Compartir
EXPEDIENTE | ELECCIONES

El ajedrez de la MUD

A un mes del 14-A, la oposición transita el camino legal para intentar demostrar que las presidenciales deben repetirse. El CNE ni les responde y ahora todo está en manos del TSJ. Por Oscar Medina

imageRotate
El CNE no ha respondido a las exigencias de Capriles y el Comando Simón Bolívar
Contenido relacionado
EL UNIVERSAL
domingo 19 de mayo de 2013  07:33 AM
La misma madrugada del 15 de abril los dos candidatos pidieron al Consejo Nacional Electoral hacer una auditoría completa al proceso: uno, Henrique Capriles, porque asegura que el resultado es diferente al anunciado y el otro, Nicolás Maduro, para despejar toda duda sobre su triunfo y afianzar su piso político. Pero al día siguiente, como se sabe, Maduro cambió de opinión.

Lo primero que hizo el equipo de la Mesa de la Unidad Democrática el 15, fue presentar al CNE -y por escrito- la solicitud de que se abstuviera de proclamar a un ganador en vista de las más de 3 mil incidencias reportadas que podían haber afectado la elección y ante el hecho de que Maduro también había pedido el reconteo de votos. Ese documento dirigido a Tibisay Lucena lo escribió Carlos Vecchio y fue recibido en el CNE a la 1:26 de la tarde, según se ve en el sello húmedo.

"No solo no nos respondieron formalmente esa solicitud, sino que proclamaron a Maduro ese mismo día", señala Ramón José Medina, secretario adjunto de la MUD.

Tras escuchar a Maduro en su discurso de aceptación, Capriles acusó de inmediato: "Ayer dijo que estaba dispuesto a contar, ustedes lo escucharon. Hoy se está haciendo el que no dijo eso. Bueno, por eso el pueblo le puso el nombre de mentira fresca. Usted, candidato, le dijo al país que estaba en disposición de abrir 100 por ciento de las cajas. En este momento usted es el responsable de la paz en el país, de resolver este conflicto político".

Con eso dio inicio a un ajedrez legal que se lleva a cabo más allá de la estridencia de la vocería política y que -hay que decirlo- da la impresión de ser una partida en solitario, con la MUD sentada sola ante el tablero.

El 16 de abril el Comando Simón Bolívar presentó un nuevo escrito ante el CNE para solicitar al organismo una serie de registros técnicos muy específicos referidos al proceso de votación, a "la autenticación biométrica de los electores", las bitácoras de transmisión de las máquinas y -entre otras cosas- que se revisara "la existencia de posibles huellas duplicadas" entre los votantes del 14 de abril o lo que se conoce como la "Auditoría de no duplicidad de huellas dactilares de electores" que había sido acordada con anterioridad.

Para entonces ya habían ocurrido los episodios de violencia que dejaron muertos que hoy se usan como bandera política. El 16, Henrique Capriles convocó a protestar por la vía del cacerolazo, mientras que en la Asamblea Nacional Diosdado Cabello negaba el derecho de palabra a los diputados que no "reconocieran" a Maduro como nuevo Presidente de la República. La Fiscal General también habló: "solicitaremos que se de inicio a una averiguación penal a Capriles por la violencia generada en el país".

Esto es lo que pido

Con membrete del Comando Simón Bolívar y firmado por Capriles, el 17 de abril el CNE recibió un documento de cinco páginas con el que el aspirante opositor ratificó de manera formal su solicitud de la "auditoría a la totalidad de los instrumentos de votación de las elecciones presidenciales".

La arquitectura legal de la petición se sustenta en la Constitución Nacional (Artículos 51, 293 y 294); la Ley Orgánica del Poder Electoral (artículos 2,3,4 y numeral 31 del artículo 33); la Ley Orgánica de Procesos Electorales (artículos 3, 156, 200 y 201) y en la Carta Democrática Interamericana (artículos 2, 3 y 6).

El texto aclara que la auditoría que se pide no es lo mismo que el proceso de "verificación ciudadana" previsto en las normas. El Comando Simón Bolívar es claro en su pretensión: "(...) se trata de una auditoría que busca verificar la coincidencia que debe darse entre la información electrónica del sistema automatizado de votación, los cuadernos de votación, las actas de escrutinio y las papeletas contenidas en las cajas de resguardo del comprobante del voto, para lo cual solicitamos la apertura del cien por ciento de las mismas, de acuerdo a un cronograma y protocolo acordados previamente".

Y piden algo más: "(...) la auditoría de los reportes de identificación de huellas dactilares generados por los dispositivos de autenticación integral y de las planillas de incidencias".

Más adelante, ofrecen argumentos sobre irregularidades denunciadas antes y durante la elección, muchas de las cuales -señalan- podrían haber incidido en el resultado final dada la estrecha diferencia entre los candidatos Maduro y Capriles. Por lo tanto reiteran y puntualizan lo requerido: "Abrir todas las cajas de comprobantes de voto. Contar todas las papeletas de votación. Comparar el resultado del conteo con el acta de escrutinio del CNE. Contar todos los electores que sufragaron según el cuaderno de votación. Verificar la autenticidad de todas las firmas y todas las huellas estampadas en los cuadernos de votación. Verificar las incidencias registradas por mesa provenientes del SAI, en los siguientes aspectos: Cantidad de electores sin miembros superiores que votaron; Cantidad de electores sin huellas dactilares almacenadas en la máquina que votaron; Cantidad de electores que votaron, aun cuando no hubo coincidencia de sus huellas (No-match). Revisión de las actas de incidencia en cada mesa. Realizar cualquier otra verificación que asegure el principio un elector, un voto".

Esa es la auditoría que esperaba conseguir Capriles, la que -según él- no dejaría dudas sobre el proceso. Pero el CNE optó por otra vía.

Que anulen todo

"Hasta el 18 eso era lo que pedíamos", apunta Ramón José Medina, coordinador del equipo de abogados y técnicos que trabaja para la MUD. Las señales se dieron a partir del 19, después de que algunos países miembros de Unasur reunidos de emergencia para discutir sobre la situación de Venezuela, celebraran la decisión de auditar el 46% de las mesas que no habían pasado por la verificación ciudadana. Ese día, como se sabe, se juramentó Nicolás Maduro como Presidente de la República.

El día 22 la MUD solicitó respuesta formal a los requerimientos ante el CNE. Todavía están esperando. "Durante mucho tiempo se aceptó por parte del CNE una suerte de informalidad en la que todo se hacía a través de anuncios ante la prensa o a través del rector Vicente Díaz", explica Medina: "Ese ha sido el estilo de Tibisay Lucena: la informalidad. Es algo que le permite relajar las normas y que implica que al no tener decisiones o actas por escrito, se impide con eso o se obstaculizan las nuevas acciones legales". También fue ratificada la solicitud de auditoría en un documento que hizo énfasis en aspectos técnicos detallados. También fue el día en que la MUD advirtió que no participaría en una auditoría a medias. El 24, Capriles lanzó un "ultimátum" al CNE para que comenzara, al día siguiente, la auditoría al 46% de las mesas no verificadas.

En un mensaje grabado y transmitido en cadena el sábado 27, la rectora Tibisay Lucena, finalmente informó que era "imposible" hacer la revisión en los términos planteados por Capriles. El 30 el Comando Simón Bolívar solicitó por escrito una copia certificada de la "resolución" mediante la cual el directorio del CNE rechazaba la realización de la verificación de votos. Eso también lo están esperando todavía. Igual que las copias certificadas de "todos los datos e instrumentos físicos y tecnológicos que conforman el material electoral utilizado para las pasadas elecciones presidenciales".

La ruta es larga

Y aquí entró, ahora sí, el factor impugnación. Medina explica que les asiste el derecho a exigir revisiones del proceso ante el CNE: "Y la ley también permite ejercer el recurso de impugnación dentro de un plazo de 15 días hábiles después de la proclamación".

El 2 de mayo Capriles solicitó al Tribunal Supremo de Justicia la anulación de todo el proceso y la realización de nuevas elecciones. La premisa básica esgrimida es que antes, durante y posterior a las votaciones del 14 de abril hubo actos y abusos de poder que afectaron el resultado de los comicios para producir esa diferencia de apenas 1,49% a favor del candidato oficialista. Esto cumple, de acuerdo a este punto de vista, con el numeral 2 del artículo 215 de la ley electoral sobre anular una elección.

El 7 de mayo se añadió otro recurso al expediente, esta vez sobre aspectos específicos: contra las votaciones en 5.729 mesas de votación, contra 21.562 actas de escrutinio automatizadas y un acta de escrutinio de contingencia; además de contra los actos de totalización, adjudicación y proclamación. Todo esto, explica Medina: "Afecta a un número de votos superior al de la diferencia de 1,49%".

Son, entonces, dos recursos contenciosos electorales presentados por la MUD ante la Sala Electoral del TSJ: uno al que se le puede definir como global y el otro, parcial, que tiene que ver con esas 5.729 mesas y las 21.562 actas. "Son distintos, pero con el mismo objetivo", aclara Medina: "Este es el trabajo de un equipo numeroso, con más de 20 abogados de primera línea y creemos que no hay motivo alguno para que no sean admisibles. Si no los admiten, porque ya sabemos quiénes trabajan en el TSJ, sería la peor opción que puede escoger el Gobierno. Estaríamos ante la ratificación de que no quieren entrar a fondo al asunto, tal como hemos visto que no ha querido hacer el CNE".

Y mientras las rectoras del organismo electoral anuncian que en su auditoría no ha aparecido nada extraño ni que evidencie alteraciones en los resultados, otras impugnaciones a título personal se han venido sumando al mismo tiempo que adhesiones particulares a la planteada por Capriles y la MUD. Según explica Medina, la Sala Electoral -cuyo presidente Fernando Vegas Torrealba fue recusado el 17 de mayo por su abierta inclinación política- ya debería haber despejado si admite o no los recursos: "Si no lo hacen iremos al sistema internacional".

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (26)
páginas:
1 | 2 | 3 |
Por yasmira benitez
20.05.2013
11:45 AM
Esto está muy claro como el agua, ellos no aceptan nada porque tienen todas las de perder. El que no la debe no la teme y ellos puess están perdidos. Palante mi flaco nos queda poco para que esos ladrones se vayan
 
Por Hugo Vargas
20.05.2013
11:01 AM
TRATAN DE HACER VER UNA SUCESION DE PETICIONES INCOMPLETAS Y ALARGADAS COMO UN SUPUESTO JUEGO DE AJEDREZ. ES UNA ESTRATEGIA DE DESCONOCER AL GOBIERNO.
 
Por sonia reinoso
19.05.2013
8:37 PM
Diego vega para q lo entiendas capriles pidió auditoría al 100% y no la hicieron o no has leído q fue parcial, además no están auditanto los cuadernos q es donde esta el pequeño problema . El no acepta la manera chucuta en q se hacen las cosas . Si aún no entiendes te invito a leer y a informarte ya q sólo hablas por hablar .
 
Por José Rolando
19.05.2013
6:45 PM
Y yo no entiendo a Diego Vera y demás gobierneros del foro.La auditoría que pidió la MUD no solamente es la verificacion de las papeletas y de las actas, pues eso no tendría sentido ya que obviamente dos procesos almacenados en la misma máquina dan 0 error. Se pide una auditoría de coincidencia de cuadernos de votación y las huellas digitales de los cuadernos y las almacenadas en la máquina. El reporte del Sistema de Autenticación Integrado del CNE, en su reporte de incidencias del 7 de octubre determinó que más de 1 millón 600 mil votantes lo hicieron sin que sus huellas coincidieran con las almacenadas en la máquina y algo más de 1 millón votaron sin tener huellas almacenadas. Además la MUD hace la solicitud basada en la Constitución, dos leyes orgánicas: sistema electoral y poder electoral y en la Carta Democrática Interamericana firmada por Venezuela. Acaso no es suficiente para dudar de los resultados? Por favor, un poquito de racionalidad o es mucho pedir!!!!!
 
Por Diego Vega
19.05.2013
5:30 PM
No entiendo a Capriles, pidió auditoría del 100%, cosa que no hacen en ningún país, se la dieron y ahora no la acepta. Qué es lo que quiere realmente? Por qué no acepta los resultados y se pone a trabajar por Miranda?
 
Por Mario Ruiz
19.05.2013
4:26 PM
Lo contiene la Constitución Nacional venezolana: 'El derecho a discernir, autonomía de credo, pensamiento y militancia política'.-jeje!!
 
Por Nereyda Perez
19.05.2013
3:42 PM
1) la oposición se pidió un conteo del 100 de los votos (papeletas) y Maduro el 14-A acepto. 2) El 15-A Maduro mentira fresca reculo porque el CNE le explico que eso pondría en evidencia la ayudadita que le inventó los 300mil votos a su favor y que Capriles había ganado. 3) Se solicita una Auditoría completa, no chucuta al CNE que sólo accede tras las exigencias de Unasur. 3) inventa el CNE una auto auditoría donde no se revisarían ni los cuadernos, ni se contarían las papeletas porque esos es "caca" pues descubrirían las fallas y el meta fraude. 4) Ayer admite maduro que tiene una lista de 900mil personas que no votaron por El, pues señores a confesión de parte relevo de pruebas. El fraude existe, Maduro no gano y por ello no cuenta los votos y además pretende asustar a los que legítimamente no les dio la gana de votar por El.
 
Por Hector Molina
19.05.2013
3:02 PM
Sr Nicolás , a través de su canciller, por favor solucionen a los muchos Venezolanos que estamos aquí en Brasil esperando se reanude el proceso de CIE de Mercosur. En mi caso, tengo 10 meses esperando por la decisión de parte de Venezuela (costeando mis propios gastos). El Gobierno Brasileiro, solo espera la respuesta de parte de Uds......Hasta cuando tanto Bla Bla.... Por qué todos los países aprobaron ese acuerdo y Venezuela aún nó.....??????????????. Chico, ponte a trabajar y solucionar los problemas de los Venezolanos, como lo hacen los otros países con sus ciudadanos...!!!!
 
Por Carolina Perez
19.05.2013
1:24 PM
Me temo Sr. Linares que el desconocimiento de la norma que ud. alega no excusa el cumplimiento de la misma. UBIQUESE! Esta es Venezuela y las leyes estan para ser cumplidas por todos.Y SI como ud. dice "...a nadie se le puso un arma en la cabeza a la hora de votar..." FUERA CIERTO, como ud. alega,LOS OFICIALISTAS NO ESTARIAN AMENAZANDO ABIERTAMENTE A LOS SERVIDORES PUBLICOS DE BOTARLOS DE LOS TRABAJOS! ASI QUE MIJO! DECIDASE! O ES CHICHA O ES LIMONADA! LA MENTIRA SE LES CAE SOLA! LOS ACOMPANARON INCLUSIVE PARA VERIFICAR QUE VOTABAN POR MADURO BAJO PRESION! HAY TESTIGOS! UBIQUESE!
 
Por Abel Quesada Pacheco
19.05.2013
12:48 PM
Si esta partida ya de hecho ganada por la MUD, fuera suspendida sine die o bien arrebatada por medios chavistas al vencedor, la usaremos en la Venezuela Liberada, para sentar las responsabiidades correspondientes: CNE, TSJ y toda la turba de Miraflores, como decia el Tremendo juez, A LA REJA.
 
páginas:
1 | 2 | 3 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar