Compartir
| INSEGURIDAD

"Estado delincuente"

Marcos Tarre y Carlos Tablante exponen en una amplio estudio sobre la violencia cómo la corrupción y el crimen organizado tienen alta incidencia en los índices de homicidios. Por Francisco Olivares

imageRotate
De los 21.692 homicidios cometidos en 2012, 55% están vinculados al crimen organizado, especialmente a través de las bandas armadas que operan desde la barriadas populares. FERNANDO SANCHEZ
EL UNIVERSAL
domingo 8 de septiembre de 2013  12:00 AM
Resulta complejo explicar por qué Venezuela en cuestión de 14 años pasó de tener índices de criminalidad envidiables para el continente, de menos de 20 asesinatos cada 100 mil habitantes, a una tasa de 73 asesinatos, ocupando uno de los índices más altos del mundo para llegara en 2012 a 21.692 homicidios de acuerdo a las cifras manejadas por el Observatorio Venezolano de la Violencia.

A juicio del escritor y experto en seguridad, Marcos Tarre, los altos índices de criminalidad presentes hoy en la vida venezolana están relacionados con el auge del crimen organizado en una siniestra ecuación que se origina en la corrupción, que deviene en el fortalecimiento del crimen organizado y que a su vez genera entre 34% a 55% de los homicidios que se cometen en el país. "En Venezuela no tenemos situaciones extremas como los carteles mexicanos de la droga, pero tenemos índices delictivos más altos que México. A su juicio detrás de eso está la corrupción, que el sociólogo y experto en temas de violencia, Roberto Briceño León, atribuye a la ausencia de instituciones y a la falta de autonomía de los Poderes Públicos, entre otras causas. Para Marcos Tarre, en Venezuela hay una aceptación social del tema de la corrupción.

Carlos Tablante, quien se ha ocupado del estudio del crimen organizado en Venezuela precisa que en los barrios de las principales ciudades del país existe una economía subterránea que se mueve con capitales ilícitos relacionados con el tráfico de drogas, el secuestro, la extorsión, el sicariato. Estas organizaciones delictivas se disputan el control de los territorios, el control de las actividades ilícitas y el dinero que mueve. El enfrentamiento permanente entre ellos generan una situación de violencia que nuestras estimaciones indican que aportan 40% de los homicidios en el país.

Ambos expertos: Carlos Tablante y Marcos Tarre, acaban de publicar un libro con el título de "Estado delincuente" que contiene un amplio estudio sobre el crimen organizado. El libro, cuya primera edición desapareció "misteriosamente" de las librerías apenas horas de haber sido distribuido, acaba de ser entregado a las librerías en su segunda edición.

Allí exponen que, al lado del rol que ocupa la corrupción en esa ecuación de violencia, otro factor que ha propiciado la expansión de la delincuencia organizada deriva de la tolerancia y hasta complacencia gubernamental frente a la existencia de grupos irregulares armados en Venezuela tales como las Fuerzas Armadas Bolivarianas de Liberación (FBL) o los llamados colectivos como La Piedrita, Carapaica, y otros grupos de base que tras la cara política controlan los mercados locales de la droga , tráfico de armas, secuestros y extorsión.

Para Tablante toda esa actividad también se sostiene gracias a que tenemos "un Poder Judicial tomado por la delincuencia organizada. Los juicios, los tribunales, las instancias del Poder Judicial tienen tarifa". Aclara que si bien es cierto que la hegemonía gubernamental del Gobierno sobre el Poder Judicial, se buscó en el plano ideológico y político, ella se transformó en una hegemonía de la corrupción.

Destaca que resulta irónico que el mismo presidente Maduro, quien ha estado 15 años en los puestos más altos de Gobierno, esté hablando de crear leyes especiales para frenar la corrupción, cuando son precisamente ellos quienes han estado a cargo de la tesorería, de la hacienda pública y de los bienes del país.

"Como no ha habido separación de los poderes, esa corrupción ha ido permeando en todas las instituciones y es lo que nosotros definimos como un "Estado delincuente". Es decir, ya no es un Estado paralelo, no es una Estado dentro del Estado, sino que las redes de la corrupción han avanzado y se han extendido en esa especie de hegemonía de la corrupción que se ha adueñado del Estado y que tiene el control de las principales instituciones del Estado".

Armas y crimen organizado

El "Estudio Global de Homicidios 2011" de la ONU, en el capítulo relacionado a armas de fuego, establece la conexión que existe entre el uso de las armas y las organizaciones delictivas. A nivel mundial el informe estima que 42% de los homicidios del año 2010 se cometieron con armas de fuego. En Latinoamérica ese porcentaje es superior 70% pero en Venezuela la cifra asciende a 88% de homicidios con armas de fuego. Esa cifra está vinculada al crimen organizado y puede precisarse al tomar algunas características como el número de disparos que se le hace a la víctima, la parte del cuerpo que se busca afectar o el tipo de arma utilizada.

Las crónicas policiales que se publican en los medios han dado cuenta de esa realidad como: "un presunto confidente de cuerpos policiales fue muerto de 60 disparos en la cara". Según los autores de "Estado delincuente" tales hechos muestran ciertos "ritos" propios de las bandas delictivas.

Una cifra tomada de Instituto de Investigaciones de Convivencia y Seguridad Ciudadana (Incosec) indica que en 45% de los homicidios con armas de fuego, las víctimas recibieron más de 3 disparos, haciéndose regular en el último año homicidios con 50 y 60 disparos.

Otros indicadores lo constituyen delitos como el secuestro y el sicariato los cuales han aumentado sustancialmente en los últimos años. En cuanto al secuestro en el que hay un gran porcentaje que no es denunciado por las víctimas ante las autoridades, de 67 casos denunciados en el año 2000, se pasó a 686 en el año 2010. Asimismo los delitos como enfrentamiento entre bandas, enfrentamiento con las autoridades y venganza, muy relacionados a las bandas organizadas, cubren 42% de los homicidios.

Un dato muy llamativo que indica la ineficiencia del Estado para controlar a las bandas organizadas se da por ejemplo en el tráfico de drogas. A pesar de que en Venezuela ha habido un incremento sustancial en el decomiso de grandes cargamentos de droga, tenemos que por posesión, en el que la mayoría son solo consumidores, fueron detenidos en el año 2010, 17.590 personas, en tanto que por tráfico de drogas solo se realizaron 32 detenciones. Ello explica la ineficiencia del Estado para castigar al traficante y cómo el traficante, que es quien tiene el poder económico, es el que tiene la capacidad de comprar la justicia. Para Carlos Tablante "ellos compran la impunidad y no les llega la justicia".

Boliburguesía y corrupción

En el ámbito internacional existe una clara percepción de la corrupción como un mal asociado a la delincuencia organizada. Transparencia Internacional, organización no gubernamental que tiene su asiento en Berlín, en su último informe mundial sobre "índice de percepción de la corrupción de 2011" al hacer una evaluación sobre 182 países, ubica a Venezuela en el puesto 172 compartiendo honores con Burundi y Guinea Ecuatorial como los países más corruptos del planeta.

Señala Marcos Tarre que en los últimos 14 años, además de que se ha consolidado una delincuencia organizada que podríamos llamar tradicional, existe otra que se ha hecho muy poderosa. Esta última es propiciada por la corrupción y el deterioro institucional. Han aparecido nuevas formas de organizaciones delictivas surgidas de las políticas de controles económicos como el control de cambio, o regulaciones como el contrabando de gasolina, el contrabando de productos subsidiados como la cabilla y el cemento etc. Se han fortalecido organizaciones delictivas ligadas al Estado y ha formado una nueva clase poderosa.

Refiere Carlos Tablante que en Venezuela se ha ido construyendo un "Estado delincuente" que es más poderoso que el Estado constitucional. Asegura que "la red de corrupción que sustenta a ese Estado delincuencial, ha asumido el control de varias áreas, pero en especial, de las finanzas públicas, las cuales ha privatizado por la vía de la corrupción".

Tales redes de corrupción tienen su expresión en los nuevos grupos económicos surgidos en una especie de mestizaje en donde los negocios ilícitos se han ido ligando cada vez más a los negocios lícitos. Y ese mestizaje ha dado lugar a una nueva clase que ha tomado distintos nombres como la "boliburguesía" o los llamados "bolichicos", estos últimos quienes hicieron grandes negocios a partir de la crisis eléctrica. Estos seudos empresarios han sido promotores de la revolución en una suerte de capitalismo de prebendas, acota el autor.

Escándalos que no se resolvieron

En el libro se recogen ejemplos de los negocios que se hicieron desde el Gobierno y que nunca fueron investigados, tales como el de Bariven con la importación de alimentos que se pudrieron por traerlos con fechas de vencimiento próximas, sin garantía y con sobreprecios. El caso del maletín con dólares en efectivo enviados por el Gobierno para la campaña de Cristina Kirchner nunca se investigó. Makled y su red de funcionarios y militares comprados. Igualmente describe cómo funcionarios que tienen la discreción de asignar las divisas facilitaron lo que el propio ministro Jorge Giordani denunció cuando dijo que descubrió que 20 mil millones de dólares fueron importaciones ficticias de empresas de maletín. Una denuncia del propio ministro de la que no hay responsables a pesar de que el Gobierno maneja en detalle la información sobre las personas y las empresas fantasmas.

Como ejemplo de impunidad, el libro menciona el caso de Alejandro Andrade, ex tesorero nacional, cuyo nombre no aparece en ninguna de las investigaciones realizadas con las operaciones cambiarias, y los bancos quebrados, a pesar de haber sido uno de los principales responsables de las finanzas públicas. "Se trata de un ex funcionario de origen humilde, súbitamente convertido en un ostentoso millonario". La estructura de negocios con bonos, con notas estructuradas, produjo enormes ganancias derivadas del diferencial del dólar oficial y el dólar paralelo, con los dineros del Estado, con los depósitos que recibían de parte de Andrade quien estaba a cargo de la tesorería y a su vez era presidente de Bandes y Banfoandes. Con los depósitos gubernamentales se compraron compañías de seguros, medios de comunicación y otras propiedades. Esas actividades no se pueden realizar sin el entramado y complicidad necesaria del el alto funcionario del Gobierno que maneja el dinero, indican los autores.

@folivares10

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (22)
páginas:
1 | 2 | 3 |
Por julio navas
28.09.2013
9:49 PM
que dolor venezuela otrora prospero pais llevado al limite de la miseria por un loco demagoogo de dos pesos le siguio otro de la misma madriguera y asi hasta que el pueblo ya cansado de tanta ignomia se va a levantar y arrasara con la famosa revolucion bolivariana que lo unico que le ha traido es desgracia tras desgracia ojala sea pronto
 
Por lilia white
28.09.2013
5:42 PM
CUAN INCREIBLE HISTORIA, HASTA DONDE HEMOS LLEGADO! LO PEOR ES QUE EL GOBIERNO NO HACE ABSOLUTAMENTE NADA PARA CAMBIAR LA BARBARIE QUE TENEMOS HOY EN VENEZUELA. DUELE MUCHISIMO SABER LA VERDAD, DA PENA, HORROR Y TRISTEZA SABER QUE LA AMADA PATRIA SE ACABO.
 
Por pedro de jesus nieto hdez
23.09.2013
12:28 AM
Señores para su informacion ya la D.E.A. tiene en su poder al tesorero del Bastardo de Hugo Chávez, y el tipo va a cantar hasta el himno Venezolano de todos los ca pos del gobierno de los rojillos , y van a ver la lista y los nombres de estos ilustres servidores Públicos que son los que han dejado en la ruina A Venezuela y que aparte han traicionado la República por sus nexos con el crimen organizado ahora si se les va aparecer el pajarito a Inmaduro y al dios dado y su combo, y ahí si van a chillar cuando les confisquen todos esos dineros malhabido, y que son propiedad, de el pueblo Venezolano, y aparte corran la misma suerte del General Noriega , el hombre fuerte de Panamá, buenos señores digamosle aCapriles que gobierne bien , porque Dios siempre castiga al malvado, para el no hay imposible , que rápido acudió a los ruegos de este País, ahora que quiten a estos bastardos rojillos , portemonos todos bien para que salgamos bien libra dos de todo lo que hay que hacer por la patria
 
Por franz Kollin
22.09.2013
9:30 AM
El chavismo ha generado una sociedad que lucha diariamente por la supervivencia. El desabastecimiento y la superinflación conllevan al común denominador de los venezolanos a una situación de desesperación en busca de satizfacer las necesidades primarias, a cualquier precio. Los modales de una ciudadanía urbana se pierden totalmente. Urbanidad significa, visitar museos, bibliotacas, parques, conciertos etc. Todo eso se ha perdido en Venezuela y las ciudades se han convertido en aglomeraciones sin urbanidad, donde florece la delincuencia, la corrupción institucionanalizada. El daño que ha causado el populismo chavista es hasta peor que el deterioro económico y será el mayor obstáculo para cualquier gobierno post-chavista para retablecer un estado de derecho y una sociedad civilizada.
 
Por Juan Antonio Rodríguez Barroso
15.09.2013
12:13 PM
En realidad NO HAY corrupción.. es tan sólo una "sensación" de la misma...
 
Por jhonny barrientos
14.09.2013
3:33 AM
ESTO ES CULPA DE LA RADIACION SOLAR JAJAJAJA DIRIA CHAVEZ O MADURO
 
Por Jorge ospina
12.09.2013
6:30 PM
es culpa de Uribe, y el imperio yanky
 
Por Arnoldo Romero
11.09.2013
7:10 PM
@ Pedro LopezEpa enchufao, el problema es que la "sensación" ahora es más fuerte...
 
Por Alonso Antonio Reyes Izarraa
11.09.2013
1:11 PM
Será que para investigar estos casos que se nombran en este libro,es que Maduro quiere la habilitante? cuántos más habrán por allí que le rodean el solar. Estado delincuente revolución delincuente también.
 
Por Bernardo Neher
11.09.2013
11:24 AM
Máxima confirmación de la contaminación a que estamos sometidos. Contaminación delictiva, pudrición moral...
 
páginas:
1 | 2 | 3 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
 
Cerrar
Abrir