ensena que hay que corregir y no repetir,hagamos propuestas para hacer de venezuela un pais con futuro y dejemos aun lado tanta palabreria que no lleva a nada
 
Por alvaro hoyos
23.04.2013
2:13 PM
saludos,venezuela hay futuro;ignorancia"falta de conocimiento sobre un asunto o materia.falta de cultura,educacion o formacion".gustavo arena no conoces nada del pueblo judio y hablas de el,la historia dice que los judios fueron grandes amigos de simon bolivar y lo ayudaron cuando el mas necesitado estuvo.
 
Por Javier Monzon
21.04.2013
12:41 PM
El escrito es profundo y objetivo, y debe leerse con atención. La actuación de esos izquierdistas es fácil de comprender si sabemos que, en el fondo, todo lo que hizo el occiso, es lo mismo que ellos aspiran a hacer en sus países. Los que ya son poder (Evo, Correa, Cristinita,...), ya manipulan las constituciones de sus países para perpetuarse en el poder, y los que no gobiernan aun, tratan de socavar la democracia (como los rojos de México, Colombia y Chile) para al final...hacer lo mismo.
 
Por ari s. garza
13.04.2013
4:45 PM
Este seudofiloloco es una aberración a la filosofía verdadera. Ser inmiscuye en donde no le llaman para hacerle la pala a alguien que considera de su misma etnia nada más. Capriles es un burgués con tantos millones que nadie le cree que ha sentido lo que siente el pueblo de a pie.
 
Por gustavo reyna
05.04.2013
7:30 AM
ellos si pueden rendir homenaje por mas de 60 años a la II guerra mundial y al pasado y nosotros no poque sera? ellos quieren el monopolio de todo hasta de los homenajes
 
páginas:
1 | 2 | 3 | 4 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
 
Cerrar
Abrir