Compartir

Contra la impunidad

EL UNIVERSAL
domingo 28 de julio de 2013  12:00 AM
La fotografía del rostro desfigurado, sangrando y en carne viva de Ehiser Vásquez es una imagen que se convirtió en un símbolo de la saña con que los cuerpos de seguridad enfrentaron las protestas del 15 y 16 de abril en Barquisimeto.

El joven de 19 años se había refugiado en los jardines del Sambil de esa ciudad cuando la GNB comenzó a disparar bombas y perdigones en contra de los manifestantes. Una de las tanquetas remontó la rampa de acceso al Sambil y se colocó a unos metros encima de Ehisler. Un disparo en la espalda le anunció que la cosa era contra él. Adolorido levantó la cabeza y en ese momento vio cómo una boca de fuego emanaba de las ventanillas de la tanqueta y le quemaba el rostro. Al palparse sintió la tibia humedad en la cara y la viscosidad de la carne. Pensó que no saldría vivo de allí. Afortunadamente la tanqueta se alejó y sus compañeros lograron rescatarlo y moverlos hasta un dispensario de primeros auxilios que tiene ese centro comercial en su interior.

Tres cirugías le han sido practicadas y una de ellas fue grabada por la Fiscalía. Aún con cuatro perdigones en el cuerpo Ehiser Vásquez se ha convertido en uno de los promotores de Fundación Justicia y Paz, organización que se ha ido formando con las víctimas de aquellos sucesos. Junto a otros que sufrieron agresiones similares como Jackson Escalona, Andrés Colmenares no han cesado de acudir a las diversas instancias a realizar las denuncias correspondientes pues consideran que, a pesar de las amenazas que han recibido, la denuncia debe sentar un precedente para detener ese tipo de acciones que buscan criminalizar la protesta.

Aunque subestimados por la Fiscalía General, cuya titular, Luisa Ortega D´iaz, quien declaró que sólo dos denuncias por maltrato "proceden" relacionadas con las protestas en Barquisimeto, han consignado pruebas y testimonios en la Fiscalía de la región.

Adicionalmente cerca de 100 víctimas de los sucesos de abril, sus casos, testimonios y expedientes, están siendo procesados por varias ONG como Provea, Cofavic y el Foro Penal. Asimismo se han tomado tiempo para visitar embajadas, periodistas del exterior y se han reunido con figuras internacionales que se ocupan de los Derechos Humanos. El Foro Penal, presidido por el abogado Alfredo Romero ha llevado 107 de estos casos a la Corte Penal Internacional.

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar