Compartir

En Trujillo el elector es muy vulnerable a la presión oficial

En Trujillo los dos principales candidatos son un general en jefe y un radiodifusor con programa propio. El exministro de la Defensa, Henry Rangel Silva (PSUV), cubre el espacio del defenestrado gobernador Hugo Cabezas y llega con la tarea de impulsar las comunas y profundizar el socialismo. José Hernández (MUD) propone defender la propiedad privada.

ELVIA GÓMEZ |  EL UNIVERSAL
martes 27 de noviembre de 2012  12:00 AM
Las elecciones regionales del 16 de diciembre en Trujillo están marcadas por la polémica, tras la decisión del CNE al finalizar octubre, que abiertamente favoreció los intereses del PSUV y permitió cambiar al candidato y modificar el tarjetón fuera de lapso. La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) introdujo en el TSJ un recurso contencioso electoral contra esa decisión, que sigue sin respuesta.

En Trujillo la oposición no ha tenido éxito desde el surgimiento del chavismo. En las presidenciales del 7 de octubre la correlación de votos quedó 64,10% a 35,40%, a favor de la reelección de Hugo Chávez.

En cuanto al Consejo Legislativo, que también se renovará el 16 de diciembre, el PSUV domina 8 de 9 cargos. A esta instancia los partidos que integran la MUD presentaron una plancha común en alianza perfecta. Mientras, en el oficialismo se especula sobre el descontento con la integración.

Un militar vs un radiodifusor
Faltando mes y medio para los comicios, Chávez aplicó el termocauterio en Trujillo y ordenó al PSUV defenestrar al gobernador Hugo Cabezas de su aspiración reeleccionaria y postular al -entonces todavía ministro de la Defensa- general en jefe Henry Rangel Silva, buscando frenar el descontento que en las bases produjo la gestión de Cabezas, acusado por sus propios copartidarios de corrupción. Al anunciar la aceptación de esa decisión, Hugo Cabezas afirmó: "A diferencia del Presidente, nosotros no tenemos el liderazgo necesario para aglutinar a todos". "Unión por encima de las diferencias personales", añadió el vicepresidente Nicolás Maduro, quien encomendó a Rangel organizar las comunas en Trujillo.

En el plan de Gobierno registrado en el CNE, Rangel Silva se propone "continuar con el desarrollo de comunas con visión socialista, conservando el modelo de la Gran Misión Vivienda Venezuela (...) mejorar la calidad de vida, a través de iniciativas de autoconstrucción", "alcanzar el vivir bien" y hacer de Trujillo "una potencia agrícola".

Al exministro de la Defensa, trujillano de nacimiento, le enfrentará en las urnas el candidato de la MUD, José Hernández, ganador de las primarias. Hernández es empresario y radiodifusor y conduce el programa "En voz alta", que tuvo su réplica televisiva hasta que "la mano del Gobierno", aseguran localmente, sacó al canal del aire. Es conocido popularmente como "el gallo que más canta" y por sus iniciales: Jota Hache. El aspirante, nativo de Valera, reivindica que -a diferencia de Rangel Silva- él nunca ha abandonado su región. Ofrece defender la descentralización, la libertad de expresión y la propiedad privada y luchar contra la pobreza mejorando educación, empleo, vivienda, seguridad y salud. Habla de "cero tolerancia con el delito".

También está postulado Oscar Hernández, por Nuvipa.

Ventajismo sin control
En Trujillo votó el 7 de octubre 80% (400.589) del padrón registrado y, pese al ventajismo del PSUV, la oposición creció de 26,30% que obtuvo en 2008.

María Carolina Uzcátegui, excoordinadora del Comando Venezuela, destaca que la tarea de la MUD en Trujillo es muy cuesta arriba porque se enfrentan a todo el aparato del Estado. Afirma que el 7-O "el Plan República permitió todo tipo de abusos", lo que se confirma en el informe que la MUD consignó al CEO, donde se detallan 25 irregularidades, todas atribuidas a efectivos militares.

Uzcátegui dice que los empleados de la Gobernación suman 23 mil personas -en una población de 750 mil- y la nómina pública se incrementó con la estatización de empresas, entre ellas Cemento Andino y la Owens Illinois (Favianca), lo que aumenta el número de electores expuestos a la presión del Gobierno.

El desempleo, casi endémico, se agravó con las expropiaciones en el campo, lo que potencia el efecto de las misiones. El candidato José Hernández ha dicho que "en Trujillo el chantaje pega más y hay municipios donde las misiones tiene incidencia del 80%". Aunado a que el uso ilegal de los recursos públicos en la campaña no tiene ningún control por parte de la Contraloría ni la Fiscalía.

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar